Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 19 octubre 2018

Otras dos mujeres acusan a Kavanaugh de agresión sexual

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Otras dos mujeres, una de las cuales se identificó plenamente y contó detalles de su experiencia, dijeron que el candidato nominado para la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos, Brett Kavanaugh, perpetró ataques sexuales cuando fue joven.

Los nuevos recuentos, uno de los cuales ya es investigado por al menos dos senadores demócratas, amenazan con descarrilar la nominación de Kavanaugh, un juez de apelaciones ultraconservador que sigue teniendo el apoyo del presidente Donald Trump.

Las nuevas revelaciones se suman a las que hizo Christine Blasey Ford, quien expresó que Kavanugh la inmovilizó y trató de quitarle la ropa en una fiesta ocurrida hace 36 años en preparatoria. Ford testificará ante el Senado el próximo jueves sobre este incidente.

Uno de los nuevos señalamiento, publicado en el sitio de la revista The New Yorker, es de una mujer que asegura que Kavanaugh colocó sus genitales en su rostro mientras ella estaba en el piso tras haber bebido en exceso en una fiesta en la Universidad de Yale.

La mujer, identificada como Deborah Ramírez, de 53 años y originaria de Puerto Rico, manifestó que Kavanaugh se descubrió la entrepierna, y que le colocó el pene en el rostro, y la forzó a tocarlo sin su consentimiento.

“Brett se estaba riendo. Todavía puedo ver su rostro y sus caderas moviéndose para adelante”, aseguró Ramírez. Ella dijo que antes de ese instante, alguien en la fiesta había mostrado un pene falso de plástico.

Luego, cuando ella estaba intoxicada de alcohol, recordó que inmediatamente después de que Kavanaugh colocara el pene frente a su rostro alguien la alentó a “besarlo”. Ella, criada como una católica devota, afirmó sentirse “avergonzada y humillada”.

Durante el incidente, aseveró Ramírez, ella escuchó a otro estudiante gritar claramente el nombre completo de Kavanaugh, y que éste había colocado su pene en el rostro de ella, identificada entonces como Debbie.

Otro estudiante de Yale, que optó por permanecer en el anonimato, dijo que estaba “100 por ciento seguro” de que había oído que Kavanaugh había expuesto sus genitales a Ramirez.

Kavanaugh negó sin embargo las acusaciones. Indicó que los señalamientos eran simplemente un intento por manchar su buen nombre y su reputación.

A su vez, una vocera de la Casa Blanca, Kerri Kupec, declaró en un comunicado, que esta acusación es “es la más reciente de una campaña de desprestigio coordinada por los demócratas, diseñada para hacer tropezar a un buen hombre”.

Mientras tanto, Michael Avenatti, el abogado que también representa a la actriz porno Stormy Daniels, quien sostiene que mantuvo una relación adúltera con el presidente Trump, reveló que defiende ahora a una mujer agraviada por Kavanaugh.

La mujer, según Avenatii, sostiene que tanto Kavanaugh como uno de sus amigos, Mark Judge, quien supuestamente estuvo en el ataque contra Ford, cometieron violaciones colectivas a principios de la década de 1980.

Avenatti precisó que exigiría presentar este testimonio al Senado, y que más personas fueran llamadas a declarar. Enfatizó: “la nominación debe retirarse”.

Minuto a minuto

Toda la sección