Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 12 diciembre 2018

El supervisor de la investigación sobre injerencia rusa abandona su cargo, según medios

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Rod Rosenstein / Foto: AP

Washington, EEUU (EFE).- El presidente estadounidense, Donald Trump, habló hoy con el “número 2” del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, y se reunirá con él este jueves en Washington, en medio de las informaciones de que el vicefiscal general podría dejar su cargo, informó hoy la Casa Blanca.

“A petición de Rod Rosenstein, él y el presidente Trump tuvieron una extensa conversación para discutir las recientes informaciones”, señaló la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un breve comunicado.

Sanders agregó que “dado que el presidente está en la Asamblea General de Naciones Unidas y tiene la agenda completa de encuentros con líderes mundiales, se reunirán el jueves cuando el presidente regrese a Washington”.

Trump ofrecerá mañana martes su esperado discurso en la Asamblea General de la ONU.

La portavoz salía así al paso de las informaciones reveladas esta mañana de que Rosenstein habría renunciado ya a su puesto verbalmente tras hablar con John Kelly, jefe de gabinete de Trump, antes de que el propio mandatario le despidiera.

La pasada semana el diario The New York Times reveló que Rosenstein propuso en 2017 grabar en secreto a Trump en la Casa Blanca y sugirió convencer a miembros del Gobierno para aplicar el proceso de destitución presidencial, algo que este negó tajantemente en un comunicado en el que calificó esta información de “imprecisa” e “incorrecta”.

Rosenstein es el encargado de supervisar las investigaciones dirigidas por el fiscal especial Robert Mueller sobre la trama rusa sobre supuestos contactos de la campaña de Trump con el Kremlin en las elecciones de 2016.

El diario Axios, que fue el primero en avanzar la información, señaló que Rosenstein renunció ya a su puesto verbalmente tras hablar con John Kelly, jefe de gabinete del presidente de EE.UU., Donald Trump, antes de que el propio mandatario le despidiera.

Otras publicaciones, como la cadena de televisiva CNN o el periódico The Wall Street Journal, apuntaron que el vicefiscal general se dirige a la Casa Blanca para ser despedido, a pesar de que Trump se encuentra en Nueva York, donde está para participar en la Asamblea General de la ONU.

Varias informaciones que salieron a la luz en los últimos días apuntaron que Rosenstein propuso en 2017 grabar en secreto a Trump en la Casa Blanca y sugirió convencer a miembros del Gobierno para aplicar el proceso de deposición.

El mecanismo en cuestión es la Enmienda 25 de la Constitución, por la que se puede deponer a un presidente por considerarlo incapaz de ejercer el cargo y que implica que el vicepresidente tome el mando tras conseguir el apoyo de dos tercios del Senado.

Trump amenazó con efectuar más despidos dentro del Departamento de Justicia y el FBI, después de que se revelara la intención del vicefiscal general.

Rosenstein no tardó en responder a la afirmación y emitió un comunicado en el que tachó la información de “imprecisa” e “incorrecta”.

La noticia se enmarca en un contexto en el que Rosenstein ha sido fuertemente criticado por el presidente por cómo ha gestionado la supervisión de las pesquisas de Robert Mueller, el fiscal especial de la trama rusa sobre supuestos contactos de la campaña de Trump con Rusia en las elecciones de 2016.

El hipotético abandono de Rosenstein, que sería el encargado de un posible despido a Mueller, llega en un momento en el que la investigación parece avanzar significativamente tras conseguir la cooperación del exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, y haber terminado de explotar la colaboración con tres de los imputados.

Trump ha criticado en numerosas ocasiones las pesquisas de Mueller al asegurar que se trata de “una caza de brujas”.

Minuto a minuto

Toda la sección