Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 10 diciembre 2018

Asaltan a dos excursionistas en faldas del volcán Iztaccíhuatl

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El domingo pasado integrantes de la Asociación de Excursionismo y Montañismo del Instituto Politécnico Nacional (IPN) fueron testigos de un asalto que sufrieron dos mujeres en el paraje Loma Corta, en las faldas del volcán Iztaccíhuatl en el Parque Ecoturístico Dos Aguas en Tlalmanalco, Estado de México, por tres hombres armados que tenían cubierto el rostro.

Los ex alumnos del IPN tuvieron que correr para ponerse a salvo porque fueron sorprendidos por los delincuentes que fueron tras ellos. Ese mismo día otro grupo alpino fue atacado por los mismos ladrones en el área boscosa.

Los cinco alpinistas del IPN, cuatro hombres y una mujer, pagaron 50 pesos en el parque para poder llegar a una cascada que se encuentra en la parte superior del lugar.

Cuando iban de regreso escucharon el grito de una mujer y trataron de acercarse para poder ayudarla porque pensaron que se había accidentado.

Siguieron hacia el lugar de donde provenía el grito y observaron que tres hombres tenían sometidas a dos mujeres en el piso.

“Les estaban diciendo que se mantuvieran en el piso, nosotros continuamos bajando hasta que nos dimos cuenta de eso. En ese momento mis dos amigos que estaban más adelante y nosotros tres que nos quedamos atrás también nos tiramos al piso y fue cuando nos dimos cuenta que los tres ladrones se percataron que estábamos ahí”, contó Mario, uno de los montañistas.

Los alpinistas del Politécnico al darse cuenta que los tres asaltantes los habían identificado corrieron hacia la parte de arriba de esa zona boscosa para evitar que los capturaran también.

“Nos echamos a correr y terminan de quitarles sus cosas a las mujeres y se vienen atrás de nosotros también corriendo. Nos gritaban que nos detuviéramos que nos quedáramos ahí. Más adelante porque no fue mucha la distancia que corrimos, porque íbamos hacia arriba de La Loma, hay un cruce, un camino ancho y nosotros nos desviamos y alcanzamos a escondernos entre árboles y maleza.

“Volteo a ver a las personas que nos venían correteando y sinceramente no sabría decir porqué se desvían del lugar hacia donde nosotros nos habíamos escondido y se fueron hacia una cañada y le doy gracias a Dios que no nos encontraron”, narró el excursionista.

Desde el lugar donde se escondieron pudieron ver a los tres hombres, uno robusto y los otros dos más delgados, que estaban armados con un rifle y dos machetes, cubiertos del rostro con paliacates y pasamontañas y llevaban consigo las mochilas con las pertenencias de las dos montañistas a las que acaban de robar.

Estuvieron escondidos durante 15 minutos, aproximadamente, y luego salieron para descender pero por el otro lado de La Loma hasta el paraje de Las Trancas y ahí encontraron a dos elementos de la Policía de Montaña de la Secretaría de Seguridad del Estado de México quienes viajaban en una cuatrimoto.

Los oficiales les indicaron que había reportado un robo a excursionistas, pero era el segundo del día, porque antes otro grupo de alpinistas había sido despojado de sus pertenencias por los tres delincuentes en la misma área boscosa.

Las primeras víctimas eran dos mujeres y un hombre que pasaron por el mismo sendero a los que les quitaron sus cosas de valor. “Los del primer grupo asaltado nos dijeron que les habían quitado los zapatos. Nos dijeron que solo les quitaron sus cosas, no nos dijeron algo más”, recordó Mario.

El grupo de montañistas reclamó a los ejidatarios que están a cargo del sitio la falta de seguridad para los visitantes, no obstante que cobran 50 pesos por cada persona. Luego se enteraron que los policías detectaron a los tres ladrones, pero lograron escapar. Abandonaron una moto en la zona boscosa.

Después de los hechos los alpinistas advirtieron a través de las redes sociales a los otros grupos de montañistas que tomen sus precauciones si visitan esa zona del Estado de México donde los asaltos no han dejado de presentarse, aun con la presencia de la Policía de Montaña mexiquense.

Minuto a minuto

Toda la sección