Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 11 diciembre 2018

Astrónomos descubren posible origen de Oumuamua

Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un grupo de astrónomos identificó cuatro estrellas como los posibles lugares de origen de Oumuamua, un objeto interestelar descubierto en 2017 durante su breve paso por el Sistema Solar.

El hallazgo se dio mediante el uso de datos del satélite estelar GAIA de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

En primera instancia Oumuamua fue identificado como el primer asteroide interestelar conocido, después de varias observaciones, las cuales mostraron que no disminuía tan rápido como debería hacerlo, recibió la clasificación de cometa.

No obstante, la explicación más certera de las variaciones registradas en la trayectoria del objeto es que son generadas por gases que emanan de la superficie, lo que incrementa el parecido a un cometa.

Se sabe que los cometas son restos de la formación de sistemas planetarios, por ello es posible que este pequeño cuerpo helado, haya sido expulsado de su ubicación mientras los planetas estaban en formación.

Para la identificación del hogar de Oumuamua, los astrónomos rastrearon en el tiempo la trayectoria del cometa interestelar, así como, una selección de estrellas que podrían haberse cruzado con el objeto interestelar en los últimos millones de años.

“Gaia es una poderosa máquina del tiempo para este tipo de estudios, ya que proporciona no solo las posiciones de las estrellas sino también sus movimientos”, explicó el científico del proyecto Gaia, Timo Prusti.

El equipo dirigido por Coryn Bailer-Jones en el Instituto Max Planck de Astronomía en Heidelberg, Alemania, analizó siete millones de estrellas.

Los resultados arrojaron la existencia de cuatro estrellas cuyas órbitas habían llegado dentro de un par de años luz de Oumuamua en el pasado cercano, los cuales viajaban a velocidades “bajas” como para ser compatibles con probables mecanismos de eyección.

Las cuatro son estrellas enanas, con masas similares o más pequeñas que el Sol, y tuvieron un encuentro “cercano” con el cometa interestelar entre uno y siete millones de años atrás, publicó la ESA en su página de Internet.

Sin embargo, se sabe que ninguno alberga planetas ni forma parte de un sistema estelar binario, por lo que un planeta gigante o estrella compañera sería el mecanismo usado para expulsar el pequeño cuerpo.

“Aunque todavía es temprano para identificar a la estrella de origen de Oumuamua, este resultado ilustra el poder de Gaia para profundizar en la historia de nuestra galaxia Vía Láctea”, sostuvo Timo Prusti.

Minuto a minuto