Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 20 octubre 2018

Veterinarios usan impresión 3D para salvar a perra con cáncer en Canadá

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Universidad de Guelph, en la provincia canadiense de Ontario, marcó un verdadero hito en el tratamiento de enfermedades graves en animales al utilizar tecnología de la impresión 3D (por tres dimensiones).

Un grupo de especialistas de la facultad de Veterinaria de esa universidad utilizó la tecnología de la impresión 3D, para operar a una perra afectada por el cáncer en su cabeza, reemplazando parte de su cráneo.

El animal, un ejemplar de la raza dachshund (también conocida como perro salchicha), presentaba una deformación, debido a un tumor del tamaño de una naranja, dando lugar a una protuberancia que había alcanzado casi las mismas dimensiones que la bóveda original de esa parte del cráneo de la perra.

Patches, como se llama la perra, fue intervenida quirúrgicamente tras identificar al tumor como un osteocondrosarcoma multilobular, una formación maligna cartilaginosa, que puso en peligro su vida.

Los tumores multilobulares son malformaciones poco frecuentes, aunque pueden afectar indistintamente a machos y hembras de todas las razas. Suelen aparecer en los huesos con superficies lisas extensas y la variable en los cráneos es la más frecuente.

Tradicionalmente, Patches hubiera sido sometida a una operación en la que se debería retirar una parte del cráneo y el propio tumor, para luego colocar un reemplazante del hueso faltante con una pieza elaborada en titanio.

Se trata, en opinión de los propios especialistas, de una intervención de poca precisión, larga y con un costo económico considerable.

Por el contrario, según la codirectora del Instituto de Investigaciones Comparativas sobre el Cáncer y cirujana oncológica veterinaria certificada, Michelle Oblak, la utilización de una pieza diseñada y fabricada a partir de la impresión en 3D cambió toda la ecuación.

“La tecnología ha crecido tan rápido, y poder ofrecer esta pieza increíble, moderna y adaptada a uno de nuestros pacientes caninos fue realmente maravilloso”, sostuvo la responsable del equipo que intervino a la perra en un artículo publicado por la misma universidad, destacó Radio Canadá Internacional (RCI).

En un trabajo conjunto llevado a cabo por Oblak y el equipo de Prototipos Rápidos de Implantes Específicos para Pacientes de la Universidad de Guelph (RaPPID), se llevó a cabo un mapeo de la ubicación y tamaño de la malformación.

A continuación, con la participación de un ingeniero del Centro Sheridan para el Diseño y Fabricación de Tecnologías de Avanzada se creó un modelo en 3 dimensiones de la cabeza y el tumor del animal, para luego realizar una “cirugía virtual”, a fin de poder observar los resultados que una eventual operación “real” podría tener.

Establecida la parte del cráneo de la perra que debería ser removida, Oblak encargó a una firma especializada en impresiones 3D para usos médicos que adaptase los programas informáticos que se usan en prácticas similares en humanos. Juntos crearon la pieza impresa que se utilizaría para colocar en el cráneo del animal.

Según el equipo de la doctora Oblak, la experiencia se constituyó en la primera en su tipo en América del Norte y es de esperar que el procedimiento se extienda en el futuro, hasta convertirse en un nuevo estándar en materia de cirugía animal para el tratamiento de tumores.

Minuto a minuto