Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 16 octubre 2018

Crece polémica por participación de mujeres transgénero en Miss Universo

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Por primera vez, la final Miss Universo, que se llevará a cabo el 17 de diciembre próximo en Tailandia, tendrá dos aspirantes transgénero, Ángela Ponce, de España, y Belguun Batsukh, de Mongolia.

La selección de las participantes ha desatado un sinnúmero de comentarios adversos y a favor sobre la intervención de ambas. La polémica se desató con las recientes declaraciones de Miss Colombia, Valeria Morales, quien dejó entrever que la competencia de Angela y Belguun deja al resto en desventaja.

Aunque el certamen de belleza internacional aceptó desde 2012 en su reglamento que compitan personas en esa condición de género, fue este año cuando provocó inconformidades, luego de que la representante colombiana Morales Delgado criticara la intervención de Ángela Ponce.

Miss Universo es el título de belleza femenina al que se accede a través de un concurso en el que, de acuerdo con los requisitos del certamen, se juzgan de manera integral esas cualidades, entre ellas la elegancia, la personalidad, el porte, la pose, la comunicación, la seguridad al expresarse.

La elección de la mujer más bella del mundo es un proceso largo, en el que cada país interesado en participar y con los derechos de la franquicia, tiene que seleccionar a su representante bajo los requisitos establecidos por la organización del concurso.

Así, Ángela Ponce y Belguun Batsukh cumplieron con todos los requisitos para llegar al certamen internacional, tras ganar el título nacional en sus respectivos países.

La modelo Valeria Morales, representante de Colombia, aseguró que “un reinado de belleza, como es Miss Universo, es para mujeres que nacemos mujeres”, declaración que causó controversia entre todos los sectores de la sociedad a nivel mundial.

Luego de los comentarios a favor y en contra, principalmente en redes sociales, la colombiana intentó retractarse mediante su cuenta de Instagram, al señalar que “si Miss Universo la acepta, yo la voy a recibir con todo el amor, el respeto y la tolerancia que merece”, pero aún piensa que Ponce y ella deben estar en caminos diferentes.

Días después, Ángela Ponce publicó a través de su cuenta oficial de Instagram: “Yo sí la respeto y respeto que esa sea su opinión, pero no quiero llegar a Miss Universo con ningún prejuicio hacia ella ni hacia ninguna otra compañera, quiero vivir una bonita experiencia y, si ella quiere, darme a conocer, así como yo quiero conocerla a ella”.

Ponce, una modelo española de 26 años, nació en el pueblo de Pilas, Sevilla, en 1992 con el nombre de Ángel Mario; estudió informática y peluquería, y se desempeñó como maestra de educación física.

Desde muy joven estuvo en contacto con la moda y comenzó su carrera en las pasarelas de Andalucía; participó, junto con unas amigas en el “casting” para el Miss Cádiz 2015 sólo por pasar el tiempo, pero al final conquistó ese certamen.

Posteriormente compitió en el Miss World Spain 2015, donde abordó la lucha para visibilizar a las mujeres transexuales, sin posibilidades de ganar la corona ya que el reglamento de la justa no permitía que una mujer transexual obtuviera el triunfo.

Para el certamen se tenía que presentar un proyecto social, y fue así como Ponce tuvo contacto con la Fundación Daniela, que ayuda a menores y adolescentes transexuales, así como a sus familias, con la que colabora activamente desde esa fecha.

Después de tres años, Ángela Ponce decidió inscribirse en el certamen Miss Universo España 2018, ya que desde años atrás admitía participantes transexuales y culmino como ganadora el 30 de junio.

Por su parte, Belguun Batsukh es una joven de 25 años de edad orgullosa de representar a Mongolia, país que hará su debut en Miss Universo.

Elegida como Miss Mongolia el pasado 6 de octubre, Batsukh comenzó a participar en diferentes concursos como Miss Belleza 2013 y en Miss International Queen 2018.

Aunque se sabe poco de ella, la participante compartió en su cuenta de Instagram fotografías de cómo lucía antes de su transformación, en las que recibe comentarios positivos de todas partes del mundo que elogian su valor por sus publicaciones y su trabajo.

A pesar de la controversia por su participación en el certamen internacional, Ponce y Batsukh gozan de popularidad y apoyo de quienes siguen de cerca su carrera.

La polémica también envuelve a México, principalmente a Lupita Jones, la única Miss Universo mexicana, cetro que ganó en 1991 en Las Vegas, Nevada (Estados Unidos), por haber declarado a los medios que en este tipo de certámenes sólo deben participar las mujeres.

Esto la obligó a enviar un comunicado escrito y grabado, en el que señaló su postura y manifestó su posición al respecto.

Minuto a minuto