Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 16 octubre 2018

La NASA asegura a Rusia un papel en sus planes de exploración espacial

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, y el director de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dimitri Rogozin / Foto: AP

MOSCÚ, Rusia (EFE).- El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, aseguró hoy que Rusia tendrá un papel en los planes de la agencia estadounidense de exploración espacial, como la vuelta a la Luna y la exploración de Marte.

El responsable de la NASA se reunió hoy por primera vez con su homólogo de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dimitri Rogozin, desde que ambos asumieran sus cargos en abril y mayo de este año, respectivamente.

“Acabo de tener mi primera reunión con el director general Rogozin. Reafirmamos nuestro compromiso a cooperar en la Estación Espacial Internacional (EEI) y abordamos la búsqueda de vida, la defensa planetaria y una presencia sostenible en la Luna”, afirmó Bridenstine en un mensaje de su cuenta de la red social Twitter.

“¡Vamos!”, escribió en ruso el responsable de la NASA -en alusión a la famosa frase pronunciada por Yuri Gagarin antes de iniciar en 1961 el primer vuelo de un hombre al espacio-, animando a la colaboración entre ambas agencias.

Bridenstine quiso además dejar claro, en una entrevista a la agencia rusa Interfax y el diario Kommersant, que está dispuesto a trabajar en el proyecto de una plataforma lunar orbital junto con Rusia conforme al nivel de participación que Moscú decida asumir.

La vuelta a la Luna y la exploración de Marte han sido dos de los objetivos fijados por el presidente de EEUU, Donald Trump.

Sus planes incluyen la instalación de una plataforma orbital cuyo precio de construcción inicial será de 500 millones dólares y que estará lista para el año 2024.

“Ciertamente nos interesa su participación al nivel que Rusia quiera. Queremos que sea una colaboración verdaderamente internacional, de manera que si Rusia está interesada en asumir un papel destacado, eso nos parece bien”, señaló Bridenstine.

La NASA ofreció a finales de septiembre a Roscosmos participar en la construcción de una plataforma lunar, denominada Gateway, pero Rogozin dijo que no aceptaría un “papel secundario” en el proyecto.

“Creo que Rusia no puede permitirse participar en proyectos de otros países en base a papeles secundarios”, señaló durante un encuentro con jóvenes ingenieros espaciales, según la agencia TASS.

EEUU quiere además enviar en un futuro una misión tripulada a Marte, algo para lo que también cuenta con Rusia, según Bridenstine.

Los proyectos de EEUU requieren inevitablemente la participación de socios internacionales, incluida Rusia, indicó hoy cuando visitó el Museo de la Cosmonáutica en Moscú y el Centro de Entrenamiento de Cosmonautas Yuri Gagarin, donde probó un simulador de vuelos, un traje de cosmonauta y se metió en una cápsula espacial rusa.

Admitió que las posiciones de ambas agencias espaciales “divergen a veces” y que tienen “diferentes puntos de vista”, pero recalcó que, pese a ello, “es importante mantener los canales abiertos, mantener el diálogo” y dejar de lado la política, en una velada referencia a las tensiones entre EEUU y Rusia.

Bridenstine, que voló junto a Rogozin a Baikonur, en Kazajistán y donde se sitúa el cosmódromo ruso, dijo que su visita al museo y al centro de entrenamiento ruso le ha recordado la colaboración entre ambos países tras una “carrera espacial” resultado de la Guerra Fría que finalmente dio lugar a programas importantes.

El administrador de la NASA mencionó especialmente el encuentro amistoso entre soviéticos y norteamericanos, el 15 de julio de 1975 en el espacio como resultado del proyecto de colaboración “Apolo-Soyuz” y el programa Shuttle-Mir en los años 90.

“Y ahora colaboramos en la Estación Espacial Internacional (EEI)”, recalcó.

“Ahora, parte de mi misión es asegurar que nuestras dos naciones no solo sigan trabajando juntos, sino que consigamos más juntos de lo que cualquiera de nosotros individualmente podría lograr a medida que avanzamos en nuestros objetivos para (volver a) la Luna y después explorar Marte”, enfatizó Bridenstine.

De momento, mañana asistirá junto con Rogozin al lanzamiento de la Soyuz MS-10, que llevará a la EEI al cosmonauta Alexéi Ovchinin y al astronauta de la NASA Nick Hague.

No ha trascendido de momento si Bridenstine y Rogozin han acordado en su encuentro prolongar el envío de sus astronautas a la EEI en naves Soyuz, dado que el contrato entre Rusia y la NASA para transportar astronautas estadounidenses a la plataforma internacional en las naves rusas vence en abril de 2019.

Lo que sí dijo sobre el futuro de la EEI es que EEUU podría barajar la posibilidad de prolongar las operaciones de la estación hasta 2030 frente a 2024 que prevén los planes actuales, según Interfax.

Minuto a minuto