Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 11 diciembre 2018

Acusado en Gran Bretaña, héroe nacional en Rusia

Alexander Mishkin recibió la máxima condecoración rusa por haber salvado la vida de su comandante en medio de un combate con insurgentes chechenos

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

LOYGA, Rusia (AP) — Alexander Mishkin está acusado de envenenar a alguien con un agente neurotóxico en Gran Bretaña, pero en su aldea natal en el extremo oeste de Rusia, es el orgullo de la comunidad.

Varios habitantes de la remota aldea, ubicada entre densos bosques y pantanos en la región de Arkhangelsk, lo reconocieron inmediatamente al ver fotos de él, después de haber sido acusado por las autoridades británicas de haber envenenado a un ex espía ruso que estaba en Gran Bretaña.

Para los vecinos, Mishkin no es más que un simpático joven del barrio, un “héroe nacional” que siguió una exitosa carrera como médico militar gracias a su empeño y ética laboral.

“Estudió aquí en esta escuela”, comentó Yuri Poroshin, un aficionado a la pintura que vive en Loyga. “Hasta tienen su retrato colgado allí porque es un héroe nacional”.

Poroshin dijo haber escuchado que Mishkin recibió la máxima condecoración de Rusia por haber salvado la vida de su comandante en medio de un combate con insurgentes chechenos.

Según la policía británica, dos miembros de una agencia militar rusa llamada GRU, viajando bajo los alias de Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, usaron la neurotoxina militar novichok para envenenar al ex espía ruso Serguei Skripal y a su hija Yulia, en la ciudad inglesa de Salisbury en marzo.

Esta semana, el grupo investigador Bellingcat identificó a Petrov como el doctor Alexander Mishkin, agente del GRU que había sido condecorado con la más prestigiosa medalla del gobierno ruso. Previamente el grupo había descubierto la identidad real de Boshirov: Anatoly Chepiga, coronel de la GRU.

Bellingcat, quien basó su indagación en los datos del pasaporte, bases de datos residenciales, documentos de propiedad de automóviles y registros telefónicos, determinó que Mishkin, de 39 años de edad, se crió en Loyga antes de mudarse a San Petersburgo, donde estudió medicina en la prestigiosa Academia Médica Militar Kirov.

Algunos vecinos de Loyga corroboraron esa versión y confirmaron que Mishkin fue entrenado como médico militar.

Dijeron que él suele visitar Loyga, donde todavía vive su abuela, una señora de 90 años de edad que continúa practican do medicina.

La esposa de Poroshin, Valentina Poroshina, tiene buenos recuerdos de Mishkin, con quien habló por última vez en un tres hace cuatro años. “Era un buen muchacho, bien educado”, comentó.

También Poroshin inmediatamente reconoció a Mishkin cuando vio las fotos difundidas por la policía británica.

“Sí, ése es él”, dijo Poroshin. “Se parece a su papá y a su abuela”.

Minuto a minuto