Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 16 octubre 2018

“Aztecazo”, el ridículo partido de México ante Costa Rica

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

México contra Costa Rica es una de las rivalidades con más sabor en el área de la Concacaf. Los partidos ante los Ticos generan cierta pasión en la afición, ya que es un equipo que se le suele complicar al Tricolor.

Una de las manchas más representativas de la historia de la Selección Mexicana fue ante Costa Rica. El hecho quedó registrado el 16 de Junio del 2001, en el camino rumbo al Mundial de Corea – Japón.

Se decía que México era invencible en la cancha del Estadio Azteca, pero los centroamericanos demostraron lo contrario, el conjunto mexicano fue vulnerable ante el planteamiento de su rival y la derrota quedó como una de las más dolorosas en su historia, llamándola “Aztecazo”.

El camino de México al Mundial del 2002 no fue el mejor, hubo ciertos problemas en los que, bajo el mando de Enrique Meza, generaron mucha presión y dudas sobre su posible clasificación a la máxima fiesta del futbol.

Previo a su compromiso del Hexagonal Final contra la selección tica, se midieron en juego amistoso contra Inglaterra, en Copa Confederaciones ante Australia, Francia y Corea y en estos cuatro partidos cayeron de manera significativa. La tensión estaba a tope en el vestidor azteca.

Aquel 16 de junio, el juego de México se caracterizó por no tener entrega, por tener un futbol poco vistoso, un conjunto con muchas carencias, por su parte, Costa Rica anunció desde su llegada a la Ciudad de México que saldrían a la cancha del Estadio Azteca a ganar.

José Manuel Abundis marcó el gol que abrió el marcador y que parecía que el Tri tendría un partido sin complicaciones. Pero posteriormente, el encuentro se nubló. El rival identificó las carencias mexicanas y las atacó. Rolando Fonseca empató el marcador con un cobro de tiro libre y al 86′ Hernán Medford le dio el triunfo a Costa Rica.

Cumplieron con la tragedia y México hizo el ridículo, mismo que se recuerda 17 años después como una de sus peores actuaciones.

Minuto a minuto