Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 16 octubre 2018

Prepotente e impuntual, el director de la Estatal

El “jefe Alanís” pasó revista a los agentes destacados y evadió a la prensa

Leticia Nieto / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad Valles.- Esperando la visita del director de la Policía Estatal, Raúl Alanís Beltrán, para el pase de revista, elementos de la corporación de toda la Huasteca dejaron de cumplir con su labor en las calles y fueron concentrados en el auditorio “Gómez Morín”, con la advertencia de no salirse del lugar hasta que llegara el “jefe”, poniendo en riesgo la seguridad de la ciudadanía pues “sospechosamente” desatendieron las obligaciones, al tiempo que hubo varias llamadas de auxilio.

Puntuales a la orden dada desde la Comandancia de Seguridad Pública del Estado, los uniformados llegaron poco antes de las diez de la mañana, aun afuera del auditorio se podía observar a los elementos sacándole brillo a los zapatos y peinándose.

Media hora más tarde fueron llamados a formación, aguantando el sofocante calor del interior del auditorio, que dicho sea de paso, carece de aire acondicionado, por lo que poco a poco fueron deshaciéndose las filas para salir al parque a tomar un poco de aire.

Las horas pasaban y justo a las 12:30 horas, los medios de comunicación fueron invitados a trasladarse a las oficinas de la Comandancia, donde el director estatal daría una rueda de prensa.

Sin embargo, fue hasta después de la una de la tarde cuando el flamante funcionario custodiado con dos nuevas unidades llegó en su Dodge Charger al estacionamiento de la Policía Estatal, donde permaneció unos segundos, sumándose al convoy la unidad que trasladaba al jefe de región Alberto Cerón Esparza para emprender la huida del lugar.

Con un “yo llego a la hora que yo quiera”, “los elementos tienen que aguantar las horas que yo decida esto es disciplina y yo decido en la estatal”, así respondió el “Jefe Alanís” a los medios de comunicación que cuestionaron el retardo al programa de revista, en la cual dijo que le llamaría la atención a los elementos y se les informaría sobre un curso de manejo de vehículos automotores, pues han ocurrido dos accidentes ocasionados por los uniformados.

En un claro acto de prepotencia, el director de SPE pretendió huir de los medios de comunicación que ya lo aguardaban para cuestionarlo sobre los problemas de inseguridad que prevalecen en la Huasteca y que son resultado de la nula vigilancia, la falta de patrullas en todos los municipios y en cambio el uso de las más modernas para su seguridad personal, así como los señalamientos contra el comandante de región por querer “imponer” a los directores de las Policías Municipales.

Minuto a minuto