Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 13 noviembre 2018

Merkel reconoce pérdida de confianza de los electores en la política

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Angela Merkel, canciller de Alemania / Foto: Archivo

BERLÍN, Alemania (Notimex).- La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, atribuyó hoy los resultados negativos para los partidos Unión Social Cristiana (CSU) y el Socialdemócrata (SPD) en las elecciones de ayer en Baviera a la pérdida de confianza de los electores en la política.

Angela Merkel apuntó que cuando no hay esa confianza del electorado en los actores políticos, la economía del país puede ser muy buena pero no es suficiente para movilizar el voto favorable.

Ese es el caso actual de la economía alemana, que se encuentra en auge desde hace varios años, pero ese factor no contó ayer lo suficiente.

La jefa del gobierno alemán recordó que la formación de la actual coalición de gobierno tardó seis meses y fue un proceso negociador muy detallado y difícil, y pesado para el electorado.

Agregó que también fue un factor de peso los pleitos entre los dos partidos de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y CSU. Con ello aludió, sin mencionar nombres ni señalar culpas, a los agresivos ataques del presidente de la CSU, Horst Seehofer, en contra de ella.

Angela Merkel nunca se enredó en un pleito verbal con Seehofeer, sino que permaneció siempre ecuánime, impasible y objetiva.

Merkel declaró que “por ello, la lección que yo saco de la jornada de ayer es que, como canciller federal de la Gran Coalición, debo ocuparme en forma más pronunciada de que esa confianza esté presente y los resultados de nuestro trabajo (de la coalición de gobierno) se hagan visibles”.

La Gran Coalición que gobierna Alemania a nivel federal está integrada por la CDU-CSU y el Partido Socialdemócrata (SPD). De esa manera, Merkel asumió parte de la responsabilidad en la debacle de ayer. Las dos Uniones siempre se unen para las elecciones federales.

La jefa del gobierno alemán agregó que el electorado espera que las dos Uniones (CDU y CSU) actúen de acuerdo y en consenso en la conducción política del país.

El instituto de sondeo electoral, Infratest Dimap, informó ayer que en la encuesta sobre a quien considera el electorado culpable de las fricciones entre las dos Uniones, la respuesta recayó principalmente en Horst Seehofer, mientras que a Merkel se le atribuyó una responsabilidad mucho menor.

El Instituto Forsa de sondeo de opinión, por su parte, informó que sólo el 9 por ciento, una cantidad mínima habría negado su voto a la CSU a causa del descontento con la persona de Angela Merkel. La CSU bávara perdió ayer, de acuerdo a Forsa, los votos de 341 mil de sus electores tradicionales.

Forsa también precisó que los electores socialcristianos que voltearon ayer la espalda a su partido manifestaron que su descontento fue contra la “prepotencia” y la “arrogancia” del presidente del partido y ministro federal del Interior, Horst Seehofer y con el ministro presidente de Baviera, Markus Söder.

A ello se sumó, de acuerdo a Forsa, que hubo votantes socialcristianos que también negaron ayer su voto a la CSU por la cercanía de ese partido con el populista de extrema derecha, Alternativa para Alemania (AfD).

Ese partido de nuevo cuño está pisando muy fuerte en el panorama político y electoral de Alemania y presenta tintes neonazis, es abiertamente xenófobo y antimusulmán.

Horst Seehofer consideró que, mostrando cercanía con las posiciones políticas de AfD, podría ganar electores de ese partido para el suyo. Su análisis era que la CSU había perdido en conservadurismo y por ello pretendió acercar sus posiciones a las de AfD, que es de ultraderecha.

Sin embargo, los resultados electorales de ayer demostraron que su análisis fue fallido.

Una amplia corriente de opinión entre los medios alemanes considera que el futuro de Merkel dependerá en gran medida, en su calidad de presidente de la CDU (Unión Demócrata Cristiana), en el resultado electoral de su partido en dos semanas más.

En 15 días habrá elecciones en otro de los grandes estados alemanes, Hessen. El ministro presidente de Hessen, Volker Bouffier, tiene buenas posibilidades de resultar reelecto. Bouffier, gobierna Hessen en coalición con el Partido Verde, que fue ayer el lganador neto de las elecciones de Baviera.

Minuto a minuto

Toda la sección