Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 17 noviembre 2018

Seguros de casa habitación protegen contra siniestros y cuidan inversión

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex).- La vivienda es uno de los principales activos en el patrimonio, es decir, una forma de ahorro e inversión para preservar los recursos, por lo que es importante protegerla de posibles siniestros como: incendios, sismos, robo o asalto, entre otros.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), una forma de proteger el patrimonio es a través de seguros para casa habitación o de hogar que aseguran la vivienda contra daños en construcción y contenidos derivados de diversas causas.

A través de su portal, la Profeco expuso que antes de contratar se debe saber que el seguro protege la estructura física de la vivienda, así como el contenido, es decir, muebles y accesorios (equipo de cómputo, joyas, obras de arte, entre otros).

En caso de rentar una vivienda, también se pueden proteger las pertenencias, así como contratar una cobertura de responsabilidad civil, para que proteja económicamente si se llega a ser responsable de un siniestro que afecte la propiedad del arrendador.

Asimismo, indicó que de acuerdo con Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los seguros contra daños a casa habitación, pueden proteger de: incendio, rayo y/o explosión de la vivienda; terremoto o erupción volcánica, el cual ampara los daños causados por este tipo de fenómenos naturales.

Mientras que para los fenómenos hidro-meteorológicos, cubre pérdidas o daños físicos directos ocasionados por avalanchas de lodo, granizo, heladas, huracán, inundaciones, golpe de mar, marejadas, nevadas y tiempos tempestuosos.

El seguro de robo y/o asalto, protege por sustracción de objetos de valor y menaje en el hogar; rotura de cristales, ampara el pago de interiores y exteriores, a causa de fuertes vientos o vendavales; contra el robo de joyas, orfebrería, relojes y pieles, que se encuentren dentro del inmueble asegurado.

Cabe destacar que algunos seguros ofrecen beneficios extras como: cerrajería, plomería o reparaciones eléctricas, entre otros.

Recalcó que antes de firmar se debe conocer a detalle los procedimientos de operación, conocer el valor de la construcción, declarar la verdad sobre el valor de la vivienda, ya que si se indica una suma menor a la real, el monto de la prima se verá disminuido, pero también la indemnización.

Así como conocer los riesgos derivados de su ubicación como frecuencia de terremotos, huracanes, inundaciones, entre otros; daños causados a terceros, en caso de que se perjudique a viviendas contiguas con una inundación o incendio.

Además de especificar características, indicar si la vivienda es propia o rentada, el domicilio donde se localiza el inmueble, valor aproximado, número de niveles, tipo de vivienda (casa o departamento), tipo de construcción y acabados, entre otras.

Agregó que se debe comparar antes de contratar, para lo que se puede acceder al portal www.condusef.gob.mx para consultar la sección de cuadros comparativos, así como al sitio web de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Para brindar una idea de costo y características, la Dirección General de Estudios sobre Consumo (DGEC) de Profeco recabó información de sitios de Condusef, respecto a las primas y cuberturas de un seguro para casa habitación con un valor de un millón 500 mil pesos, ubicada en una zona considerada de alto riesgo y otro ejercicio para una zona de riesgo medio.

Precisó que con base en el artículo 44 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, los resultados de las investigaciones, encuestas y monitoreos publicados por la Procuraduría, podrán ser usados por los proveedores con fines publicitarios, sólo cuando señalen de manera visible, clara, veraz y comprobable, el medio y la fecha de publicación y se presente completa al consumidor.

Minuto a minuto