Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 21 noviembre 2018

“¡Conmigo sí le bajas!”: Se encaran Noroña y Miranda en comparecencia de Rosario Robles

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: Tomada de El Universal

En medio de la comparecencia de la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga en el pleno de la Cámara de Diputados, los diputados federales del Partido del Trabajo (PT), Gerardo Fernández Noroña y el ex titular de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda, se encararon y hasta manotearon.

Fernández Noroña gritó desde su escaño para quejarse de las respuestas que daba Rosario Robles en el pleno durante la comparecencia y porque estaba haciendo propaganda a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, cuando es una área que no le corresponde.

La diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Érika Sánchez le gritó que se callara, lo que encendió al diputado petista, quien desde su escaño fue hasta la bancada priista.

Noroña, vestido con un pantalón azul y una guayabera blanca, alzó el brazo derecho y con el dedo índice señalaba a los legisladores del PRI. El pleno hizo un silencio y la presidenta en turno, Dolores Padierna, llamó a la compostura.

Noroña recorrió de abajo hacia arriba el pasillo central en busca de la diputada que le gritó. Luis Enrique Miranda y el coordinador priista, René Juárez, interceptaron a Noroña y se gritaron mutuamente.

“¡Conmigo sí le bajas!”, “¡ya bájale, no estás viendo!”, le gritó Miranda a Noroña, mientras manoteaban. Y es que la diputada Érika Sánchez está embarazada.

René Juárez le quitó el brazo a Miranda, mientras ambos se gritaban. Juárez Cisneros los separó y tranquilizó a Noroña, pero el petista le dijo que le quitara “sus manitas” de su pecho y le dio un par de palmadas en su hombro izquierdo y lo logró tranquilizar.

Otra diputada de también le pidió a Noroña que se tranquilizara y René Juárez lo acompañó hasta la parte más baja del pleno y la tensión no pasó a mayores.

Minuto a minuto