Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 21 noviembre 2018

Dietas balanceadas basadas en plantas mejoran la salud, según estudio

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: AP

Las dietas balanceadas y basadas en plantas pueden reducir las muertes prematuras por enfermedades crónicas en más del 20 por ciento, reveló un estudio de la Universidad de Oxford.

El estudio es el primero en evaluar la relación entre impactos nutricionales y los de carácter ambiental en 150 países del mundo, analizando el impacto de la alimentación en la salud de las personas y en el medio ambiente.

La Universidad de Oxford dio a conocer los resultados de la investigación en un comunicado, en el que precisa que Marco Springmann, del Centro sobre Enfoques de población para la prevención de enfermedades no transmisibles, en el Departamento de Salud de la Población de Nuffield, dirigió el estudio.

“Investigamos los aspectos de nuestras dietas que deberíamos cambiar para mejorar la salud y la nutrición en todo el mundo y al mismo tiempo reducir los impactos ambientales”, explicó el académico.

El estudio consideró tres estrategias diferentes de cambio en la dieta, incluida la sustitución de productos animales por productos basados en plantas, y se enfocaron a las dietas flexitarias (semi-vegetarianas), vegetarianas y veganas.

Algunos de los resultados fueron que reemplazar productos de origen animal por productos de origen vegetal, fue efectivo en países de altos ingresos para mejorar los niveles de nutrientes, reducir la mortalidad por enfermedades crónicas y disminuir impactos ambientales, en particular las emisiones de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, también condujo a un mayor uso de agua dulce y tuvo poca efectividad en países con un consumo bajo o moderado de productos animales.

La adopción de patrones dietéticos sanos, energéticamente equilibrados y predominantemente a base de plantas, condujo a un suministro adecuado de la mayoría de los nutrientes en la mayoría de las regiones, y grandes reducciones en la mortalidad por enfermedades crónicas que iban desde 19 por ciento para dietas flexitarias, hasta 22 por ciento para dietas veganas.

Las dietas balanceadas en energía y predominantemente a base de plantas, también llevaron a reducir los impactos ambientales a nivel mundial y en la mayoría de las regiones.

“Nuestra investigación sugiere que necesitamos una estrategia de cambio en la alimentación, que fomente dietas basadas principalmente en plantas y mejoras en los niveles de peso y la ingesta total de calorías, con la evidencia científica más reciente sobre alimentación saludable”, destacó Springmann.

Minuto a minuto