Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 19 noviembre 2018

Rechaza gobierno argentino investigar a funcionarios que beneficiaron a familia del presidente Macri

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Mauricio Macri, presidente de Argentina / Foto: Archivo

BUENOS AIRES (Notimex).- La vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti, cerró hoy una investigación en contra de funcionarios que intentaron beneficiar a la familia del presidente Mauricio Macri, con la condonación de una multimillonaria deuda que mantienen con el Estado.

El decreto, que fue dado a conocer este martes, provocó una fuerte polémica debido a que, para evitar un “conflicto de intereses”, el propio Macri había delegado en su vicepresidenta la decisión de avanzar o terminar con la causa que, en este parte, tenía un carácter administrativo.

Sin sorpresa alguna, y tal y como ocurre con todas las investigaciones que afectan al gobierno, Michetti rechazó en tiempo récord la apelación que la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas solicitó para evitar que el caso quedara cerrado.

Esto significa que el Estado da por finalizado, sin sanción alguna, el sumario que se abrió en contra de los abogados que participaron en una maniobra que estuvo a punto de beneficiar al Grupo Macri que actualmente manejan los hijos y hermanos del presidente.

En el decreto, que también fue firmado por el jefe de gabinete, Marcos Peña, se asegura que los abogados que estaban bajo investigación actuaron conforme a las instrucciones que les dio el exministro de Comunicaciones Oscar Aguad, “por lo que sus conductas no generaron responsabilidad administrativa que les sea reprochable”.

En febrero del año pasado el periodista Ariel Lijalad reveló que el gobierno había firmado un acuerdo para que el Correo Argentino, propiedad del Grupo Macri, pagara una deuda que mantenía con el Estado desde el 2001.

Dicho acuerdo se firmó en junio de 2016, apenas seis meses después de que Macri asumiera como presidente, y permitía que la empresa familiar pagara 300 millones de pesos por el capital de su deuda, más 300 millones de pesos de intereses, pero nada de eso se informó públicamente.

Al investigar el caso, la fiscal Gabriela Boquín consideró que esta cifra, equivalente entonces a unos 37 millones de dólares, en realidad era una condonación y no un pago, ya que implicaba una rebaja del 98.8 por ciento de la deuda original, dado el tiempo transcurrido (16 años).

Un análisis técnico ordenado por la fiscal concluyó que, en valores actualizados, la deuda equivalía a cuatro mil 277 millones de pesos (unos 285 millones de dólares) y crecía hasta los 70 mil millones de pesos, porque ése sería el monto en 2033, año en el que se pagaría la última cuota acordada.

El escándalo creció de tal manera que el presidente fue imputado judicialmente y su popularidad se vio afectada, por lo que tuvo que anunciar la cancelación del acuerdo y el reinicio de las negociaciones para resolver la deuda del Grupo Macri con el Estado, la cual hasta la fecha no ha sido resuelta.

Minuto a minuto

Toda la sección