Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 14 noviembre 2018

Absuelven a empleados de parque acuático por muerte de un niño

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un niño murió decapitado en el tobogán del juego conocido como “Verruckt” / Foto: AP

KANSAS CITY, Kansas, EE.UU. (AP) — Dos empleados de mantenimiento de un parque acuático en Kansas fueron absueltos el jueves de impedir una investigación en la muerte de un niño de 10 años que fue decapitado mientras bajaba por un tobogán de agua en agosto de 2016.

David Hughes y John Zalsman fueron acusados de obstrucción de justicia en relación a la muerte de Caleb Schwab, quien murió en el tobogán de la atracción Verruckt en el parque acuático Schlitterbahn en Kansas City. La balsa sobre la que iba Caleb voló por los aires y lo envió contra un poste de metal. Dos mujeres en la balsa también resultaron lesionadas.

Hughes y Zalsman son los primeros empleados en enfrentar juicio por el caso.

Los fiscales afirman que los hombres no reemplazaron un sistema de frenos que se había caído del tobogán dos semanas antes y que le dijeron a los investigadores que éste sólo había estado en el tobogán durante las fases de prueba. Videos mostraron que el mismo sistema se utilizó después de abrir la atracción a sus clientes en 2014, dijeron los fiscales.

“Esto no fue un error, fue una conducta intencional calculada”, dijo Adam Zentner, fiscal asistente de Kansas.

Las balsas de Verruckt tenían una caída de 17 pisos a velocidades de hasta 110 kilómetros por hora (70 millas por hora), seguida por un aluvión sobre una pendiente y un descenso de 15 metros (50 pies) a la piscina final. Al jurado le dijeron que la intención del sistema de frenos era desacelerar las balsas al llegar a la pendiente.

Minuto a minuto