Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 21 noviembre 2018

Arabia Saudí pagó 100 millones de dólares a EEUU en medio de crisis por desaparición de periodista

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El periodista Jamal Khashoggi desapareció al entrar al consulado saudí en Estambul, Turquía / Foto: AP

Washington, EEUU (EFE).- El Gobierno de Arabia Saudí transfirió 100 millones de dólares a Estados Unidos en medio de la crisis provocada por la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi, confirmó hoy a Efe un funcionario del Departamento de Estado.

El pago está destinado a operaciones de estabilización en Siria y se produjo el martes, coincidiendo con la visita a Riad del secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, para tratar el caso de Khashoggi, desaparecido el 2 de octubre tras ingresar en el consulado de Arabia Saudí en Estambul.

El citado funcionario aseguró que la visita de Pompeo no está relacionada con el desembolso de los 100 millones de dólares y explicó que el enviado especial de EE.UU. para la coalición internacional contra el Estado Islámico (EI), Brett McGurk, estuvo en Riad el pasado 12 de octubre para abordar el pago.

En declaraciones a Efe, McGurk insistió en que la “transferencia de fondos ha estado en proceso durante mucho tiempo y no tiene nada que ver con otros eventos o la visita del secretario”.

El acuerdo entre EE.UU. y Arabia Saudí para la estabilización del noreste de Siria, donde el EI mantiene algunas bolsas de territorio bajo su control, fue suscrito el 12 de agosto y fue “diseñado” para que el desembolso se efectuara en otoño, tal y como finalmente ha sucedido, detalló McGurk.

Khashoggi fue visto por última vez con vida el pasado día 2, cuando entró al consulado saudí en Estambul para recoger unos documentos que necesitaba para poder casarse con su novia turca, que se quedó esperando fuera del edificio.

El pago de ese dinero por parte de Riad a Washington ha generado críticas entre medios estadounidenses, como The New York Times, que sospechan de que pueda ser una medida de presión de Arabia Saudí a EE.UU.

Arabia Saudí, el mayor exportador mundial de crudo, fue el primer país que el presidente estadounidense, Donald Trump, visitó al llegar al poder, y se ha convertido en uno de sus principales pilares de su estrategia en Oriente Medio.

El yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, ha desarrollado una cercana relación con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, y la Casa Blanca aprecia la promesa de Riad de comprar armas estadounidenses por valor de miles de millones de dólares y su dura postura contra Irán, el gran antagonista de ambos en la región.

Kushner, además, ve al príncipe saudí como un reformista que puede ser clave en sus intentos de impulsar un plan de paz entre israelíes y palestinos.

Minuto a minuto