Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 13 noviembre 2018

Cierran cumbre del Brexit sin progreso

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea dieron por concluida la cumbre del Brexit, sin superar el impasse de las pláticas sobre el futuro de las relaciones con el Reino Unido.

Lo único que trascendió de la ministerial de dos días fue la idea de extender el periodo de transición para darle a Londres el tiempo suficiente para garantizar una retirada ordenada.

“Si el Reino Unido decidiera que una prórroga del período de transición fuera útil para alcanzar un acuerdo, estoy seguro que los líderes europeos estarán dispuestos a considerarlo”, declaró el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El jefe del Ejecutivo, Jean Claude Juncker, dijo que alargar el periodo de transición “no es la mejor idea”, pero consideró necesario mantener todas las opciones abiertas para garantizar “la mejor salida posible”.

“No tener acuerdo sería muy peligroso tanto para el Reino Unido como para la UE”, advirtió el veterano funcionario luxemburgués.

Cuando invocó el Artículo 50 del Tratado de la Unión, la primera ministra británica Theresa May, fijó como fecha de salida el 29 de marzo de 2019 y un periodo de implementación del acuerdo que llegaría a su fin a finales de diciembre de 2020.

Pero conforme las conversaciones han avanzado, se ha hecho evidente que el plazo trazado es insuficiente para encontrar la fórmula que evite una nueva frontera dura entre la República de Irlanda y el territorio británico de Irlanda del Norte.

La prórroga podría darle a Londres el tiempo requerido, pero también resucitar contenciosos que cuentan con un entendimiento, como la factura de salida.

Los expertos prevén que el aplazamiento implicaría alargar las obligaciones presupuestarias británicas con respecto a los compromisos presupuestarios con la Unión.

May sostuvo que la idea no es nueva, incluso se ha discutido al interior de la Cámara de los Comunes, y precisó que se utilizaría exclusivamente para resolver temporalmente la cuestión de la frontera irlandesa.

“No estamos aquí proponiendo una extensión del periodo de implementación. Lo que estamos haciendo es trabajar para garantizar una solución al problema del backstop en Irlanda del Norte”, detalló.

Precisó que el arreglo consistiría en ampliar el plazo “por pocos meses”.

Se esperaba que en la ministerial dejara el acuerdo de salida listo para firmar, pero la reunión “terminó sin avances decisivos”, reconoció Tusk.

El titular del mayor órgano de decisión de la UE, aseguró que las negociaciones continuarán “con espíritu positivo” y reiteró que convocará una cumbre extraordinaria en noviembre si existen las condiciones para cerrar un acuerdo.

Durante la cena de trabajo del miércoles, los mandatarios europeos escucharon la intervención de May. Para algunos resultó decepcionante al no presentar propuestas frescas para destrabar la negociación.

Ante los medios, la primera ministra británica defendió su posición, asegurando que conforme se estrecha la brecha de negociación las posiciones se endurecen haciendo más difícil la solución de los temas más cruciales, como la frontera irlandesa y el futuro marco de relaciones comerciales.

Minuto a minuto

Toda la sección