Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 21 noviembre 2018

España confisca propiedades al desmantelar red venezolana

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

MADRID (AP) — La policía española arrestó a un exfuncionario venezolano y el yerno de un dirigente opositor en el exilio y además confiscó más de 115 propiedades al desmantelar una red que presuntamente adquiría propiedad raíz en España para lavar fondos ilícitos venezolanos, se informó el jueves.

Antonio Ledezma, exalcalde metropolitano de Caracas, confirmó que su yerno, el empresario argentino Luis Fernando Vuteff, estaba entre los cuatro arrestados anunciados el jueves por la policía española.

La Policía Nacional dijo en un comunicado que se han emitido órdenes de arresto internacionales para otros tres sospechosos. No identificó a los detenidos ni a los buscados.

Añadió que las propiedades confiscadas, con un valor estimado de 60 millones de euros (68.9 millones de dólares), incluyen un hotel, decenas de departamentos y un complejo de 60 fincas de lujo en el balneario de Marbella.

Según fuentes al tanto de la investigación, también fueron arrestados dos socios de Vuteff y de Nervis Villalobos, un ex viceministro de Energía venezolano.

Villalobos, que inició su carrera como ingeniero en una empresa estatal de electricidad antes de ser funcionario del gobierno del difunto presidente Hugo Chávez, había salido recientemente en libertad bajo fianza mientras se lo investiga por otro caso de sobornos.

El exfuncionario venezolano también es requerido por Estados Unidos por su papel en una conjura de contratos a cambio de sobornos que robó miles de millones de dólares a la petrolera estatal PDVSA. España acordó extraditarlo, pero solo después de que rinda cuentas a la justicia del país. Además está acusado de lavado de dinero en una investigación afín en Andorra.

El arresto de Vuteff en un caso de lavado de dinero por funcionarios vinculados con el régimen chavista ha causado sorpresa en la comunidad de venezolanos exiliados. El empresario había encabezado la campaña por la libertad de su suegro, encarcelado y luego sometido a arresto domiciliario por el servicio de inteligencia, que lo acusó de conspiración.

Tras huir del país, Ledezma se radicó en España y se ha convertido en una de las voces más destacadas de la oposición en el exilio al presidente Nicolás Maduro.

El exalcalde dijo a The Associated Press que desconocía cualquier actividad ilícita por parte de su yerno, pero que la “última palabra” la tenía la justicia española.

“Confío que las investigaciones lo liberen de responsabilidad”, dijo Ledezma desde Miami. “En lo personal no mantengo ni he tenido relación alguna con operadores vinculados a las camarillas que han destrozado a mi país”.

El principal sospechoso en el caso, un empresario portugués, es investigado en Estados Unidos por el presunto lavado de 1,300 millones de dólares obtenidos mediante sobornos en contratos públicos, según el comunicado policial.

La policía portuguesa se negó a hacer declaraciones. Sin embargo, el abogado del financista Hugo Bois dijo que en julio acudió con su cliente a la policía cuando la prensa informó que se lo requería en el caso.

El abogado, Pedro Marinho Falcao, dijo al periódico portugués Diario de Noticias que Gois rechazaba todos los cargos y vivía con su familia en la ciudad norteña de Oporto. También dijo que su cliente colaboraba con las autoridades españolas.

Minuto a minuto