Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 13 noviembre 2018

Defiende Grupo Riobóo ante legisladores opción de Santa Lucia

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un representante de Grupo Riobóo defendió ante diputados locales, el proyecto de habilitar dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucia para resolver la saturación del actual Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México.

Durante una reunión técnica con la Comisión Especial para el Desarrollo Aeroportuario Integral del Congreso de la Ciudad de México, el ingeniero Sergio Samaniego aseguró que Santa Lucia resulta más barato que Texcoco.

“La diferencia más grave, es que la primera etapa, las tres primeras pistas cuestan 300 mil millones de pesos, no todo el Aeropuerto de Texcoco, y (para) las cinco pistas en funciones se requiere una inversión de construcción de 70 mil millones de pesos, más 30 o 35 mil millones para adecuaciones viales”, expuso.

Detalló que Santa Lucia costaría 100 mil millones de pesos, más 100 mil millones por la cancelación serían 200 mil millones de pesos, frente a los más de 280 mil millones de pesos que costaría la terminal aérea de Texcoco, solo en su primera etapa y en la segunda, otra cifra similar.

El representante de Grupo Riobóo dijo, además, que la gran diferencia es que el proyecto de Santa Lucia se haría en tres años, mientras que el de Texcoco operaría hasta 2022, con reservas, y 20 años después tendría las seis pistas que se han comprometido.

Samaniego explicó que con tres pistas, Santa Lucia podría atender sola hasta 70 millones de pasajeros, y sumadas a las del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), se daría el servicio hasta 120 millones de pasajeros, que es la meta de Texcoco a 20 años.

“El nuevo aeropuerto, el de Texcoco, va a construir hasta el 2020 dos pistas comerciales y una pista de uso militar, pero lo que está construyendo ahorita son solo dos pistas comerciales y éstas al arranque cerrarían Santa Lucia”, expuso.

Esto, dijo, implicaría que además de tener que atender los vuelos comerciales y de carga con dos pistas, tendría que dar servicio a la Policía Federal, al Ejército, a la Presidencia, “es decir vamos a tener menos pistas que las que tenemos ahora, si el Ejército o la Policía tiene necesidades de volar, van a cerrar una pista para su uso por la razón que esto fuera, emergencias, desastres, DN3”.

Reiteró que con la terminal aérea en Texcoco no será de manera inmediata que se tendrán las seis pistas, sino hasta en 20 años, “pues ahorita se tiene el proyecto de tres, dos que se están construyendo y una más de uso militar que no se ha iniciado”.

Sergio Samaniego insistió que el proyecto que se plantea para la Base Militar de Santa Lucia permitiría junto con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México lograr las mismas posiciones que Texcoco, pero en tres años.

Ante los integrantes de la Comisión, que encabeza el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jorge Gaviño Ambriz, detalló que otro tema son las vialidades de acceso a ambas opciones.

Al respecto dijo que en la actualidad, 82 por ciento de los pasajeros provienen de la zona poniente de la capital del país e ingresan por Viaducto y Circuito, por lo que construir el Aeropuerto de Texcoco hace prevalecer el embudo vial que se genera.

Señaló que esto significa invertir en vialidades para llegar a Texcoco y con el tiempo, si se da atención a 120 millones de pasajeros al año como se plantea en ese lugar, “no nos podríamos mover” al trasladarse 10 millones de pasajeros cada mes.

El representante de Grupo Riobóo concluyó que por esas razones Texcoco no es una opción económica, ni técnica frente a Santa Lucia, donde ya hay estudios técnicos que muestran su viabilidad.

Minuto a minuto