Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 12 noviembre 2018

Harry iza bandera de los Juegos Invictus sobre la Bahía de Sydney

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

SYDNEY (AP) — El príncipe Harry escaló el Puente de la Bahía de Sydney el vienes para izar una bandera y marcar la llegada de los Juegos Invictus, su creación y el foco de su actual visita real a Australia y el Pacífico Sur.

El evento deportivo, fundado por Harry en 2014, comienza el sábado. Le da a personal militar y veteranos de guerra enfermos o heridos la oportunidad de competir en deportes como baloncesto en sillas de ruedas y encontrar la inspiración para recuperarse.

El hecho de que la duquesa de Sussex no tenía previsto subir el puente más alto del mundo con su esposo había llevado a conjeturas de que estaba embarazada. La especulación fue confirmada el lunes cuando Harry y su esposa, Meghan Markle, anunciaron que esperan su primer bebé para la primavera boreal.

Harry, el primer ministro Scott Morrison, cuatro miembros del equipo australiano y la viuda de un veterano de guerra australiano escalaron más de 1,000 escalones de un arco para izar la bandera de los Juegos Invictus Sydney 2018.

“El puente de la bahía de Sydney es un ícono australiano y no puedo pensar en un mejor lugar para izar la bandera”, dijo Morrison en un comunicado.

Durante el descenso, Harry le dio un abrazo a Gwen Cherne, una embajadora de los juegos cuyo esposo Peter Cafe, un veterano de las guerras de Irak y Afganistán, se suicidó en febrero.

“Hablamos sobre salud mental y sobre realmente trabajar en cambiar el modo en que nuestra comunidad global ve la salud mental y lidia con ella”, dijo Cherne.

La bandera ondeará 134 metros sobre la Bahía de Sydney hasta que los juegos terminen el 27 de octubre.

Harry y su esposa estadounidense, antes actriz, asistirán a las ceremonias de inauguración y clausura. Unos 500 deportistas de 18 países competirán en recintos alrededor de Sydney.

Previamente el viernes, la pareja caminó descalza por la Playa de Bondi para reunirse con un grupo de surfistas enfocados en el bienestar mental.

El grupo, OneWave, se reúne semanalmente en un “círculo contra las malas vibras” en la arena.

Mientras el grupo vestía ropa de colores estridentes, Harry y Meghan fueron más tenues, pero su mensaje para el grupo fue claro.

“Están súper apasionados por la salud mental. Están mostrando que la salud mental no discrimina”, dijo el cofundador de OneWave Grant Trebilco.

Charlotte Connell, miembro de OneWave, dijo que Harry habló de sus propias experiencias buscando terapia hace más de 20 años tras la muerte de su madre, la princesa Diana, quien falleció en un accidente automovilístico en París en 1997 cuando él tenía 12 años.

“Harry dijo que no le tomó seis meses, sino 18, encontrar a la persona adecuada con quien hablar. ‘No van a encontrar a la persona correcta para hablar de inmediato'”, dijo Connell.

Tanto Harry como Meghan usan el ejercicio como una herramienta para mantenerse sanos, añadió.

“Aun afectada por el jetlag, ella se levantó por la mañana e hizo yoga a las 4.30 a.m.”, indicó Connell. “Dijo que era muy bueno para la mente”.

Después de Bondi, la pareja realizó una visita inesperada a la Escuela Secundaria para Niñas Macarthur en Parramatta, en el centro de Sydney.

Las alumnas recibieron con gritos a Harry y Meghan, cual si fueran estrellas de rock, en una asamblea escolar.

“Cuando entraron, sentí que el corazón se me detuvo. Su presencia simplemente nos sorprendió a todos”, dijo Rhiannon, una estudiante de 15 años.

La pareja terminó sus eventos del día en reuniones formales con Morrison y el líder de la oposición Bill Shorten.

Harry y Meghan también visitarán Fiyi, Tonga y Nueva Zelanda durante su gira de 16 días.

Minuto a minuto