Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 15 noviembre 2018

Mitad de brasileños cree que puede haber nueva dictadura en su país

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La mitad de los brasileños cree que existe la posibilidad de una nueva dictadura en su país, según un sondeo divulgado hoy, a poco más de una semana de la segunda vuelta electoral, en un proceso en el que el exmilitar derechista Jair Bolsonaro encabeza la intención de voto.

El Instituto Datafolha indicó que un 31 por ciento de la población cree que hay “mucha posibilidad” y un 19 por ciento “hay un poco de posibilidad” de que haya una nueva dictadura en Brasil, donde se produjo un golpe de Estado en 1964 que llevó a los militares al poder hasta 1985.

Esas cifras registran un crecimiento de 11 puntos en el porcentaje de brasileños que cree que puede haber una nueva dictadura en la mayor economía de América Latina respecto a 2014, cuando esa empresa de estudios de opinión preguntó lo mismo a los brasileños.

La encuesta mostró que, pese al demostrado recorte de derechos, encarcelamientos, ejecuciones y torturas contra opositores, un 32 por ciento de la población aún cree en Brasil que el régimen militar “dejó más cosa positivas que negativas”, por 51 por ciento que cree lo contrario y un 17 por ciento que no contestó.

El período de dictadura militar en Brasil (1964-1985) es objeto de debate desde hace meses, porque el candidato de extrema derecha a la Presidencia, Jair Bolsonaro, es un exmilitar y tiene como candidato a vicepresidente a un general que evocó la posibilidad de dar un golpe en el país sudamericano.

Asimismo, Bolsonaro niega que se produjera un golpe en 1964, se declaró nostálgico del régimen e incluso exaltó la figura de un torturador en el Congreso del país.

La expresidenta brasileña Dilma Rousseff –víctima ella misma de las torturas militares- creó en 2011 una Comisión de la Verdad para arrojar luz sobre este período de la historia de Brasil, que junto a Chile (más de tres mil 100 desaparecidos o muertos) y Argentina (más de 30 mil) sufrieron duros regímenes castrenses en la época de la Guerra Fría.

En virtud de una Ley de Amnistía en vigor desde 1979, Brasil es el único país de América del Sur que no juzgó los crímenes de la dictadura, al argumentar que la nación necesitaba pasar la página y avanzar hacia la reconciliación.

La Comisión en Brasil reveló que al menos 434 personas fueron muertas por el régimen castrense.

Minuto a minuto

Toda la sección