Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 14 noviembre 2018

Conoce los niveles de alerta de un ciclón y qué hacer en cada caso

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La temporada de ciclones en México va de mayo a noviembre. Este fenómeno puede ocasionar afectaciones, pero también distribuye la lluvia en zonas áridas y recarga mantos acuíferos, de acuerdo con el Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales (SIAT-CT).

Los ciclones son sistemas atmosféricos de nubes, tormentas y vientos giratorios sobre aguas tropicales. Se forman cuando la temperatura del mar en el área de tormenta supera los 26° C. México es el único país susceptible a los ciclones tropicales en ambos litorales en cualquier momento.

Los ciclones tienen cinco niveles de alerta, los primeros tres son considerados informativos y los últimos dos de emergencia, según el SIAT- CT. En el portal de la Secretaría de Gobernación se encuentra información sobre el sistema, el cual consta de dos fases, “Ciclón acercándose” y “Ciclón alejándose”.

Las recomendaciones en cada una varían, revíselas a continuación: En la fase “Ciclón acercándose” se activa la alerta, sigue los siguientes pasos: en la primera etapa que es azul se detecta la presencia de un ciclón tropical que se dirige a las costas, este nivel representa un peligro mínimo, se recomienda a las personas permanecer atentas a la información meteorológica.

La segunda etapa es la verde y es de bajo peligro, los consejos son podar árboles que pudieran constituir un peligro porque obstruyen cables de energía, proteger con cinta adhesiva en forma de cruz los vidrios y fijar objetos que pudieran ser lanzados con el viento, además de limpiar azoteas y desagües.

La tercera etapa es amarilla y representa un peligro moderado. Las acciones que se deben tomar son: identificar el refugio temporal más cercano, guardar documentos importantes en bolsas de plástico, almacenar alimentos, agua potable y artículos de emergencia.

La cuarta etapa es roja y es de peligro alto, se pide evacuar las zonas de riesgo y acudir al refugio temporal si la vivienda no es segura. En caso de vivir cerca de un río o laguna se debe vigilar el nivel del agua, cerrar puertas y ventanas y cortar suministro de gas y electricidad.

La quinta etapa es roja y es de peligro máximo, se aconseja alejarse de las ventanas, permanecer en el hogar o refugio hasta que las autoridades informen que terminó el peligro.

En la segunda fase de “Ciclón alejándose” se ubican los mismos niveles y aplica para desactivar los niveles de alerta. En fase de peligro máximo se debe permanecer resguardado hasta que se informe que terminó el peligro y mantenerse informado de las instrucciones de las autoridades. En la fase de peligro alto, se debe informar a las autoridades si la vivienda resulto afectada, cuidar que los alimentos y agua se conserven limpios, evitar conducir por carreteras y autopistas y suspender las actividades marítimas y costeras.

En la etapa de peligro moderado se deben extremar medidas de higiene en alimentos, limpiar el entono, desalojar el agua estancada para evitar plagas de moscos, mantener desconectados gas, luz y agua hasta asegurarse que no hay fugas ni peligro. En peligro bajo cuide que alimentos y agua estén limpios, evite caminar por zonas afectadas, pisar cables y materiales peligrosos. Si vives en laderas, pendientes o montañas cuídate de los deslaves. En peligro mínimo, sólo atiende la información meteorológica.

Minuto a minuto