Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 21 noviembre 2018

Desafiante joven palestina encarcelada por Israel se convierte en celebridad internacional

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

JERUSALÉN (AP) — Cuando Israel detuvo a Ahed Tamimi por darle una bofetada a un soldado israelí, probablemente pensó que silenciaría a esta adolescente palestina que tanto revuelo causó con su desafiante actitud. Pero lo único que hizo fue crear una celebridad internacional.

Menos de tres meses después de recuperar la libertad, Tamimi realiza una gira por Europa y el Medio Oriente, donde es recibida como una estrella de la campaña contra la ocupación israelí de territorios palestinos. Ha hablado ante multitudes de personas que la veneran, se ha encontrado con líderes mundiales y fue recibida incluso por el Real Madrid.

Los recibimientos VIP que se le dan frustran a los israelíes y muchos se preguntan si su gobierno no manejó mal el tema.

“Debimos haber sido mas vivos”, dijo Yoaz Hendel, analista y ex portavoz del primer ministro Benjamin Netanyahu.

Tamimi ganó notoriedad internacional el año pasado, cuando enfrentó a un soldado israelí frente a su casa en Nabi Saleh. Lo pateó y lo abofeteó. Luego la emprendió contra otro soldado, en un episodio que fue filmado y que se hizo muy popular en las redes sociales.

La familia de Tamimi ha estado en la mira de Israel por mucho tiempo. Nabi Saleh es una comunidad de unas 600 personas, la mayoría de ellas miembros de su familia.

Por años han montado protestas contra la expansión de un asentamiento israelí vecino, en las que a veces se apedrea a los israelíes, provocando reacciones con gases lacrimógenos, balas de goma e incluso proyectiles reales.

Para los israelíes, los Tamimi son provocadores que tratan de manipular a la prensa y hacer quedar mal a Israel. Un primo, Ahlam Tamimi, participó en un ataque suicida. Para los palestinos, son figuras heroicas que se le plantan firme a Israel.

Pero ningún bando anticipó el desenlace del incidente y de la reacción israelí.

Los militares israelíes dijeron que respondieron cuando los lugareños les tiraron piedras. En el video, Tamimi y su prima, Nour, se acercan a dos soldados. Tamimi les dice que se vayan, los empuja, patea y le da una bofetada a uno de ellos.

Mientras la prima filma todo, llega la madre de Tamimi, Nariman. En determinado momento se interpone entre Ahed y los soldados y también trata de empujar a los israelíes, que no responden. Ahed Tamimi dijo posteriormente que estaba furiosa porque un primo había recibido un balazo de goma de los israelíes en el rostro.

El video comenzó a circular en las redes y Ahed se hizo muy popular. En carteles y murales la presentaban como una Juana de Arco que enfrentaba a los israelíes con su largo cabello rizado rubio.

En Israel el video provocó un escándalo. El ejército elogió la mesura exhibida por los soldados, pero los políticos dijeron que sus soldados habían sido humillados y pidieron medidas severas contra la muchacha. Días después, soldados israelíes irrumpieron por la noche en la casa de Tamimi y se la llevaron junto con su madre. Ambas fueron condenadas a ocho años de prisión.

Israel defiende obsesivamente su imagen, pero a medida que el país se corre hacia la derecha bajo el gobierno de Netanyahu, la diplomacia da paso a la confrontación.

Netanyahu, admirador de Donald Trump, rara vez habla con la prensa a esta altura y a menudo despotrica contra los periodistas por considerar que hacen una cobertura injusta. Tiene amplio apoyo en Israel, pero no tanto afuera.

Semanas después de su liberación, Tamimi comenzó una gira que ya la ha llevado a Francia, España, Grecia, Túnez y Jordania. En todos lados ha sido aclamada.

“No me gusta ser una celebridad. No es una vida fácil. Estoy agotada”, declaró en una entrevista telefónica desde Amán, la capital jordana. “Pero lo que sí me gusta es transmitir el mensaje de mi pueblo. Eso me hace sentir orgullosa”.

Comenzó su gira en París el 14 de septiembre, hablando ante miles de personas en el último día de un popular festival del Partido Comunista. Estuvo en otras ciudades francesas y de allí se fue a Grecia, donde nuevamente fue aclamada al hablar ante miles de personas.

“Su apoyo me da fuerzas para volver a mi patria y seguir luchando vigorosamente contra la ocupación”, manifestó en la oportunidad. “Los pueblos libres se unen para hacer frente al capitalismo, el imperialismo y el colonialismo. Nos somos víctimas. Somos luchadores por la libertad”.

Su familia fue invitada por el presidente tunecino Beji Caid Essebsi para una ceremonia conmemorando el 33er aniversario del bombardeo israelí de la sede de la Organización para la Liberación de Palestina.

En un reflejo de su popularidad, Tamimi recientemente escribió un artículo sobre el tiempo que pasó presa para la edición árabe de la revista Vogue

“Quiero ser una chica de 17 años normal. Me gusta la ropa, el maquillaje. A la mañana me levanto y reviso Instagram”, expresó. “Pero no soy una adolescente normal”.

Israel no ha comentado la gira de la muchacha, con excepción de cuando fue recibida por Real Madrid, incluido el legendario Emilio Butragueño. El club le dio una camiseta con su nombre. Y eso fue demasiado para los israelíes.

El vocero del ministerio de relaciones exteriores Emmanuel Nahshon dijo en Twitter que el recibimiento del club “fue vergonzoso” y que Tamimi “fomentaba el odio y la violencia en una gira de la victoria como si fuese una estrella del rock”.

Israel no quiere meterse mucho con ella por temor a que eso sea mal visto. El viceministro de diplomacia pública y ex embajador en Estados Unidos Michael Orsen se metió en líos cuando admitió que había encabezado una investigación acerca de si Tamimi era “realmente” palestina. Insinuó que su tez clara, sus ropas occidentales y su largo historial de peleas con las fuerzas israelíes hacían pensar que eran provocadores que cobraban por sus acciones. Una investigación, no obstante, confirmó que son palestinos y los israelíes fueron ridiculizados por ponerlo en duda.

La ex asesora legal de la Autoridad Palestina Diana Buttu dijo que Israel quiere que los palestinos se mantengan sumisos a pesar de que se les niega su libertad y que “Ahed demuestra que eso no va a pasar”.

“Israel está molesta porque ella le hace ver al mundo lo injusta que es la ocupación y lo absurdo que es su sistema legal”, señaló Buttu.

Tamimi terminó la secundaria en prisión y desea estudiar derecho en Gran Bretaña. Sueña con representar a los palestinos algún día en la Corte Penal Internacional.

“Las leyes internacionales son una herramienta importante para defender a mi pueblo”, sostuvo. “Estamos ocupados y tenemos que confiar en las leyes internacionales para que el mundo nos apoye”.

Minuto a minuto