Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 14 noviembre 2018

Justicia chilena niega fallo condenatorio contra Arzobispado de Santiago por abusos sexuales

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Fernando Karadima, exsacerdote acusado de abusar sexualmente de menores / Foto: Archivo

Santiago de Chile (EFE).- La justicia chilena negó hoy que haya votado sobre algún fallo condenatorio contra el Arzobispado de Santiago por el caso de abusos cometidos por el sacerdote Fernando Karadima, que hace unas semanas fue expulsado del sacerdocio por el papa.

Así lo confirmó la presidenta de la Corte de Apelaciones de Santiago, Dobra Lusic y de esa forma descartó las informaciones de prensa reveladas el pasado fin de semana.

Este domingo, el diario La Tercera, publicó que la novena sala de esa corte había fallado a favor de la demanda de las víctimas del exsacerdote, Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton.

Siempre en esa línea, publicó también que se había ordenado al Arzobispado a pagarles una indemnización de 450 millones de pesos chilenos (unos 660 mil dólares) por concepto de daño moral.

Lusic aclaró a los periodistas que el presidente de la Novena Sala, Miguel Vásquez, le informó que no ha habido votación alguna y ni siquiera existe un proyecto de fallo al respecto.

Sostuvo que no existe hasta la fecha ni proyecto entregado ni sentencia sobre esta materia “de tal manera que no habiendo de parte de funcionarios de nuestras dependencias que pudieran estar involucrados en filtrar algún proyecto se decidió no iniciar ninguna investigación administrativa porque no lo amerita”, aseveró la presidenta de la Corte de Apelaciones de Santiago.

Los tres denunciantes, que hace algunos meses fueron recibidos por el papa Francisco en El Vaticano, demandaron al arzobispado y han acusado a los cardenales Francisco Javier Errázuriz y Ricardo Ezzati, el primero arzobispo emérito de Santiago y el segundo actual titular de la archidiócesis, de encubrir los abusos de Karadima,

Karadima, a quien los tribunales chilenos consideraron culpable, pero sin condenarle por estar sus delitos prescritos, fue un influyente párroco en un pudiente barrio de Santiago, formador de medio centenar de sacerdotes, de los que cinco llegaron a ser obispos.

Según datos de la Fiscalía Nacional de Chile, actualmente hay 119 investigaciones en curso contra 167 personas relacionadas con la Iglesia imputadas por abusos sexuales y 178 víctimas, de las que 79 eran menores de edad al ocurrir los hechos.

En tanto, el papa Francisco ha aceptado la renuncia de siete obispos chilenos, después de que el pasado mayo los 34 obispos del país presentaron su dimisión al pontífice, tras reconocer que habían cometido “graves errores y omisiones”.

Minuto a minuto

Toda la sección