Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 20 noviembre 2018

Nissan elimina modalidad de crédito para “conductor privado”

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ante el crecimiento en la cartera vencida e incluso fraudes por plataformas que desaparecieron, Nissan Mexicana eliminó la modalidad de crédito para “conductor privado”, es decir, el financiamiento para conductores adscritos a plataformas que ofertan servicios de transporte.

El director general de NR Finance, Rafael Portillo, declaró que la financiera está recuperando una cantidad importante de vehículos, bajo cuyo contrato se llegaron a colocar unas 70 mil unidades, y actualmente el portafolio representa alrededor de 25 mil contratos activos en poco menos de dos años.

La modalidad crediticia denominada “Conductor Privado está eliminada. Estamos replanteando cómo hacerlo…Hay que replantear muchas cosas”, sostuvo.

Consideró que la pulverización del mercado, así como la reducción de tarifas llevó a los dueños de los automóviles a una falta de liquidez para enfrentar las mensualidades de las unidades.

Aclaró que si bien el segmento de crédito a taxistas “es buenísimo”, pues en el promedio de cartera vencida de la industria está en 1.7 por ciento, en los créditos para conductor de plataformas como Uber se duplicó la tasa lo que lo convirtió ya en un segmento riesgoso para la financiera.

Explicó que “lo que ha venido sucediendo es que en el segmento hubo una saturación en la cual la gente empezó a quedar mal con sus compromisos crediticios”.

Refirió que “hubo una cantidad importante de gente que tenía que trabajar muchas horas y eso se tradujo en un incremento significativo en la siniestralidad y hoy ha subido hasta cuatro veces la prima de seguro del conductor privado, e incluso hay muchas aseguradoras que ya no te aseguran en el segmento de conductor privado por la alta siniestralidad que se tiene en ese segmento”.

Subrayó que mientras el promedio de siniestralidad en el segmento de taxistas es de dos al año, en el caso promedio de Uber son siete porque “como el margen se fue apretando, el conductor trabajaba más horas, lo que aumentó la siniestralidad”.

En un principio, indicó, las plataformas tenían muy buenos filtros para los conductores, lo que “desafortunadamente” se eliminó y eso deterioró la cartera, la cual es más riesgosa y es la de mayor morosidad.

Además de que la empresa tuvo que enfrentar fraudes por plataformas que surgieron y que hoy en día ya no existen, con lo que los vehículos están ilocalizables representando un 6.0 por ciento de las 70 mil unidades a la que llegaron a dar crédito.

Minuto a minuto