Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 14 noviembre 2018

Detenido por acoso se defiende recordando que Trump dijo que está bien toquetear a las mujeres

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Washington, EEUU (EFE).- Un hombre acusado de abusar de una pasajera en un avión trató de defender su comportamiento aludiendo unos comentarios del presidente de EE.UU., Donald Trump, quien en 2005 presumió de poder “agarrar por el coño” a las mujeres porque era famoso, informaron hoy la Fiscalía y medios de comunicación.

El acusado es Bruce Michael Alexander, de 49 años, que fue detenido el domingo después de agredir a una mujer en un vuelo de Houston (Texas) a Albuquerque (Nuevo México), apuntó la Fiscalía de este segundo estado en un comunicado enviado a Efe.

Medios locales, como The Washington Post, precisaron que el vuelo era de la compañía Southwest Airlines.

La mujer se quedó dormida unos 15 o 20 minutos después de que despegara el avión y se despertó de repente al percibir que, desde atrás, alguien con unos dedos “gruesos”, “peludos” y “sucios” le estaba tocando su pecho derecho, de acuerdo al escrito de acusación, interpuesto en una corte de Nuevo México.

Al principio, la víctima, identificada con las siglas “C.W”, pensó que era un descuido, pero cuando el hombre trató de tocarla de nuevo, se dio cuenta de que era intencionado.

La mujer acabó enfrentándose al hombre y pidió un cambio de asiento, de forma que acabó el viaje en la parte trasera del avión, según figura en el documento judicial.

Alexander fue arrestado por el FBI en el Aeropuerto Internacional Sunport, en Albuquerque.

En ese momento, después de ser esposado y ya en el vehículo del FBI, Alexander “declaró que el presidente de Estados Unidos había dicho que estaba bien toquetear a las mujeres en sus partes privadas”, detalló el escrito de acusación.

El hombre se refería a un extracto del programa “Access Hollywood”, grabado en 2005 y en el que Trump presumía de que podía “agarrar por el coño” a las mujeres simplemente porque era un personaje famoso.

Ese video salió a la luz en plena campaña presidencial, en octubre de 2016, cuando una veintena de mujeres acusaron a Trump de abusos sexuales.

Alexander ha sido imputado de un delito de “contacto sexual abusivo” que conlleva una pena máxima de dos años de prisión y una multa de 250 mil dólares.

Minuto a minuto

Toda la sección