Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 21 noviembre 2018

Rinden tributo póstumo a sargento muerto en tiroteo en bar de California

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El sargento Ron Helus, del Departamento del Sheriff del condado de Ventura, quien fue una de las víctimas mortales del tiroteo registrado en un bar de Thousand Oaks recibió un homenaje póstumo cuando su cuerpo era llevado en una caravana por autopistas de Los Ángeles, California.

Los restos de Helus fueron trasladados la mañana de este jueves en una carroza, que fue seguida de una larga caravana de vehículos oficiales, desde el Centro Médico Regional Los Robles, en Thousand Oaks, muy cerca de donde ocurrió el tiroteo, al servicio forense del condado de Ventura.

En muchos de los puentes peatonales había decenas de ambulancias, camiones de bomberos y de diversas corporaciones policiacas, en los que los agentes subidos en el toldo de su vehículo despedían con un saludo oficial a la caravana que llevaba el cuerpo de Helus.

El sargento del Sheriff, de 54 años y a quien se le ha calificado como héroe por evitar la muerte de más asistentes al Borderline Bar & Grill, tenía planeado retirarse en breve tras 29 años de servicio.

De acuerdo con fuentes oficiales, Helus pudo comunicarse con su esposa cerca de la medianoche, antes de dirigirse al bar de Thousand Oaks, ante reportes de disparos.

El tiroteo dejó 13 muertos y 25 heridos. Entre las personas fallecidas se encuentran el sargento, así como el supuesto agresor, quien al parecer se suicidó tras el ataque.

Helus fue uno de los dos primeros agentes de la ley que llegaron al bar y tras escuchar disparos decidió ingresar al lugar por la puerta principal, donde recibió varios tiroteos, de acuerdo con el alguacil Geoff Dean.

Un oficial de la Patrulla de Caminos de California que llegó con el sargento dio un paso atrás para asegurar el perímetro hasta que llegaron unidades adicionales, luego sacó a Helus de la línea de fuego, señaló Dean. Helus murió más tarde en el Centro Médico Regional Los Robles.

“Sabían que tenían que tomar medidas y entraron e hicieron lo que tenían que hacer”, dijo el alguacil. Aproximadamente 15 minutos más tarde, un segundo grupo de agentes se reunió y entró en el bar.

Para entonces, el tiroteo había terminado y el sospechoso fue encontrado muerto con una herida de bala. En el interior, 11 personas fueron encontradas muertas a tiros, mientras que otras estaban heridas.

“Conocía los riesgos, pero sabía, como todos sabemos, por qué servimos”, dijo Dean. “Ron era un sargento trabajador y dedicado. Estaba totalmente comprometido. Dio su todo. Y esta noche (…) murió un héroe. Entró para salvar vidas, para salvar a otras personas”.

Minuto a minuto

Toda la sección