Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 19 diciembre 2018

Erdogan tacha de “espantosas” las grabaciones sobre asesinato de Khashoggi

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, catalogó hoy de “espantosas” las grabaciones relacionadas con el asesinato del periodista saudita, Jamal Khashoggi, dentro del consulado de su país en Estambul, incluso sorprendieron a un oficial de la inteligencia de Arabia Saudita.

“Las grabaciones son realmente espantosas. De hecho, cuando el oficial de inteligencia saudita las escuchó, se sorprendió tanto que dijo: este debe haber consumido heroína, solo alguien que consume haría esto”, indicó Erdogan a la prensa que lo acompañaba en su vuelo de regreso de París.

Explicó que Turquía entregó los audios a todos los gobiernos que lo solicitaron, entre ellos Estados Unidos, Francia, Canadá, Alemania, Reino Unido y Arabia Saudita, ya que “nuestro servicio de inteligencia no esconde nada”, aseveró.

Erdogan ha afirmado que está claro que el asesinato de Khashoggi fue planeado y que fue ordenado desde los altos niveles de las autoridades sauditas, aunque consideró que no cree que haya sido responsabilidad del rey Salmán, por quién ha asegurado que siente “un respeto”, según el diario turco Hürriyet.

Sin embargo, según The New York Times, aumentan los indicios de que el príncipe heredero saudita estaba al tanto que iban a matar al periodista, pues en el audio se escucha que uno de los integrantes del comando que mató al comunicador le pide a su superior que informe a “su jefe” que la misión está cumplida.

Este martes, el diario turco Sabah informó que el equipo saudita que fue enviado a Estambul contenía jeringuillas, grandes tijeras, engrapadoras, walkite-talkies y dispositivos de descargas eléctricas, entre otros artículos.

Difundió imágenes tomadas con Rayos X de las maletas de los sauditas cuando pasaron por los controles de seguridad del aeropuerto.

Kashoggi, un columnista del diario The Washington Post y crítico de la corona saudita, fue asesinado el pasado 2 de octubre dentro del consulado de su país en Estambul por agentes llegados de Riad, una muerte que, según el presidente Erdogan, fue ordenado por “el más alto nivel” del gobierno saudita.

Minuto a minuto