Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 10 diciembre 2018

Trump busca suprimir el derecho al asilo a caravana migrante

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Comisión Europea y las principales fuerzas políticas del Parlamento Europeo cerraron filas este miércoles con la “caravana migrante” que atraviesa México con destino Estados Unidos.

Además de expresar solidaridad con la marcha de más de 4 mil kilómetros, las instituciones de la Unión Europea denunciaron los intentos de criminalización, la militarización de la frontera sur estadounidense y los planes de la administración del presidente Donald Trump de suprimir el derecho al asilo y protección internacional.

El llamamiento fue emitido durante un debate celebrado la noche del miércoles en el hemiciclo de Estrasburgo en “respuesta a la caravana de migrantes centroamericanos en la frontera mexicana”.

La sesión tuvo una duración de alrededor de 40 minutos y contó con la intervención de la Comisaria Europea de Justicia, Vera Jourová y de una veintena de eurodiputados.

“Todos estamos de acuerdo en que cada país tiene el derecho a gestionar sus fronteras, pero también en que los derechos humanos de los migrantes hay que respetarlos al máximo y que hay que atender las necesidades de las personas más vulnerables”, declaró la comisaria checa.

Entre la Comisaria y los eurodiputados, con excepción de los miembros de la extrema derecha quienes defendieron la postura de Trump, también hubo coincidencia de que no es una caravana económica, sino humanitaria.

Jourová afirmó que la mitad de la población vive con menos de 5 euros al día en El Salvador, Honduras y Guatemala, un triángulo que registró hasta el 2017 más de 100 mil homicidios.

“Son personas pobres, hambrientas, pero parece que la principal motivación de estas caravanas es el miedo (…) sorprende poco que decidan huir de su país buscando un mejor futuro”, resaltó.

En nombre del grupo más grande, el Partido Popular Europeo, José Inácio Faria, aseguró que la caravana “demuestra que las políticas de asilo y deportaciones en masa realizadas por Estados Unidos y por México en los últimos años han fracasado (…) y que sólo han agravado el caos social del que huyen las personas”.

Por su parte, el eurodiputado del Grupo de los Verdes, Josep Maria Terricabras, recordó las obligaciones de los gobiernos de México y Estados Unidos, entre otras, garantizar las necesidades más básicas e informar al contingente migrante que pueden solicitar asilo o refugio.

“El presidente electo de México tiene ahora mismo la oportunidad de empezar su mandato con una apuesta firme por los derechos humanos”, subrayó el eurodiputado español.

En tanto que el eurodiputado Miguel Urbán Crespo, de la Izquierda Nórdica, exigió ayuda humanitaria urgente, ponerle alto a Trump y que el Parlamento Europeo envíe una misión de observación a la caravana para que se respeten los derechos humanos y de asilo.

La representante del Ejecutivo comunitario se comprometió a reforzar su ayuda para atajar las causas que hacen de Centroamérica una de las regiones más violentas del mundo.

En cuanto a la caravana, Jourová señaló que Bruselas evalúa transferencia de ayuda humanitaria, centrándose en la protección de niños y mujeres contra la trata.

Minuto a minuto