Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 14 diciembre 2018

Le ofrecerán a criminales paz y negocios

Les bastará manifestar su arrepentimiento para ser apoyados

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

CIUDAD DE MÉXICO.- El Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024 propuesto por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, abre la puerta a negociaciones para el desarme y reinserción de integrantes del crimen organizado, incluso, con ofrecimientos a los delincuentes para que dejen de cometer ilícitos y tengan negocios legales.

De acuerdo con el documento del plan, dentro del punto que habla sobre emprender la construcción de la paz, se precisa que ante la imposibilidad de derrotar a diversas expresiones criminales por medios policiales y militares, “resulta imperativo hacer un alto para considerar y debatir la necesidad de emprender un proceso de pacificación con las organizaciones delictivas, y adoptar modelos de justicia transicional que garanticen los derechos de las víctimas, esto es, de leyes especiales para poner fin a las confrontaciones armadas y posibilitar el desarme y la entrega de los infractores”.

El plan detalla que se podrían ofrecer reducciones de penas e incluso amnistías condicionadas al perdón de personas y colectividades que hayan sido afectadas, proponiéndoles un cambio de vida. En un apartado del plan, habla de poner sobre la mesa soluciones aplicadas en otros países a conflictos armados. Destaca que en México, esos grupos tienen niveles organizativos, poder de fuego y control territorial.

“Es necesario, pues, poner en marcha procesos de desarme, desmovilización y reinserción social con condicionamientos claros: plena colaboración con la justicia, manifestación inequívoca de arrepentimiento y reparación del daño. El perdón de las víctimas y la contrición sincera de los victimarios resultan pasos previos indispensables para las negociaciones” señala el planteamiento.

Algunos de los ofrecimientos del próximo gobierno a criminales para que deje delinquir, sería un aumento en la esperanza de vida, ya que los integrantes de las organizaciones al margen de la ley suelen morir jóvenes y de manera violenta, y ensanchar las perspectivas de la existencia resulta una posibilidad que casi todo mundo ambiciona.

Minuto a minuto