Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 15 diciembre 2018

Abrirán otro juicio a Berlusconi por caso de prostitución en sus fiestas

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 El ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, de 82 años de edad, será enjuiciado por haber sobornado a un empresario para que negara que reclutaba a mujeres que se prostituían en sus fiestas, informó hoy la jueza de audiencias preliminares de la ciudad de Bari, Rosa Ana Depalo.

La jueza anunció que el proceso iniciará el 4 de febrero próximo y que, en especial, Berlusconi es imputado de “inducción a la declaración de falso testimonio”.

Según los fiscales Pasquale Drago y Eugenia Pontassuglia, cuando Berlusconi estaba al frente del gobierno habría sobornado con cientos de miles de euros al empresario Gianpaolo Tarantini, al que también habría dado un empleo y pagado sus abogados.

Todo ello a cambio de que mintiera a los magistrados del Tribunal de Bari, de donde es originario el propio Tarantini, que investigaban tanto la red de prostitutas que entre 2008 y 2009 asistían a las veladas del entonces primer ministro, como sus intereses en la sociedad Finmeccanica.

La presidencia del Consejo de Ministros de Italia participará en el juicio como parte acusadora por el daño de imagen que le causó la conducta del ex primer ministro.

“Estamos tranquilos porque en el debate y en tiempos rápidos el presidente Berlusconi será completamente absuelto”, declaró el abogado del exjefe de gobierno, Nicoló Ghedini.

En el mismo sentido se manifestó Francesco Paolo Sisto, otro de los defensores del excavaliere, según el cual la apertura del juicio se justifica por la enorme cantidad de material presentado por la fiscalía, aunque se dijo confiado en que no se encontrarán elementos para condenar a su cliente.

El caso nació en 2009 con las declaraciones de Patrizia D’Addario, una prostituta que grabó sus encuentros con Berlusconi, y confirmó a los magistrados que había sido reclutada por Tarantini, sentenciado por favorecimiento de la prostitución, para complacer al entonces jefe de gobierno.

El testimonio de D’Addario permitió sacar a la luz un giro de prostitución de decenas de mujeres en las casas de Berlusconi, muchas de ellas eran reclutadas por Tarantini que buscaba congraciarse con el entonces jefe de gobierno.

Otro juicio por el mismo caso está por ahora congelado, luego que en febrero pasado la corte de Aperaciones de Bari aceptó el pedido de la defensa de enviar las actas a la Corte Constitucional, que deberá decidir sobre la constitucionalidad de la pena judicial para quien recluta mujeres que por su propia voluntad se prostituyen.

Minuto a minuto

Toda la sección