Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 13 diciembre 2018

Entre aplausos despiden al escritor Fernando del Paso en el Palacio de Bellas Artes

SinEmbargo.mx
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: Tomada de Twitter @Libros_Mexico

La Secretaría de Cultura de México realizó hoy un homenaje al escritor mexicano Fernando del Paso Morante, quien falleció esta semana en Jalisco a los 83 años de edad, en el Palacio de Bellas Artes, ubicado en la Ciudad de México.

El evento que inició a las 13:30 congregó a su familia, amigos, lectores del artista, así como a funcionarios federales.

Las cenizas del ganador del Premio Cervantes en 2015 fueron recibidas entre aplausos y colocadas al centro del recinto, sobre una alfombra roja.

La Secretaría de Cultura, María Cristina García Cepeda, recordó al escritor como alguien “comprometido con la palabra y su oficio” y, en su cuenta de Twitter, dijo que “se caracterizaba por el rigor y la inteligencia para contar historias”.

“En su permanente y vital aventura literaria, observó el mundo, encendió el faro de quien vigila y muestra el camino, para escribir sobre las pasiones más profundas del ser humano, aquellas que son comunes a todas las sociedades y épocas”, dijo García Cepeda sobre el intelectual.

Al Palacio de Bellas Artes acudieron integrantes de la Academia Mexicana de la Lengua como Cristina Pacheco, Enrique Florescano y Silvina Molina.

Del Paso fue diplomático, periodista, escritor y pintor, ganador del Premio Xavier Villaurrutia, en 1966, por su primera novela, José Trigo, un vasto homenaje al lenguaje popular y los juegos de palabras.

Originario de la Ciudad de México, Del Paso nació el 1 de abril de 1935. Estudió el bachillerato de Ciencias Químicas, quiso ser médico, pero cambio de parecer por su terror a la sangre y los malos olores.

Desde pequeño se sintió atraído por las tiras cómicas de los diarios y tuvo el sueño de expresarse a través del dibujo, según un perfil del INBA.

El INBA destaca que su trilogía de novelas, José trigo, Palinuro de México y Noticias del Imperio, resultado cada una de más de diez años de trabajo, lo colocan como uno de los ensayistas y narradores más importantes de Latinoamérica.

En poesía dejó títulos como De la A a la Z: Poemas para niños (1988), Paleta de diez colores (1990), Castillos en el aire (2002) y PoeMar (2004).

Ayer, el escritor mexicano también fue despedido en una emotiva ceremonia luctuosa de cuerpo presente en la que se recordó su legado artístico y su calidad humana.

El féretro con el cuerpo del autor fallecido el miércoles en un hospital de Guadalajara transitó por una alfombra roja que lo condujo al paraninfo de la Universidad de Guadalajara, donde fue recibido con aplausos por parte de sus lectores y amigos.

Minuto a minuto