Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 10 diciembre 2018

Los océanos, marañas de plásticos

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Imagen: Greenpeace

SAN JOSÉ, Costa Rica (EL UNIVERSAL).- Para el costarricense Kifah Sasa, responsable de la cartera de Desarrollo Sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), no hay ninguna duda sobre el impacto negativo global del plástico. “Es el contaminante más predominante y más fácil de encontrar en cualquier parte del mundo”, afirma Sasa, en entrevista con EL UNIVERSAL.

-¿Qué significa la amenaza del plástico?

Tenemos plásticos hasta en las zonas más inalterables y habitualmente alejadas de impacto humano, como diferentes islas, pero las corrientes marinas están llevando gran cantidad de esos plásticos y generando una afectación muy grande.

-Describe una cadena de impactos

Sí, porque conforme seguimos adictos como economía global a la extracción del petróleo aunque sea para cuestiones esencialmente energéticas, hay un porcentaje significativo, como 15% o 20%, que es utilizado por la industria del plástico.

Recordemos que el plástico empezó a reemplazar diferentes materiales, porque es de muy bajo costo y de mucha durabilidad e inocuo en muchos casos para el ser humano. Pero el problema es que se sigue produciendo para un uso de muy corto tiempo. Es un material que, según lo que se estima, no se degrada en centenas de años y lo que sucede, en consecuencia, es que se va acumulando.

-¿Cuáles son las cifras actualizadas del fenómeno?

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, hizo un llamado el pasado 5 de junio —en el Día Mundial del Medio Ambiente— en el sentido de que hay que vencer al plástico de un solo uso. Su argumento fue sencillo y nos describe la gravedad del problema. Guterres dijo que había más partículas de plástico en los océanos en estos momentos que estrellas en la galaxia y que al año 2050 se proyecta que va a haber más partículas de plástico en los océanos que peces en los océanos.

Se ha dicho que hay verdaderos continentes flotando en los mares. Una descripción más acertada es decir que hay una maraña de redes de pesca, hilos de nailon y fibras de telas que está en el océano, pero el problema es que no toda esa masa está aglutinada y toda no se termina de degradar por cientos de miles de años. Pero la acción del mar sí la tritura y hace que ese pedazo de plástico grande se vaya convirtiendo en microplástico.

-¿Cuál es el impacto en el ecosistema marino y costero?

Es muy duro. Desde especies, como las tortugas, que confunden una bolsa de plástico con una medusa y la comen, hasta aves marinas que a la hora de alimentarse y de zambullirse para consumir peces, lo que hacen es atrapar plásticos. Hay una isla en el Océano Atlántico, que se llama Mitad de Punto, en la que se han hecho investigaciones sobre los contenidos de los estómagos e intestinos de especies de aves y lo que más se encuentran son partículas de plástico, como pedazos de cepillos de dientes y tapas de botellas de refresco.

El impacto es nocivo y tiene repercusiones en la vida marina, pero lo más serio es que elimina la posibilidad de que se pueda mantener las funciones ecosistémicas de muchos lugares.

Minuto a minuto