Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 19 diciembre 2018

Inmigrantes no se sienten bienvenidos

La ciudad fronteriza de Tijuana no tiene capacidad para atenderlos, señala el alcalde Manuel Gastélum

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

TIJUANA.- Muchos de los casi 3 mil migrantes centroamericanos que han llegado a la frontera de México con California dijeron el sábado que no se sienten bienvenidos en la ciudad de Tijuana., a donde se dirigen cientos de migrantes después de más de un mes de trayecto.

La gran mayoría acamparon en un complejo deportivo de la ciudad mexicana, durmiendo en un campo de béisbol de tierra y bajo las gradas con vista a los muros de acero con alambre de púas en la cima en la recién reforzada frontera entre Estados Unidos y México. La ciudad abrió el complejo después de que otros refugios se llenaron hasta el límite de su capacidad. Algunos grupos eclesiásticos proporcionaron duchas portátiles, sanitarios y lavabos, además de repartir café y donas. El gobierno federal calcula que pronto podría haber más de 10 mil migrantes en Tijuana.

El alcalde de Tijuana Juan Manuel Gastélum ha calificado la llegada de los inmigrantes como una “avalancha” que la ciudad no está preparada para soportar, calculando que permanecerán en Tijuana durante al menos seis meses en lo que aguardan a presentar sus solicitudes de asilo. Los inspectores fronterizos estadounidenses procesan unas 100 solicitudes al día en el principal cruce entre Tijuana y San Diego. Los migrantes se registran en una lista que está gestionada por ellos mismo, y que ya contaba con unos 3 mil nombres incluso antes del arribo de la caravana.

A pesar de que muchos en Tijuana han expresado su solidaridad con el calvario de los migrantes e intentan ayudarlos, algunos lugareños les han gritado insultos, aventado piedras e incluso golpes.

Es un marcado contraste con las muchas comunidades mexicanas que recibieron a la caravana con carteles, música y donativos de ropa después de que entrara a México hace casi un mes.

Minuto a minuto