Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 16 diciembre 2018

Cuba modifica normas que limitaban a emprendedores privados

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Las autoridades cubanas modificaron una serie de medidas para los trabajadores privados que eran impopulares entre los emprendedores y les impedían tener más de una licencia o los limitaba en ciertos aspectos.

La Ministra de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González, aseguró el miércoles en una comparecencia que tras escuchar a representantes del sector no estatal se modificaron las normas dadas a conocer en julio y que por ejemplo limitaban a los pequeños empresarios y autoempleados a que tuvieran solo un permiso. Por ejemplo, no se podía ser manicurista y arrendar un cuarto o vender artesanías a la vez.

Normas más ajustadas para los trabajadores independientes se dieron a conocer en julio –luego de casi un año de paralización de las entregas de permisos en los rubros más exitosos o que competían con el Estado, como hostales o bares– y entrarían en vigor el viernes próximo.

González indicó que estos meses se realizaron seminarios y encuentros con miembros de este sector y se recogieron opiniones negativas, por lo que se dispuso estas modificaciones.

Ahora los cubanos podrán tener más de una licencia siempre y cuando sean coherentes, explicó la ministra, quien citó el ejemplo de una persona que tenía siete de estos permisos tan diversos como talabartero, vendedor de piñatas o transportista. Otro de los cambios anunciados fue la restricción para la cantidad de sillas de restaurantes, conocidos aquí como paladares, que la ley de julio limitaba a 50 y ahora no tendrán una limitación.

El trabajo por cuenta propia “es un complemento de la actividad estatal”, aseguró González, quien defendió la actividad como fuente de empleo, ingresos en impuestos o mejoras en la oferta a la población, al tiempo que reconoció que “también se han constatado irregularidades”, lo que dio lugar a la norma de julio que entrará en vigor el viernes, aunque con estas modificaciones.

Minuto a minuto