Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 17 diciembre 2018

Gobierno de AMLO trabaja plan de protección a periodistas

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El gobierno federal, por medio del coordinador de Comunicación Social de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez, condenó el homicidio del reportero Diego García Corona del Semanario Morelos en el Estado de México, e informó que se trabaja en un plan para la protección de periodistas.

En su cuenta oficial de Twitter, Ramírez compartió el siguiente mensaje “condenamos el homicidio de Diego García Corona, reportero del semanario Morelos, Edomex y externamos condolencias a su familia. Trabajamos en un plan de prevención, protección, acceso a la justicia y reparación del daño que dé garantías a periodistas”. Remata su mensaje con la etiqueta “libertad de expresión”.

El crimen ocurrido el pasado miércoles, fue reprobado por el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) condenó “el asesinato de Diego García Corona, reportero del Semanario Morelos, quien fue ejecutado la noche de ayer [miércoles] en calles del municipio de Ecatepec, en el Estado de México. García Corona fue baleado mientras circulaba en su vehículo por calles de la colonia Jardines de Morelos y fue a través de su identificación que lo acredita como reportero de dicho medio local, que fue identificado.

“Exhortamos a la Fiscalía Mexiquense a agotar todas las líneas posibles de investigación, y condenamos que se señale una sola en particular (la del robo), no sin antes descartar todas las posibilidades, ni analizar a fondo el caso. No podemos descartar la línea de investigación que lo vincula a su ejercicio periodístico, pues se trata de un medio que se caracteriza por conducirse de forma crítica, y que además ha sufrido anteriormente amenazas, ataques e intimidaciones a su labor”, exigieron.

En boletín de ese gremio, recuerdan que incluso el director del semanario, Rodrigo Moya Torres, ha sido objeto de atentados, por lo que no deben descartarse de forma prematura las líneas de investigación relacionadas a su labor profesional, ni pretender minimizar el caso.

“Externamos nuestra solidaridad y condolencias con la familia de la víctima y exigimos aclarar este hecho que desde todas perspectivas resulta condenable, pues ilustra el grave deterioro social que prevalece en nuestro país, el cual además podría convertirse en el segundo homicidio premeditado contra periodistas, en la primer semana del nuevo sexenio”, señala el SNRP.

Minuto a minuto