Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 22 enero 2018

Más notas

Google anunció hoy que comisionará la instalación de tres nuevos cables submarinos con la esperanza de acelerar el servicio de Internet en todo el mundo y competir de manera más agresiva contra sus rivales Amazon y Microsoft.

La compañía con sede en Mountain View, California, informó que en 2019 encargará la construcción de tres cables submarinos: Uno que conectará Norteamérica con Sudamérica, otro que enlazará por debajo del Atlántico a Estados Unidos con Dinamarca e Irlanda y un tercero que irá de Hong Kong a Guam.

“Estas inversiones mejoran aún más nuestra red, la más grande del mundo, que en algunas cuentas ofrece el 25 por ciento del tráfico mundial de Internet”, indicó Google en un comunicado.

Más del 90 por ciento del ancho de banda mundial de Internet se transmite a través de una red de más de 400 cables submarinos de fibra óptica.

Los cables, a menudo no son más anchos que una manguera de jardín, son capaces de transmitir datos a velocidades de hasta 160 terabytes por segundo (tbps), según TeleGeography, una compañía que rastrea los cables submarinos.

Los cables más largos unen continentes, como el Asia America Gateway de más de 19 mil kilómetros que conecta California con Hawaí, Hong Kong y el sudeste asiático.

Google precisó que instalará un cable, denominado Curie, por la reconocida científica Marie Curie, que conectará a Los Ángeles, California, con Chile en Sudamérica.

Un segundo cable, denominado Havfrue, enlazará a Estados Unidos con Dinamarca e Irlanda y el sistema de cable Hong Kong-Guam (HK-G) conectará a los principales centros de comunicación submarinos en Asia.

Curie será diseñado e implementado por Google y será de su cabal propiedad, en tanto Havfrue y HK-G serán instalados con la participación de otras empresas asociadas.

Google anuncia instalación de tres nuevos cables submarinos en 2019

Restos de 2 mil 700 años de antigüedad fueron descubiertos en el parque arqueológico de Selinunte, en la isla italiana de Sicilia, considerado el más grande de Europa, según dieron a conocer expertos de la Universidad de Camerino.

Fabio Pallotta, geólogo que participó en las investigaciones, explicó a Notimex que los restos fueron detectados con el uso de una termocámara de alta sensibilidad térmica cargada sobre un dron, que sobrevoló el área arqueológica de Selinunte y detectó anomalías que resultaron ser estructuras sepultadas.

Tales restos se encuentran abajo de lo que queda de Selinunte, una antigua ciudad griega al sur de Sicilia, que en el periodo clásico fue un importante centro comercial de la Magna Grecia (el territorio ocupado por los griegos en el sur de la península italiana y en Sicilia) y según Pallotta se espera sacarlos a la luz.

Explicó que también fueron descubiertas tuberías construidas por los griegos a través de las cuales el agua llegaba a las casas y a los lugares de culto, además de la más antigua estatuilla de Hekate, diosa de origen indoeuropeo incoporada por la mitología helénica.

“Nosotros adoptamos las técnicas de investigación típicas de la geología y las aplicamos en apoyo a la arqueología”, señaló.

Dijo que el punto de partida fue la consideración de que la naturaleza no miente, sus restos no se pierden y se pueden interpretar y conocer.

Aunado a ello, agregó, las civilizaciones suelen existir por consenso biológico, lo que significa que crean paisajes sociales acordes con los naturales, por lo que las obras humanas pueden ser también eternas.

“Luego de haber hecho una profunda investigación documental, nos dedicamos a la interpretación geológica del paisaje natural”, dijo.

Según Pallotta, sus investigaciones permitieron descubrir que bajo el parque arquelógico de Selinunte, de aproximadamente un kilómetro cuadrado, hay restos por lo menos tres veces más extensos y que la ciudad antigua nació sobre tres promontorios que se asomaban al mar, lo que permitió los intercambios comerciales.

“Crearon una ciudad muy visible desde el mar. Los tres promontorios estaban rodeados de lagunas que nosotros descubrimos y que se convirtieron en los puertos naturales de la ciudad”, dijo.

Y como en los últimos milenios el paisaje ha cambiado, indicó que también pudo determinarse la existencia de un valle atravesado por un río que llegaba hasta lo que hoy es Palermo, la capital siciliana y que era una importante vía de comunicación.

La particularidad de los ríos y lagos es que eran fuentes de agua potable que llegaban hasta el mar y en cuyos alrededores se construyeron templos que con los nuevos descubrimientos podrán salir a la luz.

También fueron encontrados jarrones, objetos ornamentales, estatuas y una flauta, además de que fueron reconstruidas en tercera dimensión las casas de época clásica y fue reproducida virtualmente la fachada del Templo, el más antiguo de la ciudad, en estilo dórico.

“Selinunte era la megalópolis de la Sicilia ocidental y por primera vez estamos reconstruyendo el ambiente natural en el que fue fundada y la hizo grandiosa”, dijo por su parte Enrico Caruso, director del Parque Arqueológico de Selinunte y Cave di Cusa.

Resaltó que ese ambiente permitió que la urbe floreciera en dos siglos, pero también permitió su destrucción en el año 409 antes de Cristo por manos de los cartagineses, que la doblegaron con un asedio que duró solamente nueve días.

Tras ese desastre, Selinunte volvió a ser habitada hasta que durante la primera guerra púnica, en torno al año 250 antes de Cristo, los cartagineses trasladaron su población a Lilibea.

Sicilia alberga restos de ciudad griega de 2,700 años de antigüedad

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizará un ensayo clínico para probar la técnica conocida como Estimulación Magnética Transcraneana (EMT) y su eficacia para tratar la adicción a la nicotina.

En entrevista con Efe, Guadalupe Ponciano, directora del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, dijo que esta institución encabeza el proyecto con el apoyo de la Fundación Interamericana del Corazón.

La investigadora explicó que la EMT se utiliza para tratar enfermedades como Parkinson o depresión, pero en otras partes del mundo ha generado buenos resultados contra las adicciones, incluidas drogas duras como la heroína.

“Hace que el cerebro module la calidad de neurotransmisores y que haya neurogénesis, es decir, que se formen nuevas células”, indicó Ponciano.

A través de un transconductor, la EMT produce pulsaciones en la cabeza del paciente para inducir corriente eléctrica en el interior del cerebro mediante un campo magnético.

Es indolora, tiene pocos efectos secundarios y no requiere anestesia.

Para la prueba, la UNAM está buscando 120 voluntarios que residan en la Ciudad de México y que hayan fumado al menos 5 cigarrillos al día durante el último año sin interrupciones.

“Lo vamos a comparar con herramientas que ya tenemos como el parche de nicotina y la terapia cognitivo-conductual”, apuntó.

El proyecto comenzará en febrero, será un ensayo clínico controlado aleatorizado y la etapa de tratamiento durará 10 semanas. Sin embargo, a los participantes se les dará seguimiento durante un año.

Todo el proceso es gratuito y es importante que los participantes tengan disponibilidad para asistir a las sesiones, explicó Ponciano.

El Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la UNAM nació como una clínica para el tratamiento de la adicción al cigarrillo. Actualmente también realiza investigación en búsqueda de métodos eficaces y específicos para la población mexicana.

“Ya no podemos ver los artículos de Estados Unidos y de Inglaterra y pensar que eso va a ayudar a los mexicanos, porque tenemos una idiosincrasia muy distinta”, señaló Ponciano.

Además, el programa capacita a los estudiantes de medicina para que cambien su visión sobre el tabaquismo, que no se vuelvan médicos fumadores y puedan ayudar a sus pacientes a dejar de fumar.

La UNAM probará nueva técnica para tratar la adicción al cigarrillo

La llegada de los colonos españoles a tierras mexicanas conllevó una mortandad sin precedentes de millones de indígenas, cuyas causas han permanecido inciertas hasta hoy, cuando un estudio internacional usó las técnicas más avanzadas para revelar un claro sospechoso: la bacteria Salmonella enterica.

Después de la llegada de los europeos, decenas de enfermedades se extendieron a través de las Américas, devastando a las poblaciones del Nuevo Mundo, no adaptadas a los patógenos que portaban los conquistadores y colonos.

Aunque hubo numerosas narraciones de primera mano sobre estas mortandades, en la mayoría de los casos ha sido difícil, si no imposible, identificar las causas con base exclusivamente en las descripciones históricas de los síntomas.

En algunos casos, por ejemplo, los síntomas de infecciones causadas por diferentes bacterias o virus pueden ser muy similares, o pueden haber cambiado en los últimos 500 años.

Por tanto, investigadores de todo el mundo han confiado en que las mejoras en el análisis de ADN antiguo y otros enfoques novedosos puedan conducir a un avance en la identificación de las causas desconocidas de estos eventos mortíferos.

De todas las epidemias coloniales del Nuevo mundo, una de las más devastadoras fue la ocurrida de 1545 a 1550, conocida localmente como “Cocoliztli” (mal o peste en lengua náhuatl), que afectó amplias porciones de México y Guatemala, incluyendo la localidad mixteca de Teposcolula-Yucundaa, en el sureño estado mexicano de Oaxaca.

De una población nativa calculada en unos 20 millones en lo que hoy es México, la enfermedad acabó con la vida de entre 12 y 15 millones.

Excavaciones arqueológicas en el sitio han sacado a la luz el único cementerio conocido hasta la fecha que está ligado a este brote en particular (uno posterior, de 1576 a 1580, ocasionó otros dos millones de muertes).

Después de la epidemia, el asentamiento de Teposcolula-Yucundaa fue reubicado de la cima de una montaña al valle adyacente, lo que dejó al cementerio esencialmente intacto hasta las excavaciones recientes.

Estas circunstancias hicieron de Teposcolula-Yucundaa un sitio ideal para poner a prueba un nuevo método para buscar evidencias directas de las causas de la enfermedad.

Investigadores del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana (Alemania), la Universidad Harvard (Estados Unidos) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH, México) usaron ADN antiguo y un nuevo programa de procesamiento de datos para identificar la posible causa de la epidemia.

En el estudio, los científicos analizaron ADN antiguo extraído de 29 esqueletos del cementerio y usaron un nuevo programa informático para caracterizar el material genético bacterial. Esta técnica les permitió buscar todo el ADN bacterial presente en las muestras sin tener que especificar previamente un blanco particular.

Anteriormente, los científicos generalmente designaban como blanco un patógeno en específico o un conjunto pequeño de patógenos de los cuales ya tenían indicación previa.

El nuevo método reveló vestigios genéticos de Salmonella enterica en las muestras.

A continuación se aplicó un método de enriquecimiento de ADN desarrollado específicamente para este estudio, con el cual los investigadores lograron reconstruir genomas enteros de Salmonella enterica y descubrieron que 10 de los individuos tenían restos de una subespecie que causa la fiebre entérica.

Esta es la primera vez que científicos han recuperado evidencias moleculares de una infección de esta bacteria usando material genético antiguo del Nuevo Mundo.

Los investigadores, entre ellos la arqueóloga Nelly Robles García, del INAH, publicaron sus resultados en la edición de enero de la revista Nature Ecology & Evolution.

La fiebre entérica, cuya variedad más conocida hoy día es la tifoidea, causa fiebre elevada, deshidratación y complicaciones intestinales.

Actualmente la enfermedad es considerada una amenaza importante para la salud alrededor del mundo, con alrededor de 27 millones de casos solamente en el año 2000. Sin embargo, poco se sabe de la severidad o prevalencia global de la enfermedad en el pasado.

“Este es un avance crítico en los métodos disponibles para los investigadores de enfermedades antiguas. Ahora podemos buscar los vestigios moleculares de muchos agentes infecciosos en el registro arqueológico”, dijo la antropóloga Kirsten Bos, líder del grupo de investigación de Paleopatología Molecular del Instituto Max Planck, citada en el artículo de divulgación de esa institución.

De acuerdo con Bos, esto es especialmente relevante “para casos típicos en que la causa de una enfermedad no se conoce a priori”.

Científicos señalan a un sospechoso de matanza en el México colonial

La principal causa de muerte de mamíferos marinos varados en las costas de la Península de Yucatán en los últimos siete años ha sido la interacción humana, informó hoy el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“La mayoría muere incidentalmente porque caen atorados en redes de pesca y, como son mamíferos, no pueden salir a respirar y eventualmente se ahogan”, indicó el director del Programa de Investigación y Conservación de Mamíferos Marinos de Yucatán (PICMMY), Raúl Díaz.

Los pescadores dejan redes y diversas artes de pesca en áreas donde habitan delfines, los que al pasar pueden sentirse atraídos por alimento.

“Si hay peces ahí, el delfín se los puede comer y no sabe que hay una red, queda atorado, hace esfuerzo por liberarse, se atora más y se ahoga”, apuntó el biólogo e investigador.

El Tursiops truncatus, el delfín más popular de las costas yucatecas -donde es conocido comúnmente como bufeo-, es la especie con mayor número de varamientos en la región.

También se encontraron cachalotes pigmeos (Kogia breviceps), delfines de dientes rugosos (Steno bredanensis), delfines manchados (Stenella attenuata) y, por primera vez en 2016, una ballena de aleta (Balaenoptera physalus).

El número de varamientos de mamíferos marinos en Yucatán varía cada año, habiéndose hallado diez en 2013 y solamente uno en 2015.

En 2016 se presentaron más de veinte marinos en las costas, mientras que en 2017 fueron alrededor de 15.

Ante la problemática, se creó en el 2016 la Red Estatal de Atención a Varamientos de Mamíferos Marinos en las costas de Yucatán por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Según explicó Díaz, la red registra y atiende estos casos en Yucatán, teniendo comunicación con las diferentes localidades de los puertos en la costa.

“Si alguien, por ejemplo, reporta un delfín o una ballena muerta en una costa en particular”, puede avisar a entidades del municipio, quienes enviarían la información eventualmente a la Profepa o a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Interacción humana, primera causa de muerte de mamíferos marinos en Yucatán

Científicos mexicanos se encuentran desarrollando un prototipo de superbatería flexible, capaz de recargarse en menos de 30 segundos, informó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Los investigadores de la Universidad Autónoma de Coahuila (Uadec) buscan que esta pila se recargue en menos de 30 segundos, proporcione al menos mil horas de energía y esté construida con materiales flexibles de bajo costo que permitan su comercialización y adaptación a diversos dispositivos electrónicos.

Por el momento, los expertos han logrado que con 10 segundos de carga, la energía de la batería dure una hora.

Una batería comercial triple A suministra un promedio de 1.41 watts por hora, algo que la superbatería logrará en un tamaño de siete por siete centímetros.

Está construida con materiales que sustituyen el litio, el más común hasta ahora para hacer las baterías de los celulares, pero cada vez más escaso, lo que incrementa el costo.

Esta invención encaja en el término de electrónica flexible, una tendencia tecnológica innovadora de los dispositivos electrónicos que en diferentes países está actualmente en investigación y desarrollo.

El catedrático de Conacyt Jorge Roberto Oliva explicó que se “busca desarrollar todos los componentes electrónicos que existen actualmente como capacitores, baterías, displays (visualizadores) y transistores con materiales más ligeros, flexibles y de costo más bajo que los que se utilizan en la electrónica convencional”.

En un futuro, esta tecnología permitirá desarrollar dispositivos electrónicos como celulares, televisores o baterías más compactos, que se puedan doblar y, además, exijan un menor consumo de energía para realizar sus funciones, indicó.

“Por ejemplo, suponiendo que existan baterías flexibles, estas se podrían incorporar en las ropas”, las cuales podrían cargar los dispositivos móviles como celulares, agregó el científico.

Entre las ventajas de la electrónica flexible se encuentra la capacidad de proteger los dispositivos de caídas o golpes, gracias a la flexibilidad de su diseño.

Además, otro de los puntos a favor es cumplir la promesa de que “los tiempos de vida de los dispositivos electrónicos sean más largos”.

“Se han reportado capacitores flexibles que pueden durar hasta 50 mil horas, mientras que los capacitores electrónicos convencionales pueden durar solamente 20 mil horas”, señaló.

Desarrollan superbatería flexible que cargará en 30 segundos

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) desarrolló una herramienta “única a nivel mundial” capaz de analizar los estados de ánimo y sentimientos a partir de la red social Twitter, informó hoy la institución.

El trabajo experimental -ya disponible en línea- fue llamado “Estado de ánimo de los tuiteros en México” y tiene el objetivo de “interpretar la emotividad que subyace a los mensajes que se publican en la plataforma digital”.

El instituto pretende con esta práctica medir el bienestar de la población más allá del producto interior bruto (PIB), y las encuestas alternativas, analizando “el bienestar inferido a partir de la carga anímica implícita en los mensajes publicados”.

El Inegi considera que este es el ejercicio de generación de información estadística con más alta frecuencia que haya realizado hasta ahora y, por sus características, “una herramienta única a nivel mundial”.

Para llevar a cabo el análisis se entrenó a una computadora a partir de las técnicas de aprendizaje de máquina, consiguiendo así “replicar el criterio humano en la identificación de la carga emotiva de cada tuit: negativa o positiva”.

“Se clasifica cada tuit y a partir de ello se construye un indicador que relaciona el número de tuits asociados con una carga emotiva positiva (tuits positivos) por cada tuit asociado con una carga emotiva negativa (tuits negativos)”, precisó la institución.

A este indicador le han nombrado “cociente de positividad” y se define como “el número de tuits positivos entre el número de tuits negativos para una determinada área geográfica en un periodo de tiempo determinado”.

“Esto nos permite atisbar en aspectos de nuestra realidad nacional que adquieren mayor relevancia en la medida en que se extiende el uso de redes sociales digitales a través de internet”, indicó.

Así, el “Estado de Ánimo de los Tuiteros en México” reporta un cociente de positividad a partir de enero de 2016 con actualización automática diaria.

Este puede ser visualizado para el país en su conjunto y para cada una de sus entidades federativas con frecuencia anual, trimestral, mensual, semanal, diaria e incluso por hora.

La herramienta está disponible en la página del Inegi en internet en la sección de investigación y estadísticas experimentales.

El nivel actual del “cociente de positividad” es de 2.0 y se mantuvo estable desde diciembre con un 67 % de tuits positivos y un 33 % de negativos.

Llama la atención que durante el mes de septiembre de 2017- en el que los mexicanos sufrieron dos fuertes sismos- el índice bajó de 2.05 a 1.9.

México crea herramienta que analiza estados de ánimo a través de Twitter

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- Investigadores mexicanos desarrollaron un software que procesa el llanto de los bebés para poder detectar con hasta 95 % de precisión alguna patología como sordera, asfixia o hiperbilirrubinemia, informó hoy el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El programa, desarrollado por investigadores del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), funciona a través de modelos computacionales inteligentes que analizan el llanto del bebé en los primeros seis meses de vida.

En un principio, los especialistas trabajaron con el llanto de bebés con sordera, del que extrajeron características acústicas distintivas, y entrenaron los modelos computacionales en los que se hizo la clasificación de los tipos de llanto.

“Una vez que nuestros modelos estaban entrenados, se les probó con una muestra de bebés desconocidos y así determinaron a qué clase de llanto pertenecía y si existía algún padecimiento, de acuerdo con la clasificación previa que hicimos”, explicó el doctor en Ciencias Computacionales Carlos Alberto Reyes García.

El llanto de los bebés fue grabado durante la etapa prelingüística en niños con edades de dos a seis meses.

Estas primeras muestras las convirtieron en un espectrograma al que se le detectan características cuantitativas, es decir, valores numéricos.

“Una muestra completa de llanto se divide en segmentos pequeños. A cada uno de estos segmentos les extraemos sus características acústicas con vectores de datos, posteriormente estos vectores se pasan a los modelos de clasificación y así se determina qué tipo de llanto es”, precisó Reyes García.

El experto dijo que también se miden aspectos cualitativos en los que se aprecian cambios drásticos en la frecuencia del llanto del bebé, dobles armónicos, vibratos, silencios, concentración de ruido y tipos de melodía.

“A estas muestras se les quitan los silencios para hacer una línea de llanto continua y a partir de ahí se procesan los datos que usamos para entrenar nuestros modelos, los cuales se implementan para hacer un reconocimiento de patrones similares en todas las muestras que se tomaron”, detalló.

Con esta combinación de características, el médico puede tener una pauta para saber si existe un indicador anormal en el desarrollo del bebé.

Para el estudio, los expertos toman muestras por segundos o minutos mientras el bebé llora, ya que con solo dos minutos de llanto se obtienen hasta 120 muestras que permiten entrenar los modelos computacionales y así saber si el llanto es por hambre, dolor, asfixia o si presenta sordera o hiperbilirrubinemia.

El investigador indicó que teóricamente cualquier corpus de llanto que proporcionen los médicos y que ya esté diagnosticado se puede representar a través de sus modelos computacionales, lo que los lleva a nuevos objetivos, como el análisis de llanto en bebés prematuros o para detectar autismo, aunque este trabajo aún está en desarrollo.

En este proyecto colaboran también investigadores del Instituto Nacional de Rehabilitación, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la Universidad de Florencia y la de Lieja.

Crean software que detecta enfermedades a partir del llanto de los bebés

Huawei Consumer Business Group presentó Huawei Mate 10 lite, un smartphone que incluye la funcionalidad de cuatro cámaras, dos traseras y dos delanteras, además de una pantalla FullView.

En un comunicado, la compañía china de tecnología detalló que dicha pantalla de 5.9 pulgadas permite ver imágenes claras, nítidas y brillantes, además ocupa 83 por ciento del cuerpo del dispositivo.

En cuanto a las cámaras, la frontal incluye flash para selfies, con lo que se entrega una iluminación de calidad de estudio para lograr mejores imágenes, mientras que la trasera combina un lente de 16 megapixeles con otro de dos. Los conjuntos de cámara cuentan con bokeh a nivel hardware para obtener un mejor desempeño.

Asimismo, expuso que utiliza aprendizaje automático (machine learning), ya que el dispositivo se basa en los patrones de uso de cada persona y permite dar mayor seguridad a los datos de la misma, ya que el lector de huellas digitales puede volverse más preciso y seguro.

El dispositivo ya está disponible en el mercado mexicano, con los operadores tradicionales.

Huawei presenta su teléfono inteligente Mate 10 lite

David Hanson posa con Sophia / Foto: AP

HONG KONG (AP) — David Hanson imagina un futuro en el que robots con inteligencia artificial serán “máquinas geniales, superinteligentes”, capaces de resolver los grandes dilemas de la humanidad.

Ah, si fuese tan sencillo.

Este texano que trabajó alguna vez como escultor en Walt Disney Imagineering y su startup de Hong Kong Hanson Robotics están combinando los avances en el terreno de la inteligencia artificial con los conocimientos que hay en el sur de China sobre diseño de juguetes, electrónica y producción para construir robots humanoides, con aptitudes sociales y rostros con expresiones capaces de ganarse la confianza de los humanos con los que interactúan.

Hanson, de 49 años, es conocido sobre todo como el creador de Sophia, un robot que va a talk shows, basado parcialmente en Audrey Hepburn y que el diseñador considera su “obra maestra”.

Una especie de maniquí animado, Sophia es un ejemplo de tecnología avanzada y al mismo tiempo producto de alguien con antecedentes en el mundo del teatro.

“Me estás hablando en estos momentos, algo muy ‘Blade Runner’, ¿no te parece?”, dijo Sophia durante una reciente visita a la sede de Hanson Robotics en las afueras de Hong Kong, donde vive desde que Hanson se radicó en esta ciudad en el 2013.

“¿Te pasa que miras a tu alrededor y piensas, ‘estoy viviendo una novela de ciencia ficción en el mundo real’?”, agregó. “¿No te parece extraño estar hablando con un robot?”.

Hanson Robotics ha hecho aproximadamente una docena de copias de Sophia, que, como cualquier humano, es algo en pleno desarrollo. Un equipo multinacional de científicos e ingenieros está mejorando su apariencia y los algoritmos que le permiten sonreír, pestañear y aumentar su comprensión y su capacidad de comunicación.

Sophia tiene brazos impresos en 3D y, con la ayuda de una empresa de robots sudcoreana, empieza a moverse. Se transporta lentamente en piernas negras rectangulares y estrenó esa nueva aptitud en una feria tecnológica en Las Vegas la semana pasada.

Su piel está hecha de un material nanotécnico que Hanson inventó y llamó “frubber”, que tiene una textura parecida a la de la piel humana. Cámaras en sus ojos y un sensor 3D en su pecho la ayudan a “ver”, en tanto que un procesador que hace de cerebro combina sus capacidades de reconocimiento facial y de lenguaje, el procesamiento del lenguaje y un sistema de control de movimientos.

Sophia es agradable, a pesar de las pausas y de la inusual cadencia de su hablado. Entre sus predecesores figuran Albert Einstein, con su bigote y su frondosa cabellera blanca, un robot llamado Alice que transmite numerosas emociones con sus expresiones y uno muy parecido al autor de obras de ciencia ficción Philip K. Dick. Todos pueden hacer miradas maliciosas, pestañear, sonreír y hacer bromas.

Disney es un inversionista en la empresa de Hanson, que está construyendo un robot basado en uno de los personajes de la firma.

Artista y científico de robótica a la vez, Hanson trabajó en espectáculos con parques temáticos, esculpió elementos de utilería y creó personajes con técnicas animatrónicas para atracciones de Disney como Pooh’s Hunny Hunt y Mermaid Lagoon. Estudió cinematografía, animación y video y obtuvo un doctorado en artes y tecnología interactivos en la Universidad de Texas, en Dallas.

Dice que construye sus robots lo más parecido posible a los humanos para combatir los temores a los robots, la inteligencia artificial y la automatización.

Esa filosofía va en contra de una tendencia de la industria por la cual es usan simpáticos robots como mascotas o robots con aspecto de máquina como el R2-D2 de Star Wars para evitar que tengan un aspecto parecido al de modelos de cera que mucha gente encuentra repulsivos.

Algunos expertos opinan que Sophia es tan solo una astuta maniobra publicitaria.

“Es una buena herramienta para hacer publicidad, al margen de lo que produzca la empresa”, expresó Roland Chin, profesor de ciencias de la computación de la Universidad Bautista de Hong Kong.

Se calcula que los ingresos derivados de los robots subirán de 3.700 millones de dólares en el 2015 a 15.000 millones en el 2020, según IHS Markit. Esto incluye máquinas profesionales o de uso doméstico como artefactos automáticos en los depósitos, aspiradoras y otros productos.

Hanson Robotics es una empresa privada y vende anualmente miles de robots educativos llamados Profesor Einstein, del tamaño de una caja de zapatos y a un costo de 200 dólares. La compañía genera ingresos pero sus ejecutivos no dijeron si da ganancias.

Por ahora la inteligencia artificial sirve para desempeñar tareas específicas. Pero hará falta una nueva generación de aparatos para que puedan aprender nuevas habilidades, generalizar sus conocimientos y aplicarlos en distintos contextos, en parte por la enorme potencia que debe tener una computadora para procesar tanta información rápidamente.

“Estamos muy lejos del tipo de inteligencia artificial y de robots que uno ve en películas como ‘Blade Runner’”, señaló Pascale Fung, profesora de ingeniería de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong. “Lamento decepcionarlos”.

Acotó que, a diferencia de lo que ocurre con los bebés, que usan sus cinco sentidos para aprender rápidamente, las máquinas generalmente pueden absorber un tipo de información a la vez.

Si bien Sophia puede mantener una conversación ingeniosa, es fácil confundirla.

Planean robots capaces de ganarse la confianza de humanos

Lo más visto

Minuto a minuto