Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 10 diciembre 2017

Más notas

¿Cómo se llamará la parte sur del plato? la pequeña red que oculta la cuchara, o la grulla de papel que ronda el limonero?

La máquina de nombrar es una vieja rueda de ceniza.

Damián Bicicleta, Damián por el santoral, Bicicleta por la tona.

El paraíso es un pequeño caos encerrado en un frasco.

El paraíso se llama realidad o así me lo dijo la ceniza.

Comentarios:

ndlat@uaslp.mx

DIS/CURSO

El Museo del Helado que abrirá sus puertas en Miami Beach el 13 de diciembre próximo sin temor al frío, pues Florida es un territorio de inviernos benignos, pone a prueba la madurez del visitante invitándolo a bailar, cantar, oler y comer, todo para hacer volar la imaginación.

El color rosa envuelve al visitante al entrar en este museo situado en el Faena District de Miami Beach y la misma tonalidad, en dulces, escaleras o esculturas, le seguirá por las cuatro plantas que tiene el edificio.

Como los museos del helado de Nueva York, San Francisco y Los Ángeles, el de Miami Beach será temporal y cerrará sus puertas a mediados de enero en una fecha aun por determinar.

La visita resulta ser un cúmulo de actividades más allá de comer helado, aunque, como no podía ser de otra forma, las oportunidades para degustarlos abundan a lo largo de todo el recorrido.

Nada más entrar, una adivina vaticina tu porvenir, susceptible que sea con unos kilos de más por esta visita, y te introduce a un alimento con tradición milenaria: el helado, “uno de los alimentos más creativos del mundo”.

Así lo considera uno de los fundadores del museo, Manish Vora, para el que esta visita “combina todo lo que siempre habías soñado de niño”.

“El helado une a personas de todo el mundo. El helado es familias, niños, mayores, parejas en una cita, ‘millennials’ (los nacidos en este siglo). Es mucho más que una cosa dulce”, afirma Vora, el cual invita a dejar fuera todas las nociones previas sobre qué es un museo y qué es una tienda de helados, para “ponerlo todo junto”.

Una sala llena de ventiladores en forma de cucurucho, que a su vez invita al visitante a demostrar sus habilidades como bailarín, un techo del que cuelgan 2.500 ‘polos’ de helado de colores o una jungla de palmeras rosas son algunas de las atracciones del MOIC (Museum Of Ice Cream, en inglés).

Entre estos particulares árboles, y entre columpios en forma de plátano o cereza, un congelador alberga helados veganos, ‘kosher’, sin gluten o de chocolate para sobrevivir en la selva azucarada.

Subiendo por escaleras de estridentes estampados, en el siguiente piso se invita a rememorar la típica escena de niñez a la orilla del mar: construir castillos de arena, pero como no podía ser de otra manera, de arena rosa.

Pero la máxima atracción se encuentra al final del recorrido: una piscina con miles de coloridos “sprinkles”, las bolitas de azúcar para decorar pasteles.

En cada sala el visitante es recibido por un integrante del museo que lo hace con más entusiasmo que un niño con un helado de tres bolas, una pasión que contagian y hace que el público adopte el papel proactivo que el fundador del museo insta a tener.

“Puedes simplemente andar y ver arte, puedes hacerlo, pero para eso hay millones de museos que son fantásticos. Aquí queremos que la energía creativa del helado inspire a la gente y creen e imaginen cosas”, asegura Vora.

El Museo del Helado estará en Miami hasta mediados de enero, una ubicación que escogieron “por su distinta onda” y multiculturalidad.

“Nos inspiró mucho la fusión latina que hay en Miami. Es muy diferente a las otras exposiciones y eso se nota en los colores, en el baile o en los sabores”, dice Vora.

Una personalidad distinta que se nota, por ejemplo, en una edición especial de helado, el “helado derretido”, en consonancia a las altas temperaturas de las que goza Miami.

Para su cofundador, “fue muy emocionante” poder abrir el museo en Nueva York, donde empezó y fue un “fenómeno”. Allí dejaron a 200.000 personas en lista de espera para conseguir una entrada.

Tras pasar por Los Ángeles y San Francisco, el Museo del Helado vuelve a la costa este, y quizás alguno de los que se quedaron con las ganas en Nueva York tiene ahora la oportunidad de asistir en la ciudad floridana, donde todavía quedan entradas, y así disfrutar del “invierno” en Miami con uno o varios helados en la mano.

El Museo del Helado, una experiencia en rosa para los cinco sentidos

Nueva York.- Peter Martins, quien durante tres décadas fue el influyente líder del Ballet de la Ciudad de Nueva York, pidió licencia mientras se realiza una investigación a las acusaciones por acoso sexual en su contra.

La compañía confirmó que Martins de 71 años había solicitado una licencia de sus funciones en la compañía y la Escuela de Ballet Estadounidense afiliada, la cual fue aprobada hasta que se concluya una investigación independiente. La pesquisa, que será realizada por una firma de abogados, inició después de que la compañía recibió una carta anónima acusando a Martins de acoso sexual. El Ballet de Nueva York dijo que la acusación no

era específica.

Además de esto el Washington Post reportó el jueves que una ex bailarina del ballet de la ciudad, Kelly Boal, acusó a Martins de tomarla y sacudirla violentamente durante una discusión en 1989. Martins negó esa acusación ante el Post.

El vocero del ballet Rob Daniels dijo que la junta directiva de la compañía se había reunido el jueves por la noche y aprobó la solicitud de licencia de Martins.

“Por toda esta distracción que estas falsas acusaciones están creando para el Ballet de la Ciudad de Nueva York y la Escuela de Ballet Estadounidense, que amo y a los que he dedicado los últimos 47 años de mi vida, pido a la junta de directores de ambas instituciones permiso para tomar una licencia temporal hasta que la investigación independiente actual sobre estos asuntos se haya completado”, dijo Martins en un comunicado.

No hubo un anuncio inmediato sobre quién podría reemplazar a Martins en el Ballet de la Ciudad durante su licencia.

Director de Ballet de NY pide licencia

México.- Promotor cultural, diplomático y primer secretario de Cultura federal, amante de la música, la literatura y el cine, Rafael Tovar y de Teresa, es recordado este 10 de diciembre al cumplirse un año de su fallecimiento.

A manera de homenaje, la Secretaría de Cultura realizará un concierto en su memoria, el próximo 13 de diciembre a las 20:00 horas en el Palacio de Bellas Artes, con un programa en el que el Coro de México interpretará la “Pequeña misa solemne”, de Gioacchino Rossini, bajo la dirección de Gerardo Rábago, informó la Secretaría de Cultura federal.

Por instrucciones presidenciales, Rafael Tovar y de Teresa recibió un homenaje póstumo el 12 de diciembre de 2016 en el Centro Nacional de las Artes, proyecto que él encabezó y ejecutó, y que en la actualidad es sede de numerosas actividades culturales y artísticas.

Rafael Tovar y de Teresa, murió la madrugada del 10 de diciembre de 2016, luego de estar internado en el Hospital Militar a consecuencia de un mieloma múltiple en la columna vertebral.

Recuerdan a Rafael Tovar y de Teresa

Ciudad de México.- Con la reciente publicación de su cuento “La niña que tenía las lágrimas más grandes del mundo”, la escritora nicaragüense Gioconda Belli, Premio Hispanoamericano de Novela La Otra Orilla, celebra este 10 de diciembre su cumpleaños número 69.

El texto está cargado de realidad, fantasía y color, acompañado por las bellas ilustraciones de Lara Sabatier, por lo que sus lectores encontrarán una lectura entretenida y didáctica.

Gioconda Belli publica cuento

Ciudad de México.- La Secretaría de Educación Pública y la Secretaría de Cultura federal, dieron a conocer a los seis artistas y académicos que serán galardonados con los Premios Nacionales de Ciencias, Artes y Literatura 2017 que entregará el presidente Enrique Peña Nieto.

El Premio Nacional de Ciencias será para María Elena Álvarez-Buylla Roces en el campo de Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales, por su trabajo en la comprensión de los transgenes de las variedades nativas del maíz, y su contribución al entendimiento de la progresión del cáncer epitelial.

El escritor Alberto Ruy Sánchez será reconocido con el Premio Nacional de Artes y Literatura en el campo de la Lingüística y Literatura, por su calidad y originalidad literaria en los géneros de narrativa, ensayo y poesía, así como por el carácter universal de su obra y la proyección de la cultura mexicana.

El arquitecto y músico Nicolás Echevarría, recibirá el premio en la categoría de las Bellas Artes por su investigación sobre las raíces del mundo indígena y mestizo, “plasmado en su extraordinaria trayectoria como realizador cinematográfico, documentalista, escritor, pintor y músico”.

María de las Mercedes Guadalupe de la Garza y Camino lo recibirá en el campo de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía. Quien fuera alumna de Luis Villoro y Miguel-León Portilla será galardonada por su originalidad y excelencia en sus trabajos de investigación filosófica.

Finalmente, en la rama de Artes y Tradiciones Populares, el galardón será otorgado a Francisco Barnett Astorga, por su fuerza como líder espiritual que expresa los valores estéticos del pueblo Comcáac de manera integral y que trasciende a las nuevas generaciones.

Ganadores del Premio de Ciencias y Artes

Las inquietudes creativas e intelectuales de Nicolás Echevarría han transitado por el cine, la música y la fotografía. La Secretaría de Educación Pública y de Cultura federal decidieron galardonarlo con el Premio Nacional de Ciencias, Artes y Literatura en la categoría de las Bellas Artes.

Fue premiado por su investigación sobre las raíces del mundo indígena y mestizo, “plasmado en su extraordinaria trayectoria como realizador cinematográfico, documentalista, escritor, pintor y músico”, así lo destacaron las secretarías en un comunicado conjunto.

Echevarría abandonó la carrera de arquitectura para entrar al Conservatorio Nacional de Música de la Ciudad de México, donde estudió composición y más tarde formó el grupo Quanta, con Mario Lavista. En 1973 comenzó sus estudios de cine en Milenium Film Workshop de Nueva York y luego de animación en la School of Visual Arts. Sin embargo, se especializó en documental sobre el mundo indígena, tema que abarcaría casi toda su producción cinematográfica.

De acuerdo a la página “Cine mexicano”, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la “línea temática y la principal atención de Nicolás Echevarría es la religiosidad, aunada con la visión indígena y el ambiente místico que envuelve cada uno de los espacios que este realizador ha filmado a lo largo de su trayectoria”.

Su trabajo. Músico, pintor, productor, director, guionista, fotógrafo y documentalista de cine entre su obra puede mencionarse su documental “Hay hombres que respiran luz” (1976), o el mediometraje “Hikure-Tame. La peregrinación del peyote entre los huicholes” (1975). Además: “María Sabina. Mujer espíritu” (1979) y “Niño Fidencio, taumaturgo de Espinazo” (1981), entre otros.

En 1986, Echevarría obtuvo la beca Guggenheim. En 1990, concluyó la cinta que más retrasos tuvo a lo largo de su carrera como director: “Cabeza de Vaca” (1990), basada en “Náufragos” del cronista Alvar Núñez Cabeza de Vaca. Sobre ella, el cineasta dijo que “no trata de hacer una crónica cinematográfica totalmente apegada a la historia de 1528, sino una interpretación libre de la aventura de un hombre que de explorador se transforma en sobreviviente y luego en una especie de médico-brujo que llega a ser respetado por los indígenas”.

“Cabeza de Vaca” participó en la selección oficial del Festival de Berlín 1991. Echevarría, además, ha realizado varias series de televisión como: “Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe”, en colaboración con Octavio Paz, para Televisa; “Madero Vivo”, “La sucesión presidencial” y “La Cristiada, testimonios de una epopeya”, para editorial Clío.

“Vivir mata” (2001) es su más reciente película, para la cual trabajó el guion junto con Juan Villoro, con quien ya ha realizado varios proyectos, indicó la UNAM.

Nicolás Echevarría, documentalista del mundo indígena

Investigadores encontraron los dos casos más antiguos registrados de cáncer de mama y mieloma múltiple, en dos momias halladas en la necrópolis de Qubbet el Hawa en Asuán, Egipto. La datación arrojó que las víctimas de cáncer de mama y de mieloma múltiple, una especie de cáncer de médula ósea, habrían muerto alrededor del 2000 a.C. y 1800 a.C., respectivamente.

Ambos cuerpos pertenecieron a personas de una clase dirigente, o al menos acomodada, de los gobernantes de Elefantina, la actual Asuán, señaló en un comunicado la Universidad de Granada (UGR). Los investigadores usaron una tomografía computarizada, técnica que permite conocer de manera precisa tanto el interior como los más pequeños detalles de los vendajes y de los métodos de embalsamamiento.

El estudio muestra la evidencia de un cáncer de mama en una mujer y de un mieloma múltiple en un hombre. El diagnóstico pudo ser identificado con precisión gracias a la tomografía computarizada. Se pudo confirmar también que pertenecían a una sociedad avanzada debido a que tenían recursos para cuidar y apoyar a estas personas durante la evolución del padecimiento incurable.

Identifican cáncer de mama en momias de Egipto

El Departamento de Cultura y Turismo de Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, anunció hoy la adquisición del cuadro “Salvador Mundi” de Leonardo Da Vinci, que fue subastado en noviembre en EEUU por 450 millones dólares.

Según dicho departamento, la obra será expuesta en el Louvre Abu Dabi, inaugurado el pasado 11 de noviembre, junto a otra pintura del artista italiano, La Belle Ferronnière, que es un préstamo actual del museo del Louvre de París.

El museo Louvre Abu Dabi expone una colección de 600 obras de arte, la mitad de su propiedad y el resto cedidas por 13 museos de Francia, entre ellos el Louvre parisino.

“Estamos encantados de mostrar Salvator Mundi, parte del rico legado de Leonardo da Vinci, en el Louvre Abu Dabi”, dijo el presidente del Departamento de Cultura y Turismo, Mohamed al Mubarak, citado en un comunicado.

Al Mubarak agregó que la exhibición de “Salvator Mundi” está en línea con la “ambición de compartir este museo extraordinario con el mundo (…)y de inspirar a una nueva generación de líderes culturales y pensadores creativos”.

Por su parte, el director del Louvre Abu Dabi, Manuel Rabaté, insistió en que “la obra maestro de Leonardo da Vinci, Salvator Mundi, encaja a la perfección con la narrativa del Louvre Abu Dabi”, que describió como “el primer museo universal en derribar las barreras entre las diferentes civilizaciones”.

“Se mostrará junto a nuestra colección creciente, siendo un tesoro excepcional que sin lugar a dudas disfrutarán nuestros visitantes”, añadió.

Sin embargo, el departamento no confirmó ni desmintió la noticia aparecida en el diario estadounidense The Wall Street Journal hace dos días en la que se aseguraba que el verdadero dueño del cuadro era el heredero de la corona saudí Mohamed bin Salman.

La institución tampoco hizo ningún comentario a las informaciones aparecidas en el New York Times, según las cuales, quien compró el cuadro durante la subasta, que tuvo lugar el 15 de noviembre en la galería Christie’s de Nueva York, fue otro príncipe saudí, Bader bin Abdalá bin Mohamed bin Farhan al Saud.

Efe intentó sin éxito a lo largo del día contactar con los responsables de la pinacoteca.

El cuadro “Salvator Mundi” está considerado como la única pieza de Da Vinci que queda en manos privadas y en su venta alcanzó la cifra más alta lograda hasta ahora por una obra en una subasta de arte.

Emiratos Árabes anuncia la adquisición de cuadro “Salvator Mundi” de Da Vinci

El artista plástico Jesús Sánchez Urbina, fue uno de los más productivos en el arte potosino del siglo XX.

En el Museo Francisco Cossío, se inauguró una exposición con su legado que tendrá vigencia hasta el próximo año.

“Jesús Sánchez Urbina y su contexto”, no sólo abarca la obra del pintor, sino también la de otros artistas como Raúl Gamboa Cantón, Rosa Luz Marroquín, Gilberto Vázquez, etc, con la intención de ofrecerle al público; un panorama lo más amplio posible sobre su producción y las tendencias de la época.

La colección pertenece en su gran mayoría al crítico de arte Salvador Gómez Eichelmann; también hay en menor cantidad de otros coleccionistas.

Para Jorge Silva, el museógrafo de la muestra, Sánchez Urbina es muy importante porque nace en 1940, en Ríoverde.

“Era una persona que tenía muchos traumas y problemas personales, como en ‘Traumas y complejos’, una de las obras incluidas en la exposición. En ella, él reinterpreta todos los problemas que sentía, son de un periodo muy importante entre los años 60 y 70”, dijo en entrevista el museógrafo.

Al abordar estos problemas personales en su obra artística, fue un elemento que le permitió explorar con el lenguaje abstracto que caracterizó gran parte de su pintura; un lenguaje abstracto complejo desde la visión de Jorge Silva. También se ha reunido obra gráfica como dibujo y grabado.

Jesús Sánchez Urbina, fue un adelantado a su época y exploró con la figura humana, logró un estilo único que en esta exhibición temporal se puede apreciar. En muchas de sus obras, se puede ver la influencia de otro grande del arte mexicano, el pintor oaxaqueño Rufino Tamayo.

Destaca un autorretrato, desde la perspectiva del museógrafo Jorge Silva, es muy especial porque aparece con la mirada hacia abajo, lo que provoca el rostro de una persona tímida, viste una camisa artesanal mexicana; y esa era una de las características del artista plástico, según las personas que lo conocieron.

Son más de 130 obras, donde se muestra esa experimentación con la figura humana, y también el gran manejo del color empleada por el autor. La parte de gráfica, es otro acierto, ya que son obras que pocas veces se muestran al público.

Exhiben legado de Sánchez Urbina

Lo más visto

Minuto a minuto