Fundador:
Miguel R. Valladares García

Viernes 28 abril 2017

Más notas

san luis tiene raices africanasSan Luis Potosí.- El periodo de 1623 a 1625, se realizaron bautizos de personas de origen africano en la Parroquia del Sagrario, que actualmente es el Templo de la Compañía de Jesús en la de los Plaza Fundadores, su acervo posee el primer libro de registros de las primeras 46 personas bautizadas.

El documento fue estudiado por la Lic. en Biblioteconomía María Victoria Carrión, quien reporta que la primera persona africana registrada en las páginas del libro fue bautizada el 6 de marzo de 1623 y la última en noviembre de 1625. En el siglo XVIII este libro fue reestructurado, ya que varios libros fueron unidos en uno, que ahora forma parte del archivo del Sagrario.

En el registro hay dos mujeres, una de Angola, otra del Congo, y un hombre joven que fue bautizado originario de Angola en este grupo de 46 personas. También, la investigadora recuerda el registro de Juan Viafara, el apellido es de origen africano y tiene mucho auge actualmente en Colombia.

Para María Victoria Carrión, los africanos llegan a San Luis principalmente para trabajar como esclavos en las grandes casas de las primeras familias de españoles en lo que hoy es el Centro Histórico. Sin embargo, hay otros que fueron comprados para trabajar en actividades relacionados con la minería. Algunos otros esclavos fueron consignados a las haciendas.

La investigación, fue presentada dentro del foro “Confluencias de culturas en San Luis Potosí y la presencia de África”, realizada en el Museo del Virreinato con el objetivo de mostrar la llegada de africanos a la capital desde el siglo XVII.

En el libro del archivo del Sagrario, de esos 46 bautizos, 27 fueron infantes y 19 jóvenes, aunque según la investigadora no se puede definir con precisión la edad de cada uno.

San Luis tiene raíces africanas

restauran mural de leonoraCiudad de México.- Restau-radores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) intervinieron los murales “El mundo mágico de los mayas”, de Leonora Carrington y “Mapa de Mesoamérica”, de Ernesto Vázquez y Luis Covarrubias.

Las obras forman parte de la Colección de Obra Moderna y Contemporánea del Museo Nacional de Antropología (MNA), destacó el INAH. Un equipo dirigido por la restauradora Gilda Salgado, especialista del Laboratorio de Conservación del MNA, llevó a cabo la intervención.

El proceso cuenta con el financiamiento de la Fundación American Express. Conforme un registro de estas colecciones hecho con apoyo también de la Fundación American Express se sabe que existen 105, de las cuales 17 requieren una intervención mayor que sólo limpieza.

El historiador y director del MNA, Antonio Saborit, señaló que “El mundo mágico de los mayas” representó en su momento la pieza de mayores dimensiones dentro de la producción de la pintora anglo-mexicana.

Mientras que la restauradora Gilda Salgado explicó que previo a la intervención del mural, la cual llevó dos meses de trabajo efectivo, fue necesario realizar una investigación de la misma.

Dijo que Carrington pasó una temporada en las montañas chiapanecas para adentrarse en el tema, bajo la guía de la etnógrafa suiza Gertrud Duby Blom, y asistió a ritos de curación en Zinacatán, que plasmó en sus obras.

Restauran mural de Leonora C.

librería porrua de aniversarioCiudad de México.- Fundada en 1900, la librería Porrúa es la más grande de todo México, con más de 75 sucursales, tres almacenes en 18 entidades de la República Mexicana y una serie de colecciones propias entre las que destacan la Biblioteca Porrúa, Escritores Mexicanos, Biblioteca Jurídica y Sepan Cuantos, señaló Rodrigo Pérez Porrúa.

El director comercial de esa empresa ciento por ciento mexicana comentó, en ocasión del 117 aniversario de su establecimiento, que su historia se puede sintetizar en un crisol que amalgama el gusto por la industria editorial, por los libros, los lectores y las librerías. Para él, “es una profesión complicada y a la vez hermosa”.

Su catálogo se ha renovado, por lo que hoy día, en el contexto de la industria editorial mexicana, es el más importante. Editorial Porrúa tiene un catálogo vivo de alrededor de seis mil títulos, y su librería, que distribuye a todas las editoriales nacionales y extranjeras en toda la república, maneja alrededor de 400 mil títulos.

Cabe señalar que con motivo del 117 aniversario de esa firma, se abrió en su casa del Centro Histórico, la exposición “117 años al alcance de todos”, un recorrido por fotografías históricas, muebles antiguos, primeras ediciones e imprentas que muestran al visitante el devenir de esa empresa, acto al que asistieron funcionarios, editores y autores.

Librería Porrúa, de aniversario

homenaje a luis barraganCiudad de México.- La artista neoyorkina Jill Magid, dijo sentirse satisfecha con el trabajo realizado para su exposición “Una carta siempre llega a su destino. Los Archivos Barragán”, la cual incluye un anillo de diamante realizado con parte de las cenizas del arquitecto mexicano Luis Barragán.

“No me es posible saber qué es lo que Barragán opinaría sobre este trabajo, lo único que sé es que es un homenaje muy respetuoso, además no soy una artista que trabaje a partir de la expectativa que mi obra pueda generar”, dijo la artista cuya exposición fue inaugurada en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC).

En una larga charla con los medios, Jill Magid sostuvo que “el verdadero valor de mi producción radica en las conversaciones con la familia del arquitecto”.

Homenaje a Luis Barragán

juan rulfo dara suerteCiudad de México.- El Director de la Lotería Nacional, Pedro Pablo Treviño y el Gobernador de Colima, José Ignacio Peralta, presentaron el Billete Conmemorativo que se emitirá en homenaje a uno de los grandes de la literatura mexicana

Pablo Treviño Villarreal anunció que la LOTENAL llevará el Sorteo de Diez No. 146 a Comala, Colima, lugar citado en la obra “Pedro Páramo”. “La Lotería Nacional nos ayuda a reconocer a un gran mexicano que ha promovido a través de su obra literaria a nuestro estado”, afirmó el Gobernador

Pablo Treviño Villarreal afirmó que la Casa de la Suerte y la Fortuna reconoce a una figura de la literatura mexicana, que si bien era originario de Jalisco, su obra la desarrolló bajo la inspiración de Colima.

Juan Rulfo dará suerte

Museos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) desean recuperar la iniciativa de festejar a los infantes con actividades lúdicas y culturales, por lo que programaron actividades del 28 al 30 que incluye conferencias, talleres, lecturas, teatro, conciertos y muestras de cine.

Así lo informó hoy en un comunicado el INAH, al tiempo que señaló que festejarán de esta forma el Día del Niño en México, celebración que se realiza en este país desde 1925, cada 30 de abril.

En el Museo del Tecpan de la Zona Arqueológica de Tlatelolco (Avenida Reforma Norte 630, Nonoalco-Tlatelolco), la directora Edwina Villegas y la arqueóloga Paola Silva dictarán una charla sobre los usos del amaranto desde la época prehispánica hasta la actualidad, este 28 de abril a las 10:00 horas; en tanto, los chefs Adriana Campos y Jesús Roldán impartirán el taller gratuito “Memorias dulces, alegría al paladar”, para que los pequeños aprendan a preparar alegrías con miel y figuras de pasta de almendra.

En el Museo Nacional de las Culturas (Moneda 13, Centro Histórico) este viernes se narrarán dos cuentos: “Minimalario”, de Pinto y Chinto, con el cual los niños conocerán desde insectos, como una pulga, hasta mamíferos como un elefante, y “El hijo del Grufaló”, de Julia Donaldson, que describe la aventura del hijo de una criatura fantástica.

También se proyectarán tres películas: “Intensamente” (EU, 2015, Pete Docter), a las 13:00 horas; “Mi vecino Totoro” (Japón, 1988, Hayao Miyazaki), a las 14:30 horas, y “La canción del mar” (Irlanda, 2014, Tomm Moore), a las 16:00 horas.

El día 29, a las 12:00 horas, los infantes jugarán a ser detectives a través de un ejercicio denominado “El misterio del libro perdido”, en el cual, por medio de pistas y códigos, buscarán un volumen extraviado en la Sala Intermedia. Para el día 30, a las 12:00 horas se impartirá el taller “Todos somos iguales, pero diferentes”, y una hora después se presentará la obra “Issunboushi, el guerrero samurái”, basada en un cuento tradicional japonés.

En este museo el festival concluirá con lecturas dramatizadas que realizarán Alma Delia Leos, Sofía Villarreal y Abraham Reyes, bajo el título “Abuelos lectores y cuentacuentos”.

En tanto, en el Museo de El Carmen (Avenida Revolución s/n, entre Monasterio y Rafael Checa, San Ángel), se ofrecerá, el 30 de abril, un concierto de acordeón clásico y popular para niños interpretado por Iram Gallardo, a las 12:30 horas. Asimismo, se disfrutará la actuación de la Escuela de Danza Contemporánea del Centro Cultural Ollin Yoliztli, a las 15:00 horas.

En el Museo Nacional del Virreinato (Plaza Hidalgo 99, Barrio de San Martín, Tepotzotlán, Estado de México) se impartirán los talleres “Rompecabezas de obras novohispanas” y “Vestimenta novohispana”. En el primero, los asistentes colocarán joyería, objetos y ropajes en los espacios vacíos de una imagen para apreciar la minuciosidad del arte flamenco y la delicadeza de los trazos; en la segundo, los menores podrán engalanarse con bisutería e indumentaria del siglo XVI y observar su imagen en un espejo de Sibila.

Además, los Niños y Jóvenes Cantores de la Facultad de Música de la UNAM darán un recital con música coral, creada por compositores mexicanos del siglo XX, el día 30 a las 14:00 horas. El mismo día, a través de rimas, estrofas y versos, los pequeños conocerán la historia del ingenioso hidalgo a través de la obra teatral “El Quijote para niños”, de Miguel de Cervantes Saavedra, a las 11:00 horas.

Sobre el origen de esta celebración, Susana Sosenski, académica del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, señala que la Declaración de los Derechos del Niño, promulgada en Ginebra, Suiza, en 1924, proporcionó un marco internacional para la atención y protección de la infancia.

Para 1926, numerosas escuelas organizaron festivales en los que se ofrecían conferencias que hablaban sobre la salud, el valor del trabajo o la importancia de la alfabetización. Damas de las élites visitaban a los niños en instituciones correccionales o asistenciales para donar juguetes, regalos o dulces, iniciando así un festejo de tintes cívicos.

Para la década de 1940, el Día del Niño se integró al desarrollo de la sociedad de consumo para promover la venta de productos, por lo que diversos espacios educativos, como los museos, buscan recuperar la iniciativa de festejar a los infantes con actividades lúdicas y culturales, reiteró el INAH.

Museos del INAH buscan recuperar iniciativa de Día del Niño

La Comisión de Cultura del Senado de la República aprobó la mañana de este jueves el dictamen de Ley General de Derechos Culturales, pese a que la panista Sandra Luz García solicitó mayor tiempo para revisar las observaciones de la Consejería Jurídica del Ejecutivo, y previó a una acalorada discusión entre la también panista Mariana Gómez del Campo, quien no estuvo a tiempo para la votación, y el priísta Gerardo Sánchez.

Se tenía previsto que la votación también se desarrollara con la presencia de los integrantes de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, pero no asistieron. De acuerdo con el proceso legislativo tendrá que ser aprobada por los legisladores de este órgano para que en el transcurso de este día pase al Pleno de la Cámara para su discusión y probable aprobación.

Sin más discusión del dictamen y con los agradecimientos de Gerardo Sánchez a todos los legisladores de ambas cámaras que participaron en la elaboración del documento, fue aprobado a los 14 minutos de iniciado el encuentro.

“Nos sentimos muy satisfechos, si no en su totalidad, consideramos que es un avance significativo. Todavía hasta el día de hoy a las 3 de la mañana estábamos discutiendo con los diputados los términos en los que quedaría el dictamen. De tal manera consideramos que es una oportunidad histórica presentar a la comunidad cultural un proyecto que nos permita edificar una política pública y, en consecuencia, podamos contribuir con una demanda y una exigencia que durante tanto tiempo se ha hecho”, indicó el priísta.

De acuerdo con el secretario técnico de la Comisión de Cultura, Mauricio Vázquez, se trata de un documento que se logró gracias a “la voluntad política de todos los legisladores, tanto de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados y sus pares de la Cámara de Senadores”.

El dictamen, discutido y elaborado durante la noche de este miércoles y la madrugada de este jueves, consta de 42 artículos y seis transitorios. Elimina referencias a la Ley de Derechos de Autor, lo relativo al Sistema Nacional de Cultura y el título denominado “Del presupuesto y financiamiento a la cultura”, entre otros.

En entrevista con los medios Sandra Luz García indicó que solicitó más tiempo: “No había tenido la oportunidad de estudiarla completamente. La Consejería Jurídica (del Ejecutivo) hizo unos cambios anoche y por eso pedí más tiempo, para revisar”, dijo.

Por su parte, Gerardo Sánchez aseguró que confiaba en que el dictamen pasara el Pleno del Senado para su aprobación, para que después sea aprobada en la Cámara de Diputados: “No es un proyecto que nos deje a todos cabalmente satisfechos, pero es el inicio para sentar las bases. El proyecto de dictamen, aunque quisiéramos hacerlo ambicioso, la propia normatividad, el artículo que nos faculta en la Constitución, no nos permite introducirnos a la discusión del presupuesto en razón de que existe una Ley de Presupuesto y tampoco nos permite en otras vertientes que, si insistiéramos, podríamos dar pauta una controversia constitucional. Lo que hemos cuidado con toda atención es que no tengamos controversias”, aseguró Sánchez.

Al término de la reunión la panista Mariana Gómez del Campo sostuvo una discusión con Sánchez por considerar que no estaba de acuerdo con el proceso. Sin embargo, la legisladora prefirió no hablar con los reporteros y aseguró que en el transcurso de este día se desarrollaría una conferencia de prensa para dar a conocer la posición del PAN.

Mientras se desarrollaba la discusión en la Comisión de Cultura, en las afueras de la Cámara alrededor de 150 trabajadores del INAH e INBA, pertenecientes al Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaria de Cultura, se manifestaron para exigir que no se apruebe la Ley General de Cultura y Derechos Culturales por considerar, entre otras, que atenta con la protección del patrimonio.

Ley de Cultura da primer paso en el Senado

Hacer libros infantiles no es cosa fácil porque en ese mercado recae el éxito o fracaso del hábito de la lectura, consideró Graciela Iniestra Ramírez, coordinadora editorial de la línea infantil de Larousse, quien ponderó el compromiso del sello que representa con la producción de libros de calidad, accesibles a cualquier persona.

Entrevistada por Notimex, Iniestra destacó que, en su caso, la oferta editorial comienza con bebés de cero a tres años hasta adolescentes y preadultos, con materiales didácticos, educativos, de divulgación y literarios, en ediciones de lujo pero también más rústicas y económicas.

A veces los libros son menos caros de lo que parece, acotó, al tiempo que invitó a la gente a que se acerque a conocer las distintas líneas que manejan para ese sector de la población, que van desde los materiales enciclopédicos hasta los literarios, pasando por los de descubrimiento y retos que tanto gustan a niños y jóvenes.

Inquirida sobre las acciones que desarrolla esa casa editora para fomentar la lectura desde edades tempranas, destacó su participación en las Bibliotecas de Aula, aunque lamentó que en fechas recientes ese convenio con las autoridades educativas esté “parado”, pues aunque está vigente, no han sido llamados para renovar el fondo de las escuelas.

Se trata de una posibilidad importante que permite que más niños conozcan sus libros y se enamoren de la lectura, destacó la promotora, quien recordó que aun cuando en esos casos, los libros seleccionados no son los más elaborados, Larousse siempre está dispuesta a hacer ediciones rústicas y adaptar sus libros a las características que determinan las autoridades escolares.

Tratamos de que estas bibliotecas de aula saquen el mayor provecho posible de los materiales, a veces con algunos tips y actividades que puedan ser aprovechados por los docentes, señaló.

Recordó que, si bien hay familias para las que es difícil comprar más de un libro a la vez, las bibliotecas siempre son un recurso para que los chicos se acerquen y maravillen con el mundo de la lectura.

Señaló que el sello que representa cuenta con una línea de clásicos que son adecuados a una narrativa local, también tienen compra de derechos de otros materiales, y están en el camino de abrir sus puertas a autores mexicanos.

Ello, porque consideran que la literatura infantil que se hace en el país tiene un gran nivel y no pueden quedar fuera de su catálogo.

En términos generales, acotó, la mayoría de sus materiales son de producción propia, es decir, que su equipo trabaja desde el texto, el diseño y las ilustraciones, a fin de contar con materiales de calidad tanto en lo narrativo como en el atractivo visual que es el que al final vende.

Destacó que aun cuando se trate de un clásico, éste es adaptado no sólo por su extensión, sino por su variedad lingüística, ya que no es lo mismo el español de España o de otros países hispanoparlantes respecto al de México.

Sobre qué porcentaje de su oferta es digital, destacó que la gran mayoría de su acervo aun es en papel. “Tenemos algunos e-books y aplicaciones, pero más bien de apoyo escolar, porque lo interesante de la propuesta de Larousse para niños son sus materiales impresos y sus recursos de interactividad con el lector”, expresó.

Puso énfasis también en el cuidado con el que se seleccionan los materiales que editan, para que respondan a los intereses, inquietudes y curiosidades de la franja etaria a la que van dirigidos y adelantó que con motivo del próximo 30 de abril, están por lanzar una colección de Mandalas para iluminar, que incluirán relatos, lo cual es un plus en las publicaciones de este tipo.

A esa oferta se suman los libros de actividades, los de colorear, mini enciclopedias como la de “El Cuerpo Humano”, colecciones como “No tengo miedo a…” o “Mi primer Larousse de…”, cuentos clásicos, selección de mejores cuentos clásicos, libros de trabajo para Preescolar sobre cada campo formativo, colección de “Oficios”.

Colección de “Los Superpreguntones”, de Ciencia divertida (biología, física, química, etc); su línea Disney, Monster High, Barbie, Gallina Pintadita, Distroller; materiales de apoyo didáctico o “Mi primer Quijote”, entre muchos otros.

Larousse apuesta por calidad y accesibilidad para satisfacer a primeros lectores

Fundada en 1900, la librería Porrúa es hoy la más grande de todo México, con más de 75 sucursales, tres almacenes en 18 entidades de la República Mexicana y una serie de colecciones propias entre las que destacan la Biblioteca Porrúa, Escritores Mexicanos, Biblioteca Jurídica y Sepan Cuantos, señaló Rodrigo Pérez Porrúa.

El director comercial de esa empresa ciento por ciento mexicana comentó a Notimex, en ocasión del 117 aniversario de su establecimiento, que su historia se puede sintetizar en un crisol que amalgama el gusto por la industria editorial, por los libros, los lectores y las librerías. Para él, “es una profesión complicada y a la vez hermosa”.

Es decir, subrayó uno de los miembros más jóvenes de la dinastía Porrúa, “todos quienes estamos en esta empresa lo hacemos exclusivamente por gusto”. Así ha sido desde 1908 con su primera publicación, una guía de la Ciudad de México, hasta este 2017, al elaborar la primera edición de la nueva y reluciente Constitución Política de la Ciudad de México.

“Eso demuestra que el sello Porrúa siempre ha estado muy ligado a la historia nacional de México y prueba de ello es que fuimos los primeros en publicar la citada Constitución, en un acto de honor a nuestra historia y a nuestra Biblioteca Jurídica, la cual, gracias a todos sus autores, es hoy por hoy la biblioteca de Derecho más importante en América Latina”.

Señalado lo anterior, Pérez Porrúa recordó que él creció entre libros, anaqueles, libreros, autores y todos los escenarios imaginables en torno a la producción y comercialización de libros. Su lección de vida ha sido siempre llegar a la gente a través de los libros y tratar de ponerlos a la mano del mayor número posible de gente, llueva, truene o relampaguee.

Porrúa se ha caracterizado desde sus inicios por ser, sobre todo, una marca muy popular y abierta y cercana al pueblo, con varios programas que buscan beneficiar a los lectores, y a la vez, con activaciones de carácter social que ayudan a fomentar el libro y el hábito de la lectura. “Por eso, la salud de esa empresa mexicana es totalmente fuerte y sana”, abundó.

Orgullosamente, agregó que Porrúa sigue abriendo librerías y adelantó que este año tendrá cinco o seis más en puntos estratégicos de la geografía nacional. En el ramo editorial, dijo que cada día crece más, con nuevos acervos de cultura general, historia, literatura de México y el resto del mundo, de interés general, de superación, infantiles y muchas más.

Su catálogo se ha renovado, por lo que hoy día, en el contexto de la industria editorial mexicana, es el más importante. Editorial Porrúa tiene un catálogo vivo de alrededor de seis mil títulos, y su librería, que distribuye a todas las editoriales nacionales y extranjeras en toda la república, maneja alrededor de 400 mil títulos.

“El catálogo es el más amplio en español, incluso, dijo, muchos de sus títulos se venden en el extranjero con bastante éxito, y cada día se trabaja más en ello, sin descuidar que en la actualidad, Porrúa proporciona descargas en todo el mundo. ¿Hacia dónde va la empresa? “Por más lectores y más autores”, concluyó.

Cabe señalar que con motivo del 117 aniversario de esa firma, la víspera se abrió en su casa del Centro Histórico, la exposición “117 años al alcance de todos”, un recorrido por fotografías históricas, muebles antiguos, primeras ediciones e imprentas que muestran al visitante el devenir de esa empresa, acto al que asistieron funcionarios, editores y autores.

Con un catálogo vivo de seis mil títulos, Porrúa cumple 117 años

El Museo Nacional de Antropología esconde en sus cinco kilómetros de exhibición una pinacoteca. Entre su vasto acervo arqueológico y etnológico el recinto resguarda unas 105 obras modernas y contemporáneas, muchas de ellas resguardadas en las bodegas del recinto o que normalmente pasan desapercibidas de la vista del público.

Especialistas del museo han logrado identificar cada una de estas piezas realizadas por destacados artistas mexicanos, como Leonora Carrington y Rufino Tamayo, con el fin de tener un registro completo y evaluar sus condiciones de conservación.

Según la restauradora Gilda Salgado, encargada del proyecto, entre esas 105 obras identificadas hasta ahora en distintos espacios del recinto, incluso en su bodega, hay unas 17 que requieren una intervención profunda. Ese fue el caso del mural “El mundo mágico de los mayas”, que la pintora Leonora Carrington realizó para que se exhibiera en la sala etnográfica dedicada a esa cultura, y que ahora recupera su brillo gracias a los trabajos de conservación que realizaron restauradores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), con apoyo de la Fundación American Express.

El cuadro, que mide 4.30 metros por 2 metros, fue intervenido durante dos meses por especialistas en restauración, quienes tuvieron que hacer una limpieza superficial por aspirado y con brochas de pelo suave. De acuerdo con la restauradora, el proceso también implicó una reintegración cromática y eliminación de intervenciones anteriores que habían modificado su textura.

Durante la presentación de los trabajos de conservación, Salgado explicó que si bien la obra tenía un buen estado de conservación, requería intervención en algunas partes.

Otra de las piezas que fue sometida a un proceso de restauración fue el “Mapa de Mesoamérica”, un óleo de grandes dimensiones colgado en la entrada de la sala introductoria del recinto.

La obra, de Ernesto Vázquez y Luis Covarrubias, que ilustra la ubicación de las antiguas culturas de México, tenía manchas blancas en la parte inferior debido a las constantes salpicaduras del material con el que los trabajadores pulen el piso del museo. Además, comentó, ciertas partes necesitaban reintegración cromática y limpieza debido a la manipulación del público o de los guías del museo. Las partes más afectadas eran los extremos y la parte que indica la región donde floreció la cultura olmeca.

Este año los especialistas del INAH también atenderán otras obras, como una pieza de Ricardo Martínez, dos de Iker Larrauri y otra de Regina Raull. “Pero todo depende de que encontremos el apoyo económico y el de investigación”, expresó Salgado.

Por su parte, el director del museo, Antonio Saborit, señaló que este registro de piezas también dará pie a la publicación de un catálogo y a la difusión de las piezas.

El también historiador recordó que en este proceso de registro e identificación de piezas se han encontrado con algunas sorpresas. En la última limpieza de bodegas, recordó, hallaron oculta en una tela de lino la pieza Paisaje Abstracto de Rafael Coronel, que originalmente había estado en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia. “Algún día se deterioró y allá lo guardaron”, comentó. El proceso de restauración, añadió, se realizó durante varios meses y volvió a ser colocada en la Biblioteca.

Restauran obra de Leonora Carrington

Lo más visto

Minuto a minuto