Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 16 enero 2018

Más notas

A tan sólo unos meses de cerrar el telón por última vez ya se preparan para decir adiós al Foro Shakespeare. Tal es el caso del actor Hamlet Ramírez quien regresa este 15 de enero con la puesta en escena “La metáfora de las aves”.

“El Foro va a cerrar en octubre y para nosotros era muy necesario que este montaje sea de los que van a despedirlo. Esperemos que después renazca en otro espacio, por lo pronto van a seguir siendo una casa productora”, detalló Ramírez.

“En esta etapa final es muy necesario que se vea en escena todo el esfuerzo por hacer teatro de distintas índoles, acogiendo a muchísimos creadores”, agregó.

Hamlet recordó que fue en el Shakespeare donde más ha trabajado los últimos años. Además, fue en ese recinto en el que vio por primera vez una puesta en escena por su propia voluntad -sin que lo hubieran “mandado” de la escuela-. “Fue la primera vez que tuve este enamoramiento como espectador”.

“La metáfora de las aves”, puesta en escena donde comparte escenario con Itari Marta y Verónica Bravo, estará en cartelera hasta el mes de mayo. Ramírez considera que para el montaje basado en “La gaviota” de Antón Chéjov el director los llevó a salir del teatro tradicional dándoles la oportunidad a los personajes de improvisar.

“Es como la vida, no somos tan asertivos y de repente el teatro busca esa asertividad en el bien decir, en los tiempos que se hacen. (La obra) es hasta cierto punto caótica como es la vida. La vida es la mayor improvisación del mundo”, considera.

Vida de actor. En retrospectiva relató que ya en un montaje anterior -“Más pequeños que el Guggenheim”- también hablaba sobre la imposibilidad creadora de los personajes y cómo esto los lleva de fracaso en fracaso, situación que vivió en carne propia.

“Yo recuerdo que cuando montamos “Más pequeños que el Guggenheim” precisamente todos estábamos un poco en el hoyo pensando cómo sobrevivir y negándonos a dejar el teatro.

Recuerdo haber pasado muchos años de carencias, aferrándome a la idea de ser actor lo cual me orillaba a veces a estar pedaleando entre varios proyectos para poder subsistir”, comentó.

A la par de su trabajo en Foro Shakespeare Hamlet Ramírez formará parte del elenco de “Los hijos también lloran” junto con actores como Ludwika Paleta y Andrés Zumo. La historia escrita por Zuno estará ubicada en los años 80 y estrenará el próximo 2 de febrero en Teatro Milán.

“Es una historia autobiográfica que habla sobre la pérdida del padre –quien muere antes del temblor del 85- y cómo a través de los recuerdos podemos entender quiénes somos y por qué actuamos de cierta manera”, explicó.

“Para los que estábamos en los 80 ya pataleando nos va a enganchar al escuchar canciones que teníamos en la época y referentes inevitables”.

“La metáfora de las aves” despedirá al Foro Shakespeare

México.- La Biblioteca Nacional de Ciencia y Tecnología (BNCT) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), recibe de vuelta el díptico “Alegoría del Trabajo y Alegoría de la Construcción”, del artista mexicano Saturnino Herrán.

La obra, detalló el Instituto Politécnico Nacional en un comunicado, fue parte de la exposición “Pintando la Revolución: Modernismo Mexicano 1910-1950”, que se presentó del 25 de junio al 1 de octubre del año pasado en el Museo de Bellas Artes de Houston.

Precisó que se trata de una pieza que data de 1910, la más antigua del patrimonio artístico con el que cuenta el Instituto y da cuenta del desarrollo del arte moderno en México y de la influencia de las fuerzas sociales, políticas y culturales en los artistas de esa época.

Resaltó también que esta obra pictórica, fue pintada al óleo sobre aplanado de yeso en los muros de la Escuela Nacional de Artes y Oficios para Hombres; luego, en la década de los 70, los tableros se desprendieron de la pared y fueron colocados con soportes de fibra de vidrio por los técnicos del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble, del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Los murales, cuyas dimensiones son de 274 x 185 centímetros se convirtieron en pinturas transportables, las cuales se colocaron también en la pared principal del salón López Mateos en Los Pinos, durante la administración del expresidente Ernesto Zedillo.

Regresa obra de Saturnino Herrán

México.- El fotógrafo y escritor británico Lewis Carroll, autor de “Alicia en el país de la maravillas”, es recordado a 120 años de su muerte, ocurrida el 14 de enero de 1898, con la exposición “Victorian Giants: The Birth of Art Photography” que incluye retratos de Alicia Liddell, la niña que lo inspiró a crear su célebre obra.

La muestra que se presentará del 1 de marzo al 20 de mayo en la National Portrait Gallery de Londres, reúne por primera vez las obras de cuatro de las figuras más famosas de la fotografía artística, Lewis Carroll, Julia Margaret Cameron, Oscar Rejlander y Clementina Hawarden, señala la página oficial del museo.

Reitera que estos cuatro artistas llegarían a encarnar lo mejor de la fotografía en la época victoriana. Su enfoque experimental hacia la toma de imágenes y las actitudes radicales hacia la fotografía han informado a la práctica artística desde entonces.

Fotógrafo, escritor y matemático y experto en lógica el británico Charles Lutwidge Dodgson, mejor conocido como Lewis Carroll, nació en Daresbury, Cheshire, Inglaterra el 27 de enero de 1832. Fue el tercero de los hijos del matrimonio Dodgson, y el primer varón.

Festejarán al escritor británico Lewis Carroll

Meditación a media tarde: miro el reflejo en una piedra de río, la sin agua, la que rueda en el duro lecho de la madre, la de los mil rostros, la que lleva en su interior una tupida trama de cristal y olvido.

Miro la piedra, miro un yo que se deshace en polvo.

–Mira tu yo– me dijo el monje mientras trata de meter tres camellos en un dedal de vidrio.

Mi yo es una piedra enorme que perdí en un jardín de arena.

Sobre la mesa un limón se suicida con un cuchillo de sol, y un salero contempla el espectáculo.

Comentarios:

ndlat@uaslp.mx

DIS/CURSO

México.- Por primera vez es organizada una exposición sobre los mixtecos, cultura milenaria cuya geografía va más allá de las altas montañas de Oaxaca: “Ñuu Dzahui, Señores de la Lluvia”, que se puede visitar hasta mediados de este año en la Galería de Palacio Nacional, en el Centro Histórico de esta ciudad.

La muestra, que reúne alrededor de 500 piezas, desde documentos históricos hasta expresiones contemporáneas, “rompe con los esquemas de una exposición estrictamente arqueológica, para proponer una muestra cultural de lo que son los mixtecos”, destacó Nelly Robles García, coordinadora del guión curatorial.

A través de la muestra organizada por las secretarías de Hacienda y Crédito Público, a través del recinto sede, y de Cultura, mediante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se podrá conocer a este pueblo originario que abarca además de Oaxaca a parte de los estados de Puebla y Guerrero.

Lo exposición es enriquecida por algunos acervos de otras instituciones públicas y privadas, e incluso de las propias comunidades mixtecas, con el fin de que el “pueblo de la lluvia”, el Ñuu Dzahui, revele toda su belleza y heterogeneidad cultural.

Sobresalen ricas piezas arqueológicas recuperadas de contextos como la Tumba 7 de Monte Albán, el entierro de la “Señora de Yucundaa” o la recreación de una típica casa mixteca, hecha ex profeso por habitantes de Tepelmeme Villa de Morelos.

Asimismo, documentos de enorme valor como el Códice de San Vicente del Palmar, artesanías en diversos materiales, lotes de objetos miniatura y una colección de instrumentos musicales.

Así, se puede conocer desde las primeras aldeas, un par de siglos antes de nuestra era, hasta la actualidad, con una exposición plástica de creadores contemporáneos de origen mixteco, como el reconocido Rufino Tamayo o el reciente José Luis García, con su cerámica de alta temperatura.

Los señores de la lluvia

México.- Alberto Castro Leñero, grabador, pintor, escultor y también dibujante, propone un “arte habitable” a través de una serie de obras en las que se conjugan la escultura y la arquitectura. Esos nuevos materiales están reunidos en su proyecto expositivo “Extrarradio”, recién cobijado por la Galería Metropolitana.

El artista reflexionó largamente ese proyecto, para presentar variaciones de pabellones, esculturas habitables y transitables.

“El espacio que queda inaugurado en su interior es una oportunidad de recogimiento temporal, una marca de la trayectoria como símbolo constante de desplazamientos”, destacó Isabel Cabrera al explicar la pieza “Domo”.

“Extrarradio” es una muestra integrada por pinturas y esculturas, unas de gran formato, en las que el creador insiste en la posibilidad de hacer el arte habitable, donde el espectador pueda transitar; obras como pabellones que rodean la periferia urbana para hacer al arte más real, al aire libre, ya no en museos, como si se tratase de una metáfora.

La muestra comprende pinturas que de alguna manera son parte de este diálogo urbano que propone Castro Leñero, y que lo ha llevado editar en un libro homónimo. Se trata de una propuesta en la que trabajó más de una década, con la experiencia de haber estudiado en la Academia de San Carlos en esta ciudad y en la Accademia delle Belle Arti en Italia.

“Extrarradio” está compuesta por obras que dialogan entre sí, y a propósito del título de la exposición, Alberto Castro Leñero apuntó en su momento: “Se refiere a obras en la periferia urbana, en la periferia de algo, son ejercicios periféricos, arte periférico, propuestas como elemento de innovación para salirse de la escultura tradicional o acotada”.

Lo nuevo de Alberto Castro Leñero

La estatua de Cristóbal Colón que se erige en la céntrica rotonda de Columbus Circle, en Nueva York, se mantendrá en su sitio tras las deliberaciones de un comité nombrado por el Ayuntamiento para decidir el destino de varios monumentos polémicos situados en espacios públicos de la ciudad.

Los incidentes raciales de 2017 en Charlottesville (Virginia), donde murió una persona, desencadenaron la retirada de estatuas de líderes confederados a lo largo de Estados Unidos y, ante la ausencia de ellas en Nueva York, el alcalde Bill de Blasio propuso revisar su repertorio monumental de figuras históricas.

La de Cristóbal Colón, un regalo inmigrantes italoamericanos a la ciudad en 1892, fue objeto de un intenso debate durante los 90 días que tenía el grupo de expertos para emitir una recomendación, con activistas solicitando su retirada y otros, incluido el gobernador Andrew Cuomo, de ascendencia italiana, abogando por su permanencia.

Este viernes, el Ayuntamiento anunció que la figura del almirante italiano se queda donde está, aunque se añadirán placas explicativas sobre su historia y se instalará un monumento dedicado a la población indígena, sin una fecha o un lugar concretos todavía.

Los expertos solo recomendaron trasladar una estatua de entre los cuatro elementos históricos que se revisaron, y que incluían al presidente estadounidense Theodore Roosevelt y al mariscal francés Philippe Pétain, héroe de la I Guerra Mundial que más tarde encabezó el régimen colaboracionista de Vichy.

Se trata de la del médico J. Marion Sims, conocido como el padre de la ginecología moderna, que desarrolló avances en el siglo XIX a costa de experimentar con esclavas. Su monumento se retirará del norte de Central Park y será instalado en el cementerio de Brooklyn, donde está enterrado.

“Evaluar nuestras historias colectivas es un proyecto complicado sin solución fácil. Nuestro enfoque se centrará en añadir detalles y matices -en lugar de retirar completamente- a las representaciones de esas historias”, destacó en un comunicado el alcalde.

De la misma manera que la estatua de Colón irá acompañada de placas explicativas, la de Sims, que se aleja del centro de Nueva York, informará a través de mensajes y “diálogos públicos” sobre “el legado de la experimentación médica no consensuada”, específicamente en mujeres negras, que el médico “simboliza”.

Asimismo, el Ayuntamiento añadió que encargará nuevas piezas de arte para la ciudad que reflejen los problemas generados por ese legado de Sims, cuya estatua, agregó De Blasio en un programa de radio, está además próxima a un vecindario mayoritariamente de color.

Tras el debate mantenido por el comité y la participación ciudadana mediante audiencias públicas y una encuesta digital, el consistorio también decidió no retirar una placa dedicada a Pétain en el Bajo Manhattan ni una estatua de Roosevelt en el Museo de Historia Natural, aunque prevén añadirles “contexto”.

La estatua de Roosevelt lo representa subido en un caballo y flanqueado por dos hombres, uno negro y otro indígena, estampa que ha sido considerada racista por algunos colectivos. El pasado mes de octubre, el monumento fue vandalizado con pintura roja.

Ante la permanencia de la estatua de Colón en Manhattan, uno de sus detractores, Rick Chavolla, presidente de la Casa Comunitaria India Americana en Manhattan, dijo a The New York Times que añadirle placas explicativas “no llamará la atención” de los transeúntes.

“Se trata de lo que está moralmente bien y moralmente mal”, añadió Chavolla, para quien “Colón está moralmente mal” porque “vendió a chicas menores para la esclavitud sexual y forzó a la gente a trabajar hasta que murieron”.

Para acometer los cambios recomendados por el comité, De Blasio apuntó que el Departamento de Asuntos Culturales local se compromete a aportar 10 millones de dólares en los próximos cuatro años para “crear nuevo arte permanente que honre a varias comunidades que están infrarrepresentadas” en el espacio público.

Nueva York mantiene su estatua de Colón y “destierra” la del ginecólogo Sims

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- Cientos de artistas se congregaron hoy en el Museo Nacional de Arte (Munal) de la Ciudad de México para participar en un maratón de dibujo que se extenderá durante diez horas.

El Patio de los Leones del museo fue el espacio elegido para realizar el evento, con el que se pretende explorar las diferentes técnicas y acercamientos en la disciplina del dibujo.

El evento, que comenzó a las 10.00 hora local (16.00 GMT), forma parte de la despedida de la exposición “Discursos de la piel. Felipe Santiago Gutiérrez (1824-1904)”, retrospectiva dedicada al pintor mexicano conocido por su contribución en la transición del romanticismo al realismo pictórico en el país.

Sentados en el suelo y formando círculos concéntricos alrededor del modelo, los participantes dieron inicio al maratón con la primera sesión, dedicada a la idea del dibujo como arte universal.

Otras cinco sesiones complementan la programación del maratón, que pasa por ejes como el paisaje, el retrato, el dibujo anatómico y la experimentación.

En la actividad participan tanto artistas profesionales como “amateurs”, que pueden emplear todo tipo de técnicas excepto los aerosoles, y las sesiones comienzan con un grado de dificultad bajo para ir avanzando hacia una mayor complejidad.

El maratón está organizado por el Munal y la red colaborativa Pasaporte Cultural.

Maratón de dibujo congrega a cientos de artistas en el Munal de la CDMX

El escultor poblano, Bernardo Luis Artasanchez demandó a las autoridades del municipio veracruzano de Córdoba la devolución de una escultura en honor a Othón Arróniz Báez, fundador de la Facultad de Filosofía de la Universidad Veracruzana y del diario El Mundo de Córdoba, la cual fue retirada del parque central por pleitos políticos de la alcaldesa, la panista Leticia López Landero.

La escultura, que formaba parte del atractivo turístico del parque 21 de Mayo, fue quitada a los pocos días que tomó protesta como alcaldesa (1 de enero de 2018), ello luego que tuvo diferencias durante la campaña electoral del año pasado con El Mundo de Córdoba, uno de los diarios de mayor presencia en esa zona.

El artista, quien ha realizado esculturas en varios países e incluso un busto a Donald Trump, recordó que la obra fue “donada” en reconocimiento al historiador, dramaturgo, periodista, escritor y empresario cordobés.

Con el registro de derecho de autor en mano, Bernardo Luis explicó que no pretende involucrarse en pleitos ajenos, pero la obra de arte le pertenece y es necesario que el ayuntamiento se la entregue sin daño.

Recordó que fue en 2010 cuando decidió “donar” la escultura de tamaño natural colocada en una banca para rendir tributo al también investigador de la UNAM y estudioso del teatro español del Siglo de Oro y del teatro de evangelización de la Nueva España.

“La estatua ni siquiera es donada, porque no firmé ningún documento de donación, la estatua es prestada y si no la quieren, que me la devuelvan, la estatua tiene derechos de autor y cuando maltratas una obra de arte es como si hicieras un ejercicio de piratería”, expuso el hombre que está casado con una mujer de esa zona.

El artista, autor de la escultura de Vicente Fox en Boca del Río y del Niño Cero de Perote, consideró que es una escultura inofensiva, pero que si no la quieren deben devolvérsela sin daño alguno.

“Quiero ver la escultura, si no la quieren en Córdoba, que hagan favor de dármela y ya veré qué mejor destino le doy, porque además es una escultura inofensiva”, señaló.

El retiro de la estatua ha generado opiniones encontradas en ese municipio e incuso liderazgos locales han pedido que se regrese la estatua, ya que consideran a Arróniz un cordobés ilustre que merece reconocimiento, independientemente de pleitos políticos o personales.

El 18 de diciembre, en un desayuno para anunciar los nombramientos de su equipo de trabajo, la alcaldesa panista Leticia López Landero se quejó del trato que recibió durante la campaña electoral.

Por pleito político alcaldesa “destierra” obra de arte

Roma.- El Palacio Venecia y el Victoriano, dos  de los monumentos más polémicos de Roma, relanzan su imagen -en el pasado vinculada con el fascismo y la monarquía- con una muestra de obras de arte donadas a Italia por los cónyuges estadunidenses George Washington Wurts y Henrietta Towers.

La exposición “Voglia d’Italia (Ganas de Italia). El coleccionismo internacional en la Roma del Victoriano”, ofrece la posibilidad de una nueva y más profunda reflexión sobre el área central de la ciudad, dijo Edith Gabrielli, directora del Polo de Museos de la región del Lazio (del cual dependen el Palacio Venecia y el Victoriano).

La exposición incluye 234 piezas de la vasta recopilación de obras de arte hecha entre los siglos XIX y el XX por Wurts y Tower y donada en 1933 al Estado italiano.

En entrevista con Notimex, Gabrielli confirmó que se ha decidido relanzar la imagen del Palacio Venecia con la apertura de espacios que durante muchos años estuvieron cerrados al público, como el jardín y las salas monumentales.

Palacio de Venecia

“Decidimos contar toda la historia del Palacio Venecia, porque parecía olvidada e inexistente pese a que está en el centro de la ciudad”, dijo.

Confirmó que la reorganización del inmueble, cuya construcción inició en 1455, arrancó en 2015.

Gabrielli reconoció que el monumento pagó un alto precio en términos de imagen debido a que durante el fascismo fue sede de las oficinas del dictador Benito Mussolini, quien además solía lanzar sus arengas a la multitud desde el balcón central que se asoma a la céntrica Plaza Venecia.

“Este Palacio pagó su fuerte relación con la figura de Mussolini y con el régimen fascista. Fue una reacción completamente comprensible para un país que salía de una experiencia tan traumática como una dictadura”, señaló.

Sin embargo, dijo que ahora los tiempos han cambiado, Italia es una democracia fuerte y “puede ver su pasado y contar la historia con sus luces y sus sombras con gran tranquilidad”.

Exhiben obras de arte

Lo más visto

Minuto a minuto