Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 22 noviembre 2017

Más notas

Foto: Especial

Cinco décadas después de haber pisado Lecumberri y las Islas Marías, gracias a los personajes de sus películas, Pedro Infante volverá a las cárceles mexicanas como parte de los festejos de su 100 natalicio. Lidia Camacho, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, adelantó que una exposición fotográfica del ídolo de Guamúchil y que la mañana de este viernes fue inaugurada en la estación Bellas Artes de la Línea 2 del Metro de la Ciudad de México, viajará a diversos reclusorios del país. Infante filmó “Nosotros los pobres” en el antiguo palacio negro de Lecumberri y Las Islas Marías en el mismo sitio presidiario.

“Esto tiene como objetivo conmemorar la trayectoria de uno de nuestros referentes”, señaló en su discurso. “En los penales estará la exposición para que se acerquen a disfrutar de esta gran figura del cine”, señaló la funcionaria.

La exposición gratuita está conformada por 50 reproducciones fotográficas de varios de sus filmes y algunas de su vida personal. Además, este viernes y sábado la música del ídolo de Guamúchil sonará en diversas estaciones del Metro.

“Serán varias y es un gran acierto”, externó Jorge Sánchez, director del Instituto Mexicano de Cinematografía.

Pedro Infante volverá a las cárceles de México en exposición

Dos cuadros del ex primer ministro británico Winston Churchill se subastarán el próximo día 21 como parte de una venta de Sotheby’s de Arte británico Moderno y de Posguerra con un precio de salida de 80.000 y 150.000 libras (105.400 y 197.700 dólares), respectivamente.

Uno de ellos es el último óleo pintado por el ex jefe de Gobierno del Reino Unido, “The Goldfish Pool at Chartwell”, realizado en 1962, en el que aparece un primer plano de la balsa de carpas doradas que aún hay en el jardín de la mansión campestre de Churchill.

Churchill (1874-1965) regaló este cuadro, que se expone en público por primera vez, a su guardaespaldas, el sargento Edmund Murray, que ahora ha decidido ponerlo a la venta, según indicó la casa de pujas en una nota.

Se trata de una obra relevante por ser la última que pintó antes de morir el ex líder conservador, que se aficionó a la pintura a los cuarenta años. Su valoración es de 80.000 libras.

El óleo está realizado en su querida Chartwell, la residencia en el condado inglés de Kent que desde 1922 hasta su fallecimiento en 1965 compartió con su esposa Clementine y sus hijos, y que inspiró buena parte de su producción artística.

La segunda obra que saldrá a subasta del que fuera dirigente “tory” es “Landscape With Two Trees”, un paisaje del sur de Francia fechado en 1922, que Churchill regaló a Maud Elgie, quien fue niñera de sus hijos entre 1919 y 1921.

Este óleo se ofrecerá al mejor postor con un precio máximo estimado de 150.000 libras, indicó Sotheby’s.

En la misma venta se ofertarán otros lienzos icónicos de reputados artistas británicos como L.S. Lowry y C.R.W. Nevinson.

A subasta dos cuadros del ex primer ministro británico Winston Churchill

Con decenas de exposiciones en Francia y en otros países, actos culturales, estrenos cinematográficos y la colocación hoy de una escultura de Rodin en la región parisina, Francia celebró este viernes el centenario de la muerte de su escultor más “universal”, Auguste Rodin (1840-1917).

Al cumplirse este viernes 100 años exactos desde la muerte un 17 de noviembre de 1917 del creador de las célebres piezas “el beso” y “el pensador”, decenas de personas depositaron esta mañana flores en su tumba, ubicada en el jardín de su casa-museo de Meudon, afueras de París.

El acto simbólico abrió una jornada de conmemoraciones que siguió con la inauguración de una nueva estatua de Rodin en la Ciudad Luz que marca un centenario en el que se han celebrado una treintena de exposiciones en todo el mundo, en México, Argentina, Estados Unidos y Alemania entre otros países.

“Rodin está por todo el mundo. Es increíble. Es un artista que es capaz de hablar a todas las culturas y sensibilidades. Eso es extraordinario porque levanta las pasiones tanto en México como en China, en Escandinavia como en Italia” declaró a Notimex la directora del Museo Rodin de París, Catherine Chevillot.

“Hay pocos artistas creo que logran tener una adhesión de esa manera. Es universal y además suscita mucho entusiasmo” añadió Chevillot.

Sobre las exposiciones en todo el mundo Chevillot explicó que surgieron del “deseo de que la conmemoración estuviera abierta hacia el futuro y no una mirada al pasado. Por eso le acordamos mucha presencia a artistas contemporáneos. También buscábamos que no se celebrara exclusivamente en el Museo Rodin”.

La directora del museo develó hoy junto a las principales autoridades del departamento administrativo parisino de Hautes de Seine (Altos del Sena) un ejemplar de la estatua “La defensa” de Rodin, colocada en la entrada de la gran nueva sala de conciertos “La Seine Musicale”, en las afueras de la Ciudad Luz.

La inauguración de la pieza, que no es una “reproducción” sino una obra nueva realizada en bronce de la doce autorizadas por Rodin según indicaciones que el artista precisó en su testamento, destacó por la fecha elegida y por su colocación en París, en donde hacía años que no se exhibía una escultura del artista.

La última gran estatua de Rodin inaugurada en el mundo, la faraónica “La puerta del infierno”, fue inaugurada hace dos años en México, que alberga en el Museo Soumaya la mayor colección privada del artista francés a nivel mundial destacó la directora del Museo Rodin de la capital francesa.

“Fue una operación enorme porque la pieza mide más de seis metros y ochenta centímetros de alto y hubo que transportarla por barco, mediante un convoy excepcional” indicó la directora del Museo Rodin de París.

Además de las exposiciones, este viernes se abrieron las puertas gratuitamente del Museo Rodin de París, que recibe anualmente un promedio de seiscientos mil visitantes.

Asimismo fue estrenada en París la película “Rodin” en el que el actor francés Vincent Lindon interpreta al célebre escultor nacido en París en 1840, y que compitió en la selección oficial del pasado festival de cine de Cannes.

Las celebraciones del centenario comenzaron hace meses y se extenderán todavía por más tiempo y en Francia se completan con la salida de varios libros, documentales así como con la emisión de un sello y una moneda conmemorativa, entre otros eventos.

De acuerdo a estimaciones oficiales, más de un millón de personas habrían asistido a las diferentes exposiciones y actos celebrados en los últimos meses en Francia y en todo el mundo en honor de Rodin.

Francia conmemora centenario de muerte de Rodin

“Energía en contexto” es la nueva propuesta del Museo Federico Silva de Escultura Contemporánea con obra del maestro José Luis Cuevas, el destacado artista plástico integrante de la generación de la ruptura quien falleció este año y es considerado de los grandes el arte mexicano del Siglo XX.

La muestra no sólo esta integrada por escultura en bronce, en esta ocasión también se dará la oportunidad a 24 dibujos, 11 relieves, y 20 esculturas de pequeño y mediano formato del artista. Además de la maqueta de “La Giganta”, la escultura monumental que se encuentra en el museo que lleva su nombre en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Alejandro Velasco es quien facilita las piezas para esta ocasión, ya que buena parte de la producción artística de José Luis Cuevas pertenece al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y otro porcentaje a su viuda Beatriz del Carmen.

El arquitecto Alejandro Velasco es director de la Fundación Artística Velasco, que por muchos años se ha dedicado a divulgar la obra del llamado “El niño terrible del arte mexicano”. Velasco fue el fundidor de muchas de sus esculturas de bronce y de acero al carbón en su taller.

El director de la Fundación Artística Velasco tuvo una gran amistad por décadas con José Luis Cuevas, incluso fue su representante en la inauguración de algunas exposiciones en su honor cuando el pintor ya no podía asistir por problemas de salud. La vigencia de “Energía en contexto” será de tres meses hasta febrero del 2018.

Algunas de las obras fueron expuestas este año en el Centro Educativo y Cultural Manuel Gómez Morín. José Luis Cuevas estuvo en la capital potosina en el año de 1997, hace dos décadas cuando fue jurado del concurso de artes plásticas en la edición del Festival Internacional de Danza Contemporánea “Lila López”.

“Caballo de bronce”, “Metamorfosis” y “Autorretrato títeres”, son algunas de las obras que se podrán ver a partir del próximo 24 de noviembre a las 21:00 horas en el museo ubicado en el Jardín de San Juan de Dios. Es la segunda exposición en su honor después de su muerte, la primera fue “José Luis Cuevas y su colección, a 25 años”, inaugurada en su museo de la capital mexicana.

Exhibirán obras de José Luis Cuevas

La posibilidad de ofrecer una formación educativa a los niños, es uno de los objetivos del escritor Antonio Ramos Revillas, quien presentó su obra “Mil Soles Lejanos”, en el Festival del Libro y La Lectura.

El autor, es uno de los escritores más destacados actualmente en Literatura Infantil; es director de la Editorial Universitaria de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

La obra trata la historia de “Ulises”, un niño que está fascinado por los viajes espaciales.

Es una historia amena y fácil de entender, según la perspectiva del escritor mexicano quien también realizó “Los cazadores de pájaros”, “Reptiles bajo mi cama”, “El barco maya”, “Puppy Love y “La guarida de las lechuzas”, entre otros volúmenes.

La literatura no solo es una posibilidad de entretenimiento; esa fue una de las ideas en la presentación de “Mil Soles Lejanos”.

“Ulises” es un niño que como a la mayoría no le gusta la sopa, y se enoja cuando sus padres no lo dejan jugar más tiempo en la calle con su colección de “naves espaciales”.

Un menor de edad que anhela la libertad, es el eje principal en el que Antonio Ramos Revillas ha delineado a este simpático personaje que vive una infancia cautivado por la idea de llegar al espacio y explorarlo; y en ese sentido hay mucha similitud con el deseo de muchos niños con la misma ilusión.

El objetivo de “Ulises” es llegar a la luna, y el autor también recrea las peripecias del protagonista por cumplir su más

grande anhelo.

Antonio Ramos ha recibido galardones como el Premio International Latino Book Award, el Premio The White Ravens de la Biblioteca de la Juventud, o el Premio UANL a las Artes 2015 en el área de Letras.

Antonio Ramos presentó su libro

Madrid.- El nicaragüense Sergio Ramírez fue reconocido con el Premio Cervantes 2017 en la primera ocasión en los más de 40 años de su historia que este galardón, el más importante en lengua castellana, viaja a Centroamérica para reconocer a un autor que convierte la realidad en una obra de arte.

Así lo consideró el jurado reunido en Madrid, que ha decidido por mayoría y tras siete votaciones otorgar el premio a Sergio Ramírez (Masatepe, Nicaragua, 1942), escritor, periodista, político y abogado, que fue vicepresidente de su país de 1984 a 1990, durante el gobierno sandinista.

El jurado ha concedido el premio a Ramírez “por aunar en su obra la narración y la poesía y el rigor del observador y el actor, así como por reflejar la viveza de la vida cotidiana convirtiendo la realidad en una obra de arte, todo ello con especial altura literaria y en pluralidad de géneros, como el cuento, la novela y el columnismo periodístico”.

“Yo siempre he trabajado con la realidad, con lo que me rodea, tratando de interpretarlo” a través de la expresión y el lenguaje, explicó el escritor en declaraciones a Efe en su residencia de la capital nicaragüense.

El fallo fue anunciado en rueda de prensa por el ministro español de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, junto a Eduardo Mendoza, Premio Cervantes 2016, y el director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, que presidió el jurado.

Sergio Ramírez obtiene Premio Cervantes

Ciudad de México.- El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma recibió la medalla al mérito Manuel Gamio, durante la inauguración de la Sexta Mesa Redonda de Teotihuacán.

Al recibir este reconocimiento, el investigador emérito del INAH destacó las aportaciones de Manuel Gamio a los estudios del Valle de Teotihuacán, así como al desarrollo de la arqueología integral.

Ese gran estudioso, comentó, revolucionó la manera de hacer arqueología, integrando la antropología, etnología y otras disciplinas en la exploración de sitios antiguos.

Un concepto que aplicó en diversas regiones de México, señaló.

Medalla a Eduardo Matos

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) inició un proceso para sancionar administrativamente a una persona que tomó una fotografía aérea de la zona arqueológica de Chichén Itzá sin permiso. Al parecer, el fotógrafo usó un dron sin pedir autorización a la misma institución.

El responsable publicó la fotografía a través de la plataforma web Reddit, donde se observa el castillo principal de la zona arqueológica. César Mendiburu Heredia, el fotógrafo, se hospedaba en un hotel cercano a la zona maya y desde ahí usó el dron para captar la imagen de la pirámide principal del lugar.

Mediante un comunicado el INAH informó que la toma fotográfica, filmación o videograbación con equipo especial o profesional se encuentra regulada por la Ley Federal de Monumentos, Ley General de Bienes Nacional y la Ley Federal de Derechos y que Mendiburu no cumplió con esas disposiciones.

“Existe un trámite denominado INAH-001 disponible en internet para consulta y establece, mediante un instrumento administrativo inscrito en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria COFEMER, los requisitos para atender las solicitudes que se presenten. Y tras ello, se debe pagar el derecho correspondiente, pues los monumentos arqueológicos pertenecen a la nación”.

El Instituto de Antropología e Historia señaló que la fotografía tomada por Mendiburu Heredia “contravino lo dispuesto en el artículo 17, de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, misma que prohíbe la reproducción de imágenes para uso comercial de los aficionados o visitantes a estos sitios”.

Incluso en redes sociales la imagen provocó el debate sobre el uso de drones en zonas arqueológicas y la falta de legislación al respecto en México.

INAH busca sanción por fotografía de Chichén Itzá con dron

“Andrómeda” de Rodin

PARÍS (EFE).- Auguste Rodin dejó escrito en su testamento que el verdadero artista expresa siempre lo que piensa, aún a riesgo de hacer tambalear los prejuicios establecidos, y cien años después de su muerte su obra sigue demostrando que el creador de “El pensador” o “El beso” fue un revolucionario.

Cuando murió el 17 de noviembre de 1917 a los 77 años de edad en su casa de Meudon, al oeste de París, seguía siendo el artista más célebre de Francia.

“Inventó una suerte de modernidad, que permitió a la escultura pasar del siglo XIX al XX”, explica a Efe Christine Lancestremère, responsable de las colecciones del Museo Rodin, cuya programación ha girado este año dentro y fuera de sus muros en torno al centenario.

La fama le llegó tarde, pasados sus 40 años, porque no gozó de la formación académica habitual y trabajó primero para otros.

Los primeros pedidos que recibió del Estado se vieron rodeados de polémica, porque no quiso plegarse a las expectativas y no respondió a lo que se esperaba en la época.

“Si quieres ser artista, sé el mejor”, le había dicho su padre a quien fuera un alumno mediocre y miope y que tenía su medio natural de expresión en los materiales y los lápices.

El busto de su progenitor, de 1860, es de hecho la primera escultura que se conserva de él, pero su reputación no comenzó a afianzarse hasta veinte años después, cuando el Estado le encargó la ahora icónica Puerta del Infierno.

Pese a que el encargo fue anulado posteriormente, Rodin trabajó en este conjunto monumental durante décadas y ni siquiera llegó a acabarlo.

De ese proyecto surgieron, entre otras, dos figuras asociadas de forma intrínseca a la obra de Rodin, “El beso” y “El pensador”. Si la primera se ganó el favor del público de inmediato, a la segunda le costó más tiempo librarse del calificativo de “gorila” que recibió en su presentación en sociedad.

“Era un adelantado a su tiempo”, resume Lancestremère.

Rodin, según los expertos, cambió el rumbo de la escultura de forma innovadora, llevó a cabo en sus creaciones combinaciones inesperadas, exploró las pasiones humanas y usó el lenguaje corporal con una sensualidad que todavía conmueve.

Combinó además ese frenesí creativo con una intensa vida social. Por su palacete de Meudon pasaron ilustres invitados, como la monarquía de Inglaterra, artistas amigos como Antoine Bourdelle y Eugène Carrière o la bailarina y coreógrafa Isadora Duncan.

En Meudon es además donde está enterrado junto a Rose, con la que, pese a toda una vida de relación, solo se casó en 1917, el mismo año de sus muertes, y a la que fue infiel con numerosas mujeres, pero principalmente con Camille Claudel, su alumna, ayudante y musa.

“El vínculo con Camille fue mucho más apasionado y tumultuoso”, recuerda la responsable de las colecciones.

Su obra se presta a tantos matices que, según Lancestremère, todavía ahora queda de ella mucho por descubrir. Aunque sus piezas de mármol y bronce coparon en primer lugar el interés de los expertos, sus yesos y los archivos sobre su proceso creativo son facetas menos exploradas.

El propio artista dejó preparado su legado al ceder su obra al Estado a cambio de que la conservara en el Hôtel Biron, palacete que abrió sus puertas en 1919 y donde él se había instalado ocho años antes.

Más allá de la sede física de sus colecciones, según Lancestremère, la impronta de Rodin está presente igualmente en los trabajos de sus coétaneos o en los de etapas posteriores, como Picasso o Matisse.

“Cada artista toma de Rodin lo que más le interesa, o eventualmente va contra él, como por ejemplo toda la generación que escogió cosas mucho más simplificadas y clásicas”, concluye sobre el creador de Los burgueses de Calais, a quien un siglo después de su muerte se le sigue agradeciendo haber dado vida a la escultura.

Un siglo sin Rodin, el escultor de las emociones

WASHINGTON (AP) — Ocho años atrás, el presidente de Hobby Lobby Steve Green encontró una nueva forma de expresar su fe cristiana. La cadena de locales de artesanías de su familia, valuada en 4 mil millones de dólares, ya era conocida por cerrar sus negocios los domingos, llevar a la Corte Suprema su batalla contra el control de la natalidad y donar decenas de millones de dólares a organizaciones religiosas.

Ahora Green se abocaría a la colección de artefactos bíblicos con miras a abrir algún día un museo.

Ese día llegó. El viernes esa visión se hará realidad con la inauguración de un Museo de la Biblia de casi 40 mil metros cuadrados a tres cuadras del Congreso. Es una iniciativa de 500 millones de dólares que exhibirá piezas de la colección de la familia como de Rollos del Mar Muerto, los enormes portones de bronce con textos de la Biblia de Gutenberg y un soundscape de las diez plagas bíblicas, acompañado por humo y una luz roja brillante que simboliza el Nilo lleno de sangre.

Es un ambicioso esfuerzo que procura atraer a los fieles y a quienes no lo son, y sobresalir por todos los otros renombrados museos de Washington. La exhibición es tan amplia, que los administradores del museo dicen que toma días ver todo.

Green asegura que el objetivo es educar, no evangelizar, aunque sus detractores expresan dudas acerca del propósito. Los ejecutivos del museo han tratado de rodearse de asesores de distintas creencias. Lawrence Schiffman, profesor de estudios judíos de la Universidad de Nueva York y experto en los Rollos del Mar Muerto, dice que el museo es un “monumento” a la cooperación entre las distintas fes.

“Es necesario que la gente lea el libro”, declaró Green. “Este libro tuvo un impacto en nuestro mundo y consideramos que la gente debería conocerlo. Esperamos que se siente estimulada a leerlo después de venir aquí”.

La última vez que los Green hicieron olas en Washington fue cuando se opusieron al control de la natalidad por razones religiosas. En el 2014 Hobby Lobby convenció a la Corte Suprema de que no exigiese a firmas con fines de lucro como esa que cubra los métodos anticonceptivos del plan de salud del presidente Barack Obama.

La empresa de Oklahoma también tuvo que pagar una multa de 3 millones de dólares y devolver ciertos artefactos después de que fiscales dijesen que fueron pillados contrabandeando objetos. Steve Green adujo que la empresa había trabajado inocentemente con gente que estaba violando las leyes.

El escepticismo con que algunos reciben la iniciativa responde al historial de Green de usar su fortuna y sus influencias para promover ciertas creencias religiosas.

“El museo es una publicidad gigantesca para sus iniciativas”, expresó Mark Chancey, profesor de estudios religiosos de la Southern Methodist University.

Un nuevo libro escrito por Green y su esposa Jackie sobre cómo se gestó el muso emite señales cruzadas sobre sus objetivos.

En “This Dangerous Book, How the Bible Has Shaped Our World and Why It Still Matters Today” (Este es un libro peligroso: Cómo la Biblia impactó nuestro mundo y por qué sigue siendo importante), los Green escriben que “no estamos creando un sitio para hacer proselitismo” y que “una y otra vez, se demostró que la Biblia está en lo cierto”.

El museo evita debates sobre la interpretación de la Biblia y sobre otros temas delicados como la evolución y el matrimonio.

John Fea, historiador del Messiah College de Pensilvania, dice que cuando los Green hablan de alentar a la gente a “involucrarse con la Biblia” aluden a un concepto popularizado en la década de 1990, cuando se decía que muchas personas que tenían copias de las Sagradas Escrituras no las leían necesariamente. Fea cree que el objetivo de esta estrategia es estimular la lectura de la Biblia para alentar un deseo de saber más y de aceptar a Cristo.

El experto sostiene que si esa es la intención, “desvirtúa toda la idea de que esto es tan solo un museo de historia”.

La respuesta de Green a estos cuestionamientos es: Visite el museo y decida por su propia cuenta.

Tan solo el diseño del edificio ya genera un estado de asombro. Las puertas de Gutenberg están a un costado del ingreso. Hay un despliegue de luces a lo largo del techo del salón de entrada. Los pisos son de mármol de Dinamarca y Túnez, y hay columnas de piedra de Jerusalén. Hay un atrio curvado de vidrio que va del techo al piso y reproduce la forma de un rollo. Permite además ver el domo del Capitolio y el Monumento a Washington.

Una sección dedicada a la influencia de la Biblia en nuestros días incluye exhibiciones alusivas a la esclavitud, la abolición de la segregación racial y el movimiento por los derechos civiles. Hay un simulador de movimientos llamado “Las Revelaciones de Washington” que genera la sensación de estar volando sobre la capital del país para ver inscripciones y otras referencias a la Biblia en edificios y monumentos de toda la ciudad.

“Creo que la gente va a venir y va a sorprenderse de lo mucho que este libro ha afectado sus vidas en formas que probablemente no conocían”, señaló Green.

Washington estrena su Museo de la Biblia

Minuto a minuto