Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 27 mayo 2018

Más notas

La Secretaría de Cultura anunció la llegada a México de la exposición “Vaticano: De San Pedro a Francisco. Dos mil años de arte e historia”, una muestra que transita, a través de objetos litúrgicos y obras artísticas, por los acontecimientos más importantes de la cultura cristiana.

Desde el 20 de junio, el Antiguo Colegio de San Ildefonso de la capital será el lugar que resguardará y exhibirá las más de 180 piezas que componen la colección, según indicó en conferencia de prensa la secretaria de Cultura del país, María Cristina García Cepeda, quien insistió en que la muestra reafirma la importancia de los lazos culturales que México ha establecido con el mundo.

Exposición sobre 2.000 años del cristianismo

Barcelona.- Una amplia exposición recorre en el Museo Picasso de Barcelona, (noreste de España) la presencia de la cocina en la obra del pintor Picasso y establece un diálogo entre el proceso creativo del artista y la creación culina- ria contemporánea.

Cerca de 200 obras procedentes de museos, instituciones y colecciones privadas de distintos países, entre ellos el museo del artista en París, presentan un recorrido cronológico por la vida y la obra de Picasso y, permiten considerar al artista desde una nueva perspectiva.

“Picasso llevó la cocina a la vanguardia”, resumió en declaraciones el nieto del pintor, Bernard Ruiz-Picasso. Pintura, grabado, escultura, cerámica, poesía y teatro se impregnan en Picasso de la cocina, como elementos comestibles, pero también como el espacio donde se come o a través de sus utensilios cotidianos.

El comisario de la muestra y director del museo barcelonés, Emmanuel Guigon, recordó que “no se debe olvidar además el papel de los restaurantes como lugar de encuentro de las vanguardias, desde la taberna modernista Els Quatre Gats hasta el cabaré Au Lapin Agile de Montmartre, en cuyas mesas se sentaban las bohemias de la época y la pandilla de amigos de Picasso”.

La cocina de Picasso

Foto: Archivo de El Universal

En medio de una exposición abierta al público, el sábado pasado se robaron una escultura que se exhibía en el Centro de la Imagen.

Los empleados así como los guardias de seguridad se dieron cuenta hasta 24 horas después, cuando reportaron el hecho, sin embargo no encontraron pistas del responsable y aunque hay cámaras de seguridad, ninguna grabó lo sucedido pues dijeron que “sólo monitorean la actividad de los visitantes”.

Según el reporte de la Procuraduría capitalina, el robo pudo haber ocurrido poco después de las 16:00 horas dentro de la Sala 6 del Centro de la Imagen, museo que se encuentra junto a la Plaza Ciudadela en el centro de la ciudad.

La escultura fue descrita solamente como “una imagen de cerámica de un lagarto, con un montó indeterminado”, lo que preocupó a los administradores del recinto cultural.

La exposición, según dijeron los administradores del Centro de la Imagen, fue organizada con piezas propiedad de la Secretaria de Cultura federal, revelando incluso, que la escultura le pertenece a esa dependencia.

El velador del lugar se percató de que faltaba una pieza pues al hacer un rondín, se dio cuenta que la escultura ya no estaba.

Ahora, al tiempo que buscan al o los presuntos responsables, se espera que el seguro con el que cuenta la escultura, absorba los gastos de este robo.

Roban escultura de exposición del Centro de la Imagen en la CDMX

SIDNEY, Australia (EFE).- Decir “gracias” es innecesario en muchas culturas cuando se realiza una tarea simple debido a que la ayuda que se presta está vinculada a un deseo no hablado de cooperación, según un estudio publicado hoy.

“Algunos pueden interpretarlo como una crisis de grosería, que somos educados en público, pero no tenemos modales en casa, pero están equivocados”, dijo el líder de la investigación, Nick Enfield, de la Universidad de Sídney.

“Por el contrario, esto demuestra que los humanos tienen un entendimiento no verbal de que cooperaremos con el otro”, añadió.

La investigación se basó en el análisis de un millar de ejemplos de conversaciones cotidianas entre amigos, familiares y vecinos en ocho lenguas, entre ellas el Cha’palaa, hablada por indígenas Chachila de la provincia ecuatoriana de Esmeraldas.

Las otras interacciones analizadas fueron en inglés británico, italiano, laosiano, murrinh-patha (lengua indígena del norte de Australia), polaco, ruso y siwu, que se habla en Ghana, según un comunicado de la universidad.

Los investigadores detectaron un “gracias” por cada cincuenta casos estudiados, en los que el menor nivel de expresión de gratitud verbal se registró en los casos de los indígenas ecuatorianos y el de mayor entre los de habla inglesa e italiana.

El estudio determinó que las personas normalmente piensan en las normas sociales de gratitud en contextos de interacción formal en los que es necesario decir “por favor” y “gracias”.

Según Enfield, en la vida cotidiana es natural pedir ayuda y retribuir más allá de las palabras.

“Nuestra investigación da cuenta de una suposición generalizada que indica que el decir ‘gracias’ no es necesario en los contextos cotidianos de nuestra vida”, dijo el lingüista.

“En nuestras casas y pueblos, donde nuestras interacciones parecerían importar más, encontramos que la gente prescinde de estas sutilezas casi por completo”, añadió.

El estudio fue publicado en la revista Royal Society Open Science y forma parte de una investigación sobre el lenguaje y las interacciones sociales.

En 2015, Enfield y su equipo de etnolingüistas ganaron el Premio Ig, que otorga la revista de humor científico “Anales de la Investigación Improbable”, por su estudio de la expresión “eh” de duda.

La expresión tiene un sonido similar en varias lenguas -incluidas inglés, ruso, mandarín, holandés, islandés, italiano, laosiano, cha’palaa, siwu o murrinh-phata- y supone una herramienta crucial en la comunicación humana, según determinó ese trabajo.

Para muchas culturas, decir “gracias”, sobra, según un estudio

La Fundación Princesa de Asturias lamentó hoy la muerte de Phillip Roth, quien en 2012 resultó ganador del galardón que lleva el nombre de esa fundación, aunque no pudo viajar a Oviedo, norte de España, para recibirlo, por problemas de salud.

El jurado acordó concederle ese año el entonces llamado Premio Príncipe de Asturias de las Letras porque “su obra narrativa forma parte de la gran novelística estadounidense, en la tradición de Dos Passos, Scott Fitzgerald, Hemingway, Faulkner, Bellow o Malamud”.

Destacó en su momento que personajes, hechos, tramas conforman una compleja visión de la realidad contemporánea que se debate entre la razón y los sentimientos, como el signo de los tiempos y el desasosiego del presente. Posee una calidad literaria que se muestra en una escritura fluida e incisiva”, según recoge el acta.

Roth, quien ya había recibido un Premio Pulitzer en 1997 por “Pastoral americana”, falleció en Nueva York, a los 85 años, consolidado como uno de los grandes referentes de las letras norteamericanas.

Pese a que el escritor no pudo acudir a la ceremonia de entrega del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2012, envió un mensaje que transmitió el embajador de Estados Unidos en España, Alan Solomont.

En el mensaje, Roth, considerado como el escritor más representativo de la llamada Escuela Judía de la novela norteamericana, manifestó su sorpresa de que una institución española se fije en su obra.

“Soy un escritor estadounidense. La historia de los Estados Unidos, las vidas estadounidenses, la sociedad estadounidense, los lugares de mi país, los dilemas, la confusión, las expectativas, el desconcierto y la angustia, constituyen mi temática”, refrendó.

“El habla estadounidense es mi argot. Si me detengo a pensar en mi público, el público en el que pienso es un público estadounidense”, recalcó.

El propio Roth, en el mensaje que fue leído en el emblemático Teatro Campoamor de Oviedo, norte de España, se cuestionó qué pueden significar sus historias estadounidenses para los lectores españoles.

“¿Cómo puede mi retrato de la vida de los estadounidenses en novelas mías como ‘Pastoral americana”, ‘Me casé con un comunista’ o ‘La mancha humana’ competir con la representación estereotipada, excesivamente simplificada de los Estados Unidos que nubla la percepción de mi país en casi todas partes?”, se cuestionó.

Siguió interrogando: “¿Puede una obra de ficción estadounidense, escrita por mí o por cualquiera de mis más que dotados contemporáneos, penetrar en una mitología de los Estados Unidos que está arraigada, en tantos ámbitos, en una acérrima animadversión política”.

Para el escritor, galardonado en 2011 con el Man Booker International Prize, la concesión de este premio, así como que se le haya entregado años antes a Paul Auster, todo ello sugirió una esperanzadora respuesta afirmativa.

 

Lamenta Fundación Princesa de Asturias muerte de Philip Roth

La identidad sexual y el reconocimiento ante la sociedad, son los temas más importantes en la exposición colectiva “Razones”, inaugurada en el Centro Cultural Mariano Jiménez, en la calle de Cinco de Mayo 610, en el Centro Histórico. Los autores, pretenden sumarse a los derechos de la comunidad LGBT.

Elementos fantásticos, flores, maquillaje, pelucas y vestimentas extravagantes, son algunos de los elementos que han delineado los autores para cada uno de los personajes que aparecen en las obras. La exposición temporal es parte de los esfuerzos del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, celebrado el pasado 17 de mayo.

“Benedek” es una serie fotográfica a color de Norma Rivera, en donde la intención es valorar la noción de identidad sexual y temas tan vigentes como la discriminación en la sociedad mexicana. “La orientadora Benedek”, es una pieza en técnica mixta de Jonathan Oswaldo Plasencia, donde la imagen femenina de una mujer transgénero es comparada con una divinidad.

“Sé lo que tú quieras ser”, es un tríptico bien logrado por Oswaldo Plasencia Aguilar también en técnica mixta, donde el autor toma la figura mitológica de una sirena que también es una mujer transgénero; otra obra que incita a reflexionar sobre los derechos a la identidad sexual.

“La historia de un sueño” de Sebastián Guevara elaborada en acuarela, y “Spring” en acuarela y tinta china, son otras obras bien logradas por sus autores; y son una invitación para que el público pueda aceptar a una comunidad tan diversa como los materiales y técnicas que muestran sus autores.

La mayoría de las piezas son retratos de personas cercanas a los autores de las obras, y la exposición es una manera de reivindicar el derecho a las personas transgénero a ser aceptadas con su forma de ser y vestir. La vigencia de la exposición temporal será hasta el mes de junio en el Centro Cultural Mariano Jiménez, la entrada es gratuita.

Inauguran exposición “Razones”

La Universidad Autónoma de San Luis Potosí, invita al Maratón de Lectura hoy en honor al narrador mexicano Juan José Arreola, este año se festeja el centenario de su natalicio. El maratón tiene como invitado al nieto del escritor José María Arreola, la cita es a partir de las 9:00 am en la Plaza de los Fundadores, es un evento para todo el público.

José María Arreola, recordará cuentos fundamentales de su abuelo incluidos en libros “Confabulario” y “Bestiario”, dos de las publicaciones más conocidas del autor mexicano, quien nació un 21 de septiembre de 1918 en Guadalajara, Jalisco. Este año, también se festeja el 17 aniversario luctuoso.

Las actividades de este maratón literario, forman parte del homenaje que el Departamento de Arte y Cultura de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí le realiza a Juan José Arreola, al día siguiente, el Café Literario Musical será en el Patio del Edificio Central, con la presencia de José María Arreola y el Mariachi Universitario.

En el Café Literario, se destacará la obra del homenajeado, y también se dará lectura a algunos de los cuentos más importantes de su trayectoria literaria. El complemento, será la música mexicana con la participación del mariachi de la universidad potosina, la cita es a las 18:00 horas en el Edificio Central, ambas actividades son gratuitas.

Su obra “Confabulario”, fue publicada en 1952 y recibió el Premio Jalisco de Literatura, después ganó el Premio del Festival Dramático del Instituto Nacional de Bellas Artes y el Premio Xavier Villaurrutia, el Premio Nacional en Letras y en 1992 el Premio Juan Rulfo, así como el Alfonso Reyes y Premio Ramón López Velarde.

Homenaje a Juan José Arreola

Ciudad de México.- La fotógrafa mexicana Graciela Iturbide (Ciudad de México 1942) recibirá este miércoles el V Premio Internacional de Fotografía Alcobendas e inaugurará, en el Centro de Arte del municipio, una exposición retrospectiva que recorre los proyectos más importantes de su trayectoria.

Iturbide, además, impartirá una clase magistral en el Auditorio Paco de Lucía a las 18 horas. Hace ahora un año, el jurado del Premio Internacional de Fotografía Alcobendas, de forma unánime, quiso reconocer de manera especial su forma de abordar con “firmeza y claridad” los sistemas socioculturales de la cultura mexicana en toda su dimensión.

El jurado encontró en su obra “narración, intimidad, magia y sobre todo franqueza, experiencias únicas e irrepetibles a través de su complicidad en sus propuestas visuales”.

Graciela Iturbide, considerada una de las más importantes e influyentes fotógrafas de América Latina, fotografía la vida cotidiana de las culturas indígenas de México, en especial de las mujeres.

Es la fotógrafa “de la templanza, de la calma, acentuada por la prolongada duración de sus series, la mayoría se completaron en más de un lustro para perseverar en la composición de la imagen, buscando embrujo, el encanto y el sosiego”. La muestra retrospectiva de su obra que se podrá ver en el Centro de Arte Alcobendas, está formada por más de setenta fotografías.

Premio para Graciela Iturbide

Ciudad del Vaticano.- Más de cien tesoros artísticos que representan dos mil años de historia de la Iglesia católica, comenzaron esta semana a dejar el Vaticano para ser trasladados a la Ciudad de México, donde serán exhibidos en una magna muestra.

Cuadros de Olivuccio di Ciccarello, Frans Floris, Lorenzo di Credi y Lippo Vanni, además de sarcófagos, vasijas, esculturas, tapetes, objetos ceremoniales y litúrgicos, forman parte de la inédita selección de obras.

Todas ellas serán parte de la exposición “De San Pedro a Francisco”, con la cual se celebrarán los 25 años de relaciones diplomáticas entre México y la sede de la Iglesia católica, y cuya inauguración está prevista para el próximo 19 de junio en el Museo del Colegio de San Ildefonso.

“Ha sido verdaderamente un gran esfuerzo de parte de los Museos Vaticanos proponer todas estas obras, sobre todo porque se trata de obras que normalmente están aquí expuestas”, explicó, en entrevista la curadora de la muestra Alessandra Rodolfo.

También responsable de la Sección para el Arte de los Siglos XVII y XVIII de las galerías papales, confirmó que se trata de uno de los préstamos de obras más numerosos de los últimos tiempos realizado por el Vaticano.

Reveló que muchas de las piezas trasladadas a México, suelen ser pedidas por los turistas que visitan los Museos Vaticano y por eso, para responder a esta exigencia se ha debido colocar sustituciones o explicar el motivo por el cual las obras no están.

Tesoros del Vaticano viajan a México

Philip Roth fue uno de los escritores estadounidenses más prolíficos de la segunda mitad del siglo XX, lo cual quedó reflejado con reconocimientos internacionales que recibió, de los cuales sólo el Nobel de Literatura se le resistió.

Philip Milton Roth nació el 19 de marzo de 1933 en Newark, Estados Unidos, en el seno de una familia judía recién emigrada.

En 1959 escribió su primera novela, “Goodbye”, “Columbus”, una novela corta de cinco relatos. A esta obra le seguirían títulos como “Cuando ella era buena” y “El lamento de Portnoy”.

De acuerdo con “The New York Times”, Roth fue el último del triunvirato de los escritores que levantaron la literatura norteamericana en la segunda mitad del siglo XX.

Su primera esposa fue Margaret Martinson, de quien se separaría en 1963 y cinco años más tarde fallecería en un accidente automovilístico, lo cual dejaría una marcha en la obra del autor, como “Mi vida como hombre”. Se casó en 1990 con la actriz Claire Bloom, pero se divorciaron cuatro años después y ella lo describió en una memoria como un misógino y fanático del control.

Su obra más importante fue la “trilogía americana” compuesta por “Pastoral americana”, “Me casé con un comunista” y “La mancha humana”, títulos que se publicaron en la última década del siglo pasado.

Esta trilogía, de acuerdo con el “Times”, tiene menor que ver con el sexo que con la historia o momentos traumáticos de la cultura estadounidense.

Philip Roth recibió premios como el Premio del Círculo de Críticos Nacional del Libro; el National Book Award; el Pulitzer; la Medalla Nacional de las Artes; el Faulkner, Hemingway y Nabokov del PEN Club; el Booker Internacional y el Príncipe de Asturias de las Letras.

Philip Roth, el eterno candidato al Nobel

Lo más visto

Minuto a minuto