Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 18 octubre 2017

De todos…

Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La tecnología rebasa a diputados

Blindados contra la falta de policía

Si las leyes no están adecuadas a las nuevas plataformas de tecnologías y servicio, entonces no sabemos qué están haciendo la mayoría de los diputados cuando no son capaces de proponer algo inteligente y con visión de futuro para modernizar las prácticas cotidianas. En casi todos los campos de la actividad humana, las tecnologías para mejorar la vida irrumpen prácticamente sin pedir permiso, y sin que los legisladores se den cuenta, sino hasta que la realidad los ha rebasado y no supieron por dónde les llegó la necesidad de modificar leyes.

●●●●

De esa forma imprevista, llegó por ejemplo la forma de prestar servicio a través de vehículos, cuyos operadores usan las plataformas de tecnología para localizar a sus usuarios. La marca del servicio es lo de menos. Lo importante es que las tecnologías han rebasado con mucho la capacidad de estudio de los diputados. En algunas ciudades ya se encuentran a prueba vehículos no tripulados de plataformas tales como Google y Uber, para mover pasajeros por las calles. ¿Acaso pasarán décadas Sin que los diputados entiendan el tamaño del problema del vacío legislativo? ¿Esperan que los taxistas resuelvan la competencia apedreando también vehículos sin chofer? Hay diputados que pierden horas de las sesiones legislativas debatiendo al vacío y sin solucionar problemas futuros.

●●●●

Como suele suceder, la carretera Rioverde sigue siendo el campeón en materia de inseguridad. Es una vialidad donde abundan los accidentes automovilísticos y de paso, también las acciones de la delincuencia. Es una carretera de larga travesía por la sierra y muy concurrida por cuerpos de auxilio, tanto por situaciones accidentales como por hechos delictivos. Los transportistas de valores, por ejemplo, tienen identificada la zona como una de las más complicadas para hacer su trabajo.

●●●●

Lo preocupante de esas condiciones, es que la desconfianza en la policía es tal, que las empresas adoptan sus propias medidas para protegerse de las acciones de la delincuencia. Algunos empresarios cargueros y en particular los transportistas de valores prefieren llevar vehículos de protección, antes y después de un camión de carga de objetos valiosos dinero o de instrumentos de gran tamaño, antes que esperar un resultado de las corporaciones policiales para garantizar la seguridad de las mercancías que mueven a través de las carreteras de San Luis Potosí.

●●●●

Los cuerpos policiales, con mucha frecuencia, carecen de métodos para asegurar que los potosinos no sufrirán por un hecho de delincuencia. Sus reacciones son tardías y es el propio sistema operativo del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4) quien hizo inservible el servicio de emergencias 911. Tan sólo este viernes, nadie contestó a los usuarios que solicitaban una ambulancia para que sus paramédicos atendieran un accidente en la avenida Pedro Moreno. Imagínese, amable lector, qué sucede cuando se trata de intervención policial. Los empresarios reaccionaron de esta manera, porque no quieren formar parte de la estadística de la inseguridad.

¡¡HASTA MAÑANA!!

Minuto a minuto

Toda la sección