Fundador:
Miguel R. Valladares García

Domingo 21 diciembre 2014

LA CÁBALA

Array

Caros y malos

Descarga (PDF, 394KB)

¿Porqué Gobierno concede generosos aumentos a la burocracia si los potosinos están entre los usuarios más insatisfechos con sus servicios?   El INEGI ya lo midió y San Luis destaca porque sus bien pagados empleados públicos están entre los peor calificados del país. 

Con medio sexenio sin obras que lo identifiquen, para bien o para mal, el gobierno afirma en despectivo que esta es una administración que no le va a poner flores a Carranza, tan desportillada que está ya la antaño elegante avenida, y lo suyo es puro atender necesidades primarias, abatir rezagos y acabar con el pobrerío.

Bien jugado que no se receten obras faraónicas, elefantes blancos, espejismos del primer mundo. Felicidades por eso. Dudamos en cambio que de verdad se gasten el dinero con resultados reales en todo ese buenismo retórico que se cargan. No se ve, como sí se nota el gasto imparable en burocracia que, ahora sabemos gracias al INEGI, la población que la paga no considera que se lo merezcan por el mal servicio que la mayoría considera nos prestan.

En los primeros dos años, entre su ingreso de 2009 y 2011, este gobierno subió los sueldos base de sus empleados sindicalizados, más del 90 por ciento de su plantilla total, en un promedio de 15.8% (prestaciones aparte, que en 2009 eran de 4,200 pesos adicionales parejos para todos). En esos dos años, los trabajadores potosinos no vieron aumentos salariales por más de la mitad del porcentaje que benefició a la burocracia estatal. El reciente aumentazo de 2012 aún no está en tabuladores públicos, pero será también generoso.

Al 2011 entonces el gobierno pagaba sueldo base de 7 mil 789 pesos, prestaciones aparte, para el cargo más bajo del tabulador, el de lavandera. Operar una fotocopiadora mereció en 2011 un sueldo de 8 mil 299 más prestaciones. Y de ahí para arriba, hasta los sueldos base máximos de 19 mil 737 pesos, prestaciones aparte, para defensores de oficio, mecánicos de aviación, actuarios y abogados.

Dirá el patrón de los burócratas estatales que sus empleados se merecen eso y más, pero para los potosinos su burocracia resultó de las peor calificadas en la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), presentada en la semana que pasó.

La ENCIG fue levantada en 2011 entre habitantes de localidades con más de cien mil habitantes para que calificaran 31 trámites y servicios que pueden ser el pago de predial, la licencia de manejo, la atención a una denuncia ante el Ministerio Público y el proceso ante un tribunal del fuero común.

Los resultados se englobaron en conceptos para medir satisfacción o insatisfacción en una escala numérica, que se preguntó a los encuestados. Y en función de los resultados obtenidos, se coloreaba a cada entidad en una escala de cuatro colores: en varios conceptos importantes, San Luis Potosí aparece en negro bien negro, entre los peor calificados.

Según el reporte de INEGI, San Luis Potosí es una de las entidades donde los encuestados expresaron el mayor grado de insatisfacción con el tiempo destinado a la realización de un trámite o servicio, situación que comparte con Michoacán, Puebla, Chiapas, Oaxaca, Campeche y Yucatán. Y eso que no incluyeron el trámite del Registro Público Vehicular, porque lo implantaron hasta este año; les hubiera ido peor si cuando aplicaron la encuesta los potosinos ya tuvieran la obligación de ir a hacer filas de seis y hasta nueve horas para conseguir el chip.

Nada más no hay forma que se les ocurra implantar un sistema de citas para fastidiarles menos la existencia a los propietarios de vehículos con la gestión del chip, no obstante que se les exprime con la tenencia.

La ENCIG arrojó que San Luis Potosí es el cuarto estado con el peor índice de satisfacción (86.3) en cuanto al trato recibido en la realización de un trámite en oficinas públicas, sólo después de Oaxaca (80.6) Puebla (83.5) y Michoacán (85.5). El índice nacional promedio de satisfacción en este aspecto es de 89.7 y el estado con el índice más alto es Chihuahua, con 96. 8.

En empate con el estado de México, es la tercera entidad que peor califica los servicios recibidos y gestiones en oficinas públicas (7.7 en promedio), detrás de Oaxaca (7.5) y Chiapas (7.6). El promedio de calificación nacional es de 8.1 y la nota más alta a su burocracia la otorga Sonora (8.8), y le siguen décimas abajo los norteños Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas y Sinaloa.

Explica el INEGI que los trámites de inscripción en universidades públicas, el pago de la electricidad, la declaración ante el SAT y el pago ordinario del agua fueron las trámites mejor calificados; son por mayoría las gestiones ante autoridades estatales y municipales las que peores notas obtuvieron en todo el país: permiso de uso de suelo, solicitud de una pipa de agua, trámites ante juzgados y ante ministerios públicos y solicitud de pavimentación para una calle.

Llama la atención que en cambio sea en e-gobierno donde mejor calificación saca la burocracia potosina, pues se trata de lugares o medios donde los usuarios no tienen que tratar con ella, como bancos, kioscos electrónicos, cajeros, internet y tiendas de conveniencia que reciben pagos. En este aspecto, San Luis Potosí sale si no en el nivel óptimo, que ocupan cinco entidades, sí aparece en el segundo, que no es nada malo. En resumidas cuentas: entre menos traten los potosinos con los burócratas, tanto mejor. Ya estarán aplicándose Gobierno del Estado y ayuntamientos en desarrollar sistemas de atención electrónica o por intermediarios bancarios o de tiendas de cadena para cuanto trámite se pueda.

A nivel nacional, no expuesta entidad por entidad, el reporte de la encuesta caracteriza los trámites en donde menos hay necesidad de “aceitar” la buena voluntad de los burócratas para sacar adelante una gestión. Los peores, donde lo único que se genera es corrupción, son las multas administrativas, las sanciones de tránsito, las multas por estacionamiento indebido y el permiso de uso de suelo. Aquí tampoco cuenta el Repuve, que ya genera lo suyo con dádivas de entre 300 y 500 pesos para evitar las larguísimas esperas y molestias.

El trámite más inútil, por su escasa eficacia, es, a nivel nacional, promover el castigo a un funcionario corrupto. En San Luis no lo dudamos. Por algo a manera de defensa ante las críticas, el presidente del Consejo Ciudadano de Transparencia, Luis Rentería Monsiváis, declaró a la prensa que el bienintencionado organismo sí hace su trabajo de revisar irregularidades, pero “si después la Contraloría no le da seguimiento, ese ya no es problema del Consejo”.

Sí, con ese burócrata gris y cuadrado al frente de la inútil y cara Contraloría Estatal, nunca, pero nunca, hemos de ver que investiguen y sancionen a un solo mal funcionario del gobierno torancista. Hombre, es seguro que malos funcionarios esta administración no tiene ni tendrá uno solo, pura ave del pantano estoica y de plumaje blanquísimo. Como siempre, la voluntad de Dios es nada más para los bueyes del compadre.

 Rollos Sueltos

QUE SÍ VA. Contra la lógica del resultado electoral más reciente, Marco Gama Basarte teje ya sus amarres para buscar la relección en la presidencia estatal del PAN. Que se lo pidieron veinte consejeros estatales, cuando la participación en esa votación es de un centenar y unos cuantos más.

EL ESCENARIO. Conseguir la reelección para el dirigente panista tiene mucha miga ante el hecho irrebatible de las derrotas electorales panistas el pasado julio en alcaldías importantes como Valles, Matehuala y Rioverde, además de no haber podido recuperar la capital, pero el entorno que leen él y sus impulsores tiene rutas de oportunidad capitalizables, con algo de suerte, para cuando la votación se realice.

SUMA DE FACTORES. Además de derrotados, los panistas quedaron muy divididos por disputas intra grupales. La más representativa de estas agrupaciones, el llamado “Círculo Azul” de los ex dirigentes estatales Juan Pablo Escobar y Héctor Mendizábal, se descuajaringó en diferendos todavía no superados del todo entre sus líderes.

VARIAS CARTAS. El “Círculo” suma consejeros identificados con la marca, pero una división fracciona. Detectados como aspirantes del grupo son Héctor Mendizábal, el más fuerte de ellos, Patricio Bravo y la ex oficial mayor del Congreso Josefina Salazar; habría un cuarto. Tal vez al modo panista old fashion, corran todos para amarrar votos cada uno por su cuenta y al final declinen y cierren por uno del grupo, con los votos comprometidos en lo individual, pero eso si superan su propia subdivisión.

SUS CÁLCULOS. Como el “Círculo” tiene una fama terrible de sacrificar a las mujeres cuando las definiciones políticas al interior del partido aprietan, la expectativa contraria es que si hubiera un candidato único del grupo no sería la señora Salazar.

LA DEL CAJÓN. El esperado sería Héctor, a quien sus potenciales contrincantes le reservan una porra descontonera: fue el vocero de la candidata presidencial Josefina Vázquez Mota en el estado, pero su actuación como tal no se vio por ningún lado. Le cuelgan el milagrito de que esa ausencia inexplicable fue la expresión insolidaria de un berrinchazo con sus compañeros del Círculo (en especial Sonia Mendoza, ahora senadora) y con su partido tras la derrota no superada en la carrera por la candidatura a la alcaldía.

LA FLAMÍGERA. Que cómo va a aspirar Héctor a convertirse en el factor que unifique al panismo en el estado, si “dejó botada la tarea” y se alejó cuando las cosas no le favorecieron. No, si el agarrón entre azules promete.

BROTHER NEANDERTHALENSIS. Lo escuchamos sin sorpresa (lo conocemos) y con testigos: el hermano de un diputado local priista, ya con chamba en el Congreso, gritando como energúmeno que le iba “a partir su madre” al oficial mayor porque no le atendía una solicitud de papelería. Le faltó insultario para referirse al funcionario.

SE DIVIERTEN. Lección 1: Ahora los fueros son familiares y además de los diputados hay que aguantar a sus prepotentes parentelas. Lección 2: Con razón en este gobierno la grabación de conversaciones ajenas tiene muchos entusiastas.

Minuto a minuto

Toda la sección