Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 18 junio 2018

Afectaciones Ecológicas de las Microperlas, microfibras y aluminio

Adolfo González Díaz Infante
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Las microperlas son pequeñas piezas de plástico normalmente más pequeñas de medio milímetro, y son producidas para agregarlas a miles de productos cosméticos como jabones exfoliantes, pastas de dientes, limpiadores abrasivos, etc., generalmente son hechos de polietileno o petroquímicos plásticos. El gran problema de las microperlas es que se encuentran en cantidades abundantes en miles de productos que utilizamos en el día a día y dependiendo del producto puede tener hasta 100,000 microperlas, y, son tan pequeños que al pasar por el desagüe no son absorbidos por los sistemas de filtración, por lo que llegan hasta los océanos.

El circulo vicioso de las microperlas que llegan al océano, no solo afecta a los peces que las ingieren, ya que nosotros mismos terminamos comiendo a esos peces y sucesivamente ingerimos partículas de platico, y en un estudio reciente de científicos australianos publicado en la revista Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, dice que el 90% de las aves marinas del mundo ingieren plástico confundiéndolo por alimento. Denise Hardesty, investigadora de la Organización de la Investigación Científica e Industrial de la Commonwalth (CSIRO), afirma haber encontrado desde encendedores hasta juguetes en los intestinos, e incluso una vez, 3 globos infantiles en una sola ave.

• Un solo envase de jabón para cara puede contener hasta 330,000 microperlas, lo que significa billones de ellas por todos los jabones que se usan en el mundo, según Greenpeace.

• Más de 1,140 productos de higiene personal contienen microperlas como “exfoliantes”.

• Cerca de 663 especies de vida marina son afectados por la contaminación del plástico.

• 5 sondeos encontraron un promedio de 43,000 microperlas por km2 en el Lago Erie en Canadá y Estados Unidos.

Actualmente hay un movimiento que se llama Beat the Microbeads (Vence a las Microperlas), que tiene una lista de productos en varios países que tienen microperlas, y si bien no hay una sección para México, en la sección de Estados Unidos se encuentras muchos productos de Johnson & Johnson y Procter & Gamble que vienen como exfoliantes, o Unilever con algunos productos de la marca Dove, e incluso la pasta de dientes 3D White de Crest, por lo que debemos evitar las compras de estos productos.

LAS MICROFIBRAS:

Forman parte de las telas sintéticas de ropa como el poliéster, nylon, licras y toda tela sintética, el cual viene de plásticos.

El problema está en que, cada vez que se lava una prenda hecha con tela sintética, ya sea con tela hecha de material reciclado o de material nuevo, minúsculas piezas de plástico llamada microfibras se sueltan y van a dar al desagüe, y entre la prenda es más vieja más microfibras suelta. Y, igual que las microperlas, no son captadas por los sistemas de filtración y van a dar hasta el océano estas partículas llenas de químicos industriales. Se estima que hay 1.4 millones de trillones de estas microfibras disueltas en el océano, lo que equivale a 200 millones de microfibras por persona en el planeta. Todos somos responsables y victimas ya que la cadena alimenticia del mar nos regresa en las peces y mariscos que consumimos lo que mandamos y al final lo ingerimos nosotros mismos.

Aluminio en los Antitranspirantes:

Hoy en día el termino antitranspirante está muy mesclado con el de desodorante, pero estos son diferentes de acuerdo a su función:

1. Antitranspirante: se encarga de reducir la cantidad de sudor que se produce, gracias a compuestos de aluminio, el cual es un neurotóxico, que bloquean los conductos excretores de las glándulas sudoríparas. Aparte del aluminio se pueden encontrar hasta 20 químicos tóxicos como parabenos, frangancias, DEA, triclosan, etc., estos productos se han encontrado que pueden afectar a las personas que los utilizan a largo plazo, causando Alzheimer, y aumentando riesgos de cáncer de mama.

2. Desodorante: su objetivo no es la bloquear transpiración, sino el eliminar los olores que vienen con la transpiración, esto se logra por medio de sustancias naturales que matan a las bacterias que causan dicho mal olor.

La gran mayoría de estos productos que se venden en el mercado son antiranspirantes que se confunden con desodorantes, y de los elementos más tóxicos es el hidroxicloruro de aluminio, que en recientes estudios se ha descubierto que incluso, afecta el funcionamiento de la glándula pineal que está en el interior de nuestro cerebro y regula muchas funciones cerebrales.

Intenta comprar desodorantes en lugar de antitranspirantes de preferencia en tiendas naturistas, o incluso, haz tu propio desodorante mezclando en un recipiente de vidrio ¼ de taza de bicarbonato de sodio y ¼ de taza de aceite de coco con 10 gotas de aceite esencial de lavanda, o de tu fragancia favorita.

Soluciones ecológicas a estos 3 problemas ecológicos y de salud propia:

• Ser compradores consientes, al comprar productos de higiene personal, ya que las microperlas se esconden comercialmente por parte de las Transnacionales en nombres como polietileno, polipropileno, polietileno, tereftalato, etc.

• Usar exfoliantes naturales como azúcar y café, ya que la industria usa las microperlas porque son mucho más baratas que lo natural. Comprar jabones, shampoo, pastas que sean más naturales, e incluso artesanales y locales para asegurar que sean de calidad para nosotros y para el medio ambiente.

• Ser consientes en las compras de ropa, ir dejando poco a poco la mentalidad de consumismo, comprando poca ropa pero de calidad y exigiendo a las empresas mejor calidad ya que con nuestra compra mandamos señales de que es lo que queremos.

Comunícate a ecologicamente.slp@gmail.com para sugerencias, dudas, opiniones y aclaraciones.

Minuto a minuto