Fundador:
Miguel R. Valladares García

Jueves 21 Septiembre 2017

Faltan muchos

Alfredo Lujambio R.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Es tanto el ruido mediático que el gobierno de Peña Nieto le ha metido a la aprehensión de Javier Duarte, que claramente se ve mano negra detrás de tanta y tan profusa información. Se pasó de la raya el gobierno porque es demasiado tiempo de radio y televisión en el que se ha estado dando un pormenor exagerado para cubrir esa noticia, como si se tratara de una gran hazaña. Falta ver si le confiscan su inmensa fortuna a este bribon, que Peña Nieto nos ponìa de ejemplo, como parte de la “nueva generación de políticos del PRI, junto con Borge el de Quintana Roo y Cesar Duarte de Chihuahua”. Resultó una selección de rufianes. Ahora hay que ver quiènes son los cómplices de Duarte y si rescatan lo saqueado y lo devuelven ante la vista ciudadana, a las arcas del erario nacional. No sea que ese recurso, si regresa, se quede en el camino, en las manos de algún otro vivales.

Se ve, desconfiado que es uno, que en la detención de Javier Duarte en Guatemala, hay gato encerrado. Què casualidad que lo atrapan justo cuando entraron en toda su intensidad las campañas electorales para la elección de gobernador en Edomex, Nayarit y Coahuila y en momentos en los que el gobierno de EPN, con su PRI “renovado” anda muy de capa caída, aunque lo nieguen, porque los números de las encuestas no los favorecen. Despuès del trago amargo que pasaron en el 2016 al perder 7 gubernaturas de 12 que estaban en juego, andan muy ciscados. Con la captura de Duarte, el gobierno de Peña trata de lavarse la cara ya cochambrosa, con este tipo de montajes mediáticos, con la complicidad comprada de Televisa y TVAZTECA ambas vendidas a un gobierno, que paga generosamente con montañas de dinero de nuestros impuestos sus “servicios”, para exhibir la verdad oficial. Todo mundo sabìa desde hace mucho, menos el gobierno peñanietista, que Duarte andaba en Guatemala. Como aùn no habían empezado las campañas, optaron por esperar tiempos màs rentables electoreramente para ver còmo pintaban las encuestas y entonces sì, pasar por héroes en lucha contra la corrupción. ¡Una burda patraña!

No dude usted que antes de las elecciones atrapen al otro Duarte, a Cèsar, el ex de Chihuahua para continuar la simulaciòn y buscar mejorar su aceptación, que sigue por los suelos a pesar de los miles de millones que están echando a la basura criminalmente para tratar de evitar otro gran fracaso electoral en el Edomex. A propósito, ¿De dònde sacaràn tanto dinero?

Es que mire usted, no se trata de aplicar la justicia contra los que han esquilmado el erario de muchos estados y del gobierno federal. No. ¡Què và! Se trata de aprovechar y sacar rentabilidad electoral, de su propia corrupción, preparando todo un show mediático de las capturas, para tratar de retener a como dè lugar el poder, sobre todo en el Estado de Mèxico, que lo consideran el màs estratégico.

Hay incluso algunos mal pensados que especulan (la burra no era arisca. . .) en el sentido de que precisamente, cuando ya se conocían muchas de las fechorías de los dos Duarte, les facilitaron la huìda, quizás hasta de común acuerdo con ellos, para poder hacer la faramalla en pleno proceso electoral, de que el gobierno peñanietista los capturarìa, dando la batalla contra la corrupción. Y cuando el asunto se enfrìe los dejarìa salir con cualquier artilugio legaloide: Una fianza, un amparo o una deficiencia en el documento acusatorio. Conociendo su modus operandi, no es descabellada esta tesis.

El caso de Tomàs Yarrington ex gobernador de Tamaulipas, que fue apresado también hace días por autoridades italianas junto con la Interpol, también encaja en esta estrategia de lavarse la cara en tiempos electorales. Solo que Yarrington era afanosamente buscado desde hacìa años por el gobierno norteamericano, acusado de introducir grandes cantidades de droga en aquel país, protegiendo las màs poderosas redes de narcotráfico, que operaban con total impunidad cuando era gobernador. Este otro delincuente-gobernador, es parte de una estructura política que ha favorecido por muchos años el trasiego de drogas y que en Tamaulipas, tuvo también el apoyo del antecesor y del sucesor de Yarrington, respectivamente Manuel Cavazos Lerma y Eugenio Hernàndez, que también son buscados por la justicia de aquèl país.

En la trágica historia mexicana de los grandes delincuentes de cuello blanco metidos a gobernador, faltan muchos. Algunos de ellos amasaron sus fortunas en años màs o menos recientes y otros, que gobernaron hace dos o tres dècadas, aunque ya no figuran en las noticias, viven como agazapados esperando que nadie se acuerde de ellos, para seguir disfrutando de una vida de lujo y dispendio sin temor a ser llamados a cuentas por la justicia ni a que le sean confiscadas sus fortunas mal habidas.

El otro gobernador priista para variar, que anda bailando en la cuerda floja, es el de Nayarit, Roberto Sandoval, estado en donde también habrá elecciones de gobernador y cuyo Procurador General del Estado, Edgar Veytia, subalterno inmediato de èl, y el principal responsable en teorìa de perseguir en ese estado a los delincuentes para ponerlos a disposición de la justicia, es precisamente el delincuente acusado de introducir todo tipo de drogas en EUA, como parte principal de una red de narcotráfico que ha operado durante muchos años, según las autoridades norteamericanas que lo detuvieron hace pocos días y lo remitieron rapidito ante un Juez en la ciudad de Nueva York, cerca de donde se encuentra enfrentando la justicia de aquèl país el tristemente famoso Chapo Guzmàn.

Total, ante la mirada del mundo, los mexicanos no ganamos para vergüenzas con este sistema político, que lleva a los cargos públicos màs importantes a políticos metidos a delincuentes o al revés que ya esta en crisis total y ocupando los peores lugares en las listas mundiales de los países màs corruptos y màs violentos.

Limpiemos entre todos nuestro sistema político, porque si no, todos seremos sus víctimas tarde o temprano.

Alfredo Lujambio R. lujambio06@hotmail.com

Minuto a minuto

Toda la sección