Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 25 septiembre 2018

Hyperconexión

Martha Ocaña
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El tiempo ha hecho su trabajo y su andar sobre la vida de los humanos es una historia, o una sucesión de transformaciones.

Ya sea que hayamos pasado por la escuela o no, tenemos la certeza de saber que el mundo de este siglo no es el mismo que el de siglos anteriores. Una inmensa bibliografía habla de cómo se ha ido modificando la vida de los antes hombres de las cavernas hasta nuestros días.

Sabemos que gracias a una serie de factores, el hombre levantó la mirada y pudo sostenerse sobre sus piernas; se transformó en un hombre sedentario y pasó de ser nómada a convertirse en un agricultor. A partir de cierta etapa, se empezaron a registrar sus huellas en el tiempo y esto lo hemos aprendido gracias a los rescates arqueológicos de utensilios y herramientas, así como de piezas utilizadas para lo que es de suponer, fueron sus ceremonias y rituales.

Así, el hombre se ha ido adaptando a su entorno, buscando siempre una manera más eficiente de obtener su sustento ya sea en alimento o en lo que ahora percibimos como ingreso. Además de las actividades de supervivencia, nuestra especie ha mostrado ese rasgo particular único, que se manifiesta a través del arte. No sabemos si fue la necesidad de explicarse a sí mismo el mundo y sus fenómenos, pero los individuos de eras remotas dejaron su huella en paredes, sitios y objetos, que definimos como el principio del arte en la humanidad.

En el siglos XX y XXI, el hombre ha experimentado una evolución imaginable sólo para los genios como Leonardo: los viajes a Luna o al fondo del océano prevalecieron durante mucho tiempo como un tema de ficción imposible de imaginar en una realidad de carne y hueso. Hoy, las naves espaciales así como las expediciones submarinas son asunto de todos los días y han dejado de asombrar a la mayoría de los mortales.

Sin embargo, los artistas nos demuestran que hay un mundo que todavía espera por ser descubierto y cuya puerta de acceso es la imaginación de cada quien. Y son los museos y las galerías, los espacios que nos permiten asomarnos como en una cápsula del tiempo, a tiempos remotos o tiempos instalados en un futuro imaginario (como lo es todo futuro).

Los museos han sido la plataforma para anunciar y profetizar un futuro próximo o bien; visitar con la mirada y los sentidos, la manera cómo el hombre de otro tiempo imaginaba su realidad inmediata o lejana.

Este 18 de mayo, como cada año, se celebra el Día Internacional de los Museos con el tema “Museos hiperconectados: Enfoques nuevos, públicos nuevos”. El mundo conmemora en este día el papel que los museos tienen en la vida cotidiana de las personas y cómo apoyan, influyen o dialogan con el quehacer humano, sea éste de carácter artístico o no.

Hiperconectarse es un término que fue necesario acuñar para referirnos a esta actividad que se hace posible desde el advenimiento de la telaraña mundial, comúnmente llamada internet. Hoy, sólo pocas personas que vivan en ambientes urbanos desconocen el término. Y en los ambientes rurales debido a la modificación de estas formas de comunicación cada día más personas integran esta actividad a su rutina diaria.

Así, este 18 de mayo, los museos del mundo ofrecerán su visión sobre esta hyperconectavidad y sus nuevos enfoques, pues el papel del museo ha dejado de ser el de ese lugar aburrido para convertirse en un sitio en donde, el contacto con el arte o a la ciencia, son un tema para chicos y grandes con o sin conocimiento.

Cada día, estos espacios se preocupan más por presentar contenidos digeribles para todo público con el fin de acercar el arte a más personas y con ello contribuir a muchas áreas del desarrollo cognitivo de todos los individuos.

Serán más de 36 000 museos de 157 países participando en este evento y en San Luis se vincularán 16 municipios, 19 museos y espacios culturales con más de doscientas actividades y exposiciones en sus recintos.

Es común escuchar que en San Luis no tenemos nada qué hacer o que lo que hay es poco atractivo. Creo que es tiempo de asomarnos a nuestro estado y en este caso a nuestra ciudad. Con un click y la hiperconexion que hoy es posible, podremos escoger qué hacer no tan sólo este fin de semana pero especialmente estos tres días.

Ya sea que te guste la música o la pintura; la teoría del arte o los talleres en donde es posible experimentarlo vivamente. Sea cuál sea tu interés: la historia o la ciencia, las vanguardias o el arte clásico, San Luis y el mundo te lo ofrecen en cualquier lado del planeta en el que te encuentres en los próximos días.

¡Vamos a hiperconectarnos!

Minuto a minuto

Toda la sección