Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 18 diciembre 2017

Interiorizar a la seguridad

Francisco Salazar Soni
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

“Las leyes son como las telarañas,

atrapan a los mosquitos y dejan pasar a las avispas” Anónimo.

Qué alboroto ha causado a nivel nacional e internacional la mentada Ley de Seguridad Interior. Aunque habría que saber primero ¿Qué es? y ¿Qué no es?

Únicamente como dato para empezar a analizar las cuestiones anteriores: En los dos últimos años que ha habido alternancia de gobierno o sin alternancia con el mismo partido político, ha habido en trece de las catorce entidades federativas un incremento significativo de los homicidios dolosos y de la violencia, algunas de ellos con mandos militares al frente de sus instituciones de seguridad y otras donde el “control” de la seguridad la tienen los jefes de zona militares o marinos de facto. Los recientes gobiernos inseguros son, Estado de México, Nayarit, Oaxaca, Zacatecas, Tamaulipas, Chihuahua, Hidalgo, Veracruz, Puebla, Sinaloa, Tlaxcala, Aguascalientes y Quintana Roo, son Estados donde se les ha complicado el tema de la prevención, reacción, investigación y sanción de los delitos.

¿Qué es la Ley de Seguridad Interior?

Es confusa.

No tiene gradualidad de remplazo en la intervención de las fuerzas federales.

Es una Ley contextualizada en la Seguridad Nacional.

Es supletoria de la Ley de Seguridad Nacional.

Es como condicionante para la permanencia del orden constitucional, el Estado de Derecho y la gobernabilidad democrática.

El responsable será y serán, Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría de Gobernación, con la participación de las dependencias, entidades de la Administración Pública Federal, Fuerzas Federales y, en su caso, Fuerzas Armadas, en coordinación con los otros órdenes de gobierno.

El Presidente de la República podrá ordenar por sí, a petición de las legislaturas estatales, o de los Ejecutivos estatales en casos de receso, previa emisión de una Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior y previa consideración del Consejo de Seguridad Nacional.

¿Cuándo? cuando se actualice alguna de las Amenazas a la Seguridad Interior y éstas comprometan o superen las capacidades efectivas de las autoridades competentes para atenderla, o se originen por la falta o insuficiente colaboración de las entidades federativas y municipios.

Es una ley obligatoria en todo el territorio nacional.

Es regulatoria de la función del Estado para preservar la Seguridad Interior.

Tiene su origen en amenazas que afecten la estabilidad de las instituciones (emergencias o desastres naturales, epidemias y demás contingencias que afecten la salubridad general, o las que afecten los deberes de colaboración de las entidades federativas y municipios en materia de seguridad nacional – espionaje, sabotaje, terrorismo, rebelión, traición a la patria, genocidio, delincuencia organizada, etc.,-).

Operará de la siguiente manera, el Presidente, a propuesta de los Secretarios de la Defensa y Marina, designará un Comandante, quien dirigirá los grupos interinstitucionales que se integren; el comandante elaborará el protocolo de actuación para establecer responsabilidades, canales de comunicación y coordinación; las Fuerzas Armadas actuarán realizando las Acciones previstas en la declaratoria; cuando las Fuerzas Armadas se percaten de la comisión de un delito, lo harán del inmediato conocimiento del Ministerio Público o de la policía por el medio más expedito para que intervengan en el ámbito de sus atribuciones, limitándose a preservar el lugar de los hechos y, en su caso, para que se brinde atención médica de urgencia, así como poner a disposición de la autoridad a los detenidos.

La responsabilidad del incumplimiento a las obligaciones previstas en la Ley y en la Declaratoria respectiva, será sancionada en los términos del Sistema de Responsabilidades y del Sistema Nacional Anticorrupción.

¿Qué no es la Ley de Seguridad Interior?

No tiene nada que ver con la Seguridad Pública. Que es una función a cargo de la Federación, las entidades federativas y los Municipios, que comprende la prevención de los delitos; la investigación y persecución para hacerla efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas.

No resuelve la Reforma Policial.

No fortaleza los cuerpos policiales.

No disminuirán por la Ley significativamente los índices delincuenciales, seguirán a la alza en aquellos Municipios y Estados que no fortalezcan sus instituciones de seguridad.

No previene el delito ni las conductas antisociales.

No fortaleza el Sistema Nacional de Seguridad

Pública.

No combate la corrupción policial, ni depura y dignifica la carrera policial.

No impacta el en el sistema penitenciario mexicano (cárceles).

No promueve la participación ciudadana en la prevención del delito.

No reconoce el robo a transeúnte con violencia, a casa habitación, comercio a vehículos.

No instiga a Presidentes Municipales ni a Gobernadores a aplicarse en materia de orden público en sus jurisdicciones.

TAPANCO: Es muy probable que hoy se apruebe en el Senado la Ley de Seguridad Interior y que en plenas vacaciones decembrinas se publique en el DOF. Mientras, la asignatura en seguridad publica quedara pendiente en carrea policial, profesionalización, régimen disciplinario, seguridad social y certificación institucional.

Francisco.soni@uaslp.mx

Minuto a minuto

Toda la sección