Fundador:
Miguel R. Valladares García

Sábado 19 Agosto 2017

Más notas

LA HABANA (EFE).- Azúcar, jugo de limón, ron, hielo frapeado y unas gotas de marrasquino se conjugan en la alquimia del daiquiri clásico, un cóctel de fama mundial que atrae cada año a miles de personas a su lugar de creación, el Floridita de La Habana, que ahora celebra sus doscientos años abierto.

“Sin chovinismo, aseguramos que el mejor daiquiri del mundo se toma aquí”, afirmó hoy a la prensa el director del local, Ariel Blanco.

Pero es difícil decidir si el mejor embajador de este bicentenario bar de La Habana Vieja -hoy propiedad del Estado cubano- es su cóctel estrella o lo es el premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway, visitante asiduo durante sus largas estancias en Cuba.

Hoy recibe al visitante en forma de estatua de bronce y acodado en la barra, convidado de piedra de uno de los “selfies” más buscados por los turistas.

El Floridita, según sus responsables, atesora un banco de más de mil fotos del escritor “y en 999 él estaba bebiendo”, bromean los camareros sobre el estadounidense, que en su obra popularizó el daiquiri al comparar la aureola de su hielo frapeado con la espuma del mar.

Sin embargo, el trago habitual del autor de “El viejo y el mar” era otro. En su honor se creó el “Papa doble”, en el que el azúcar del daiquiri se sustituía por jugo de toronja y se doblaba la medida de ron, porque Hemingway era diabético.

Y aunque el Nobel tiene un lugar de honor en el Floridita, la persona más venerada tras la barra no es él, sino el catalán Constantino Ribailagua, “Constante”, llamado el padre de la cantina cubana y creador de algunas de sus más famosas concocciones.

“Constante” ideó el “Papa doble”, el “Presidente”, y no inventó, pero sí mejoró tras varios experimentos, el daiquiri, que llegó a La Habana desde Santiago de Cuba, donde nació como resultado de una larga reunión en la que un grupo de sedientas personas solo tenía a mano ron blanco, limones y azúcar.

A la receta inicial, “Constante” le agregó cinco gotas de marrasquino y el hielo frapeado, “que debía entrar seco en la batidora” para que el cóctel no quedara aguado.

De hecho, el Floridita fue el primer bar de Cuba que usó una batidora, allá por los años veinte del siglo pasado, y también fue pionero en brindar “servicio de sobremesa con habano”, los célebres cigarros de la isla.

En el lugar, que abrió sus puertas en 1817 con el nombre de “La piña de plata” y después se llamó “La Florida” hasta quedarse en “El Floridita”, se sirven hoy hasta 17 tipos distintos de daiquiri, “un cóctel muy noble que permite cualquier tipo de pulpa o fruta”, indica Ariel Blanco. También los hacen sin alcohol para los niños.

Aunque Hemingway encabeza la nómina de visitantes ilustres, la lista es larga: desde otros literatos como Tennessee Williams o Graham Greene al expresidente de EE.UU, Barack Obama, estrellas del celuloide como Gary Cooper y Marlene Dietrich, futbolistas y estrellas del béisbol.

Blanco comentó que las anécdotas son muchas y recordó la protagonizada recientemente por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, quien accedió al bar antes de la hora oficial de apertura y se encargó personalmente de abrir las puertas del establecimiento a las hordas de turistas que aguardaban fuera.

El “deshielo” diplomático con EEUU iniciado en 2014 también ha repercutido en la barra -y las cuentas- de este bar: la mitad de los 250.000 visitantes que recibe cada año son estadounidenses y el 80 % de los viajeros de ese país que pasa por La Habana se acerca a “El Floridita”.

Eso sí, antes del amigamiento con el país vecino la clientela nunca escaseó porque la fama del bar “es mundial”.

La clientela local, sin embargo, no abunda, ya que los aproximadamente seis dólares que cuesta un daiquiri clásico suponen casi una quinta parte del salario medio mensual que percibe un cubano en el sector estatal.

La apuesta estrella del Floridita por sus dos siglos de vida es un concurso de barman que se celebrará en octubre para coronar al “rey de reyes” en la elaboración del daiquiri y en el que competirán los ganadores de las ocho ediciones anteriores del “rey del daiquiri”, con los cantineros del bicentenario local como jueces.

Entre los concursantes estará John Christian Lermayer, que fue en 2015 el primer norteamericano en preparar un coctel en el Floridita en 60 años, y el argentino Christian Delpech, tricampeón mundial en el estilo libre (flair).

Además del concurso, se presentará un ron blanco de Havana Club especialmente formulado para elaborar daiquiris.

Sobre el futuro, el director del Floridita lo tiene claro: “Hay que seguir renovándose de acuerdo a las nuevas tendencias, pero el principal reto es mantener la tradición”.

El Floridita, cuna del daiquiri y parroquia de Hemingway, cumple dos siglos

Por factores vinculados al cambio climático, los viticultores de Francia, país que cuenta con una de las producciones de vino más reputadas a nivel mundial, adelantaron este año las vendimias de uva, cuya producción será menor también por el clima.

Las vendimias fueron adelantadas, al menos en dos semanas, “debido a una combinación de factores climáticos” que provocaron una maduración de la uva más temprana, explicaron representantes de bodegas de varias regiones del país europeo.

De acuerdo con las fuentes, el cambio climático tendrá también un efecto en la producción de uva que será menor que en años anteriores, entre un 30 y un 80 por ciento menos dependiendo de las regiones.

Sin embargo, la calidad de la uva será buena, indicaron fuentes del sector a la televisora privada francesa de noticias BFMTV.

“Las vendimias serán excesivamente precoces en todas las zonas de producción, incluso en Champagne”, declaró el secretario general del principal sindicato agrícola francés, Jérome Despey.

“Por el contrario, cualitativamente, no hay preocupación porque no hay enfermedad (en la uva). Deberíamos tener una cosecha excepcional”, agregó el experto.

El gobierno francés contempla la posibilidad de ayudar financieramente a los productores de vino afectados por una menor producción de sus cosechas.

Francia adelanta vendimias por efecto de cambio climático

Con el propósito de promover la atracción de inversiones nacionales y extranjeras en el estado de Oaxaca, se busca potencializar la venta de mezcal en Estados Unidos.

Mezcal del Oro de Oaxaca, señaló en un comunicado, que lo anterior forma parte de la estrategia para el impulso y el desarrollo económico, que también alcanza productos como el mole, chocolate, salsas y café para poder concretar negociaciones de exportación de productores oaxaqueños.

En ese sentido, la mezcalera detalló que en coordinación con el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Economía (SE) y con ProMéxico, dicho mezcal abre sus fronteras hacia Estados Unidos y participa desde el 15 y hasta el 26 de agosto en la “Misión Comercial en Los Ángeles”.

Este encuentro, expuso, es organizado por el Consulado General de México en Los Ángeles, California, en el marco del “Año México-Los Ángeles”, y como parte de las actividades del programa “Mes de Oaxaca en L.A”.

Explicó que su objetivo es promover los productos con potencial de exportación y los sectores estratégicos de inversión, puntualizar encuentros con compradores potenciales y adquirir conocimientos para llevar a cabo los procesos correctos de exportación.

Mezcal Oro de Oaxaca también se exporta a otros países como Alemania, Francia, España, Argentina, Guatemala y próximamente a Colombia.

Mezcal oaxaqueño, mole y chocolate buscan potencializar ventas en EUA

NUEVA YORK (AP) — Un restaurante de tres días dedicado a los Cheetos abrió en Manhattan el martes y todas las reservaciones están cubiertas por comensales dispuestos a pagar entre 8 y 22 dólares por creaciones como albóndigas, pepinillos fritos, tacos, macarrones con queso e incluso pastel, todo preparado a base de esta botana.

“Trabajé arduamente para incorporar los Cheetos en cada platillo y no simplemente obtener plato con Cheetos espolvoreados encima’”, dijo la chef Anne Burrell, que recibió la tarea de crear el menú para el restaurante The Spotted Cheetah.

Los productores de la popular botana sabor queso dicen que el restaurante fue resultado de imaginación y marketing después de que sus ejecutivos notaron que había aficionados a los Cheetos colocando recetas en redes sociales.

“Pensamos que sería una buena idea capitalizar y crear un concepto como éste que muestra cómo puedes usar Cheetos de diversas formas”, dijo Ryan Matiyow, gerente de mercadotecnia de Frito-Lay, una unidad de PepsiCo. Dijo que las 300 reservaciones en el restaurante se vendieron en unas seis horas.

Melissa Abbott, vicepresidenta a Hartman Group, una firma de estudios del consumidor, comentó que el restaurante es en parte una reacción al énfasis actual en la salud.

“Con todas esas ensaladas y bares de jugos… En algún momento tienes que equilibrar la balanza un poco y pasarla bien”, dijo.

Un éxito, el restaurante que ofrece platillos a base de Cheetos en Manhattan

MALMEDY, Bélgica (AP) — Desafiando la lluvia y un escándalo de huevos contaminados que ha inquietado a los consumidores europeos, una ciudad en Bélgica cocinó un omelet gigante con casi 10 mil blanquillos para toda una comunidad.

Cocineros y voluntarios prepararon la tortilla el martes utilizando enormes utensilios de madera, una olla grande engrasada, tocino y cebollín. Luego lo repartieron entre un público hambriento.

Se trata de un evento anual en la ciudad de Malmedy que adquirió mayor significado este año, ya que varios países europeos han reportado que recibieron huevos o productos de huevo contaminados con pesticida.

Varios productores avícolas en Holanda y Bélgica están bajo investigación, aunque nadie se ha enfermado y el riesgo para la salud se considera bajo.

El cofundador del torneo del omelet Benedicte Mathy dijo que los organizadores verificaron a los proveedores de los blanquillos que se usaron y los consideraron libres de riesgo.

Cocinan omelet gigante en una ciudad de Bélgica

 Ya sea por cuestiones de trabajo, personales o como alternativa a la comida casera, los tacos son el tipo de alimento que prefieren los mexicanos al comer fuera de casa, seguidos por sandwiches y hamburguesas, de acuerdo con NPD, empresa global de investigación de mercado.

Su reporte de Tendencias de Consumo de Alimentos Preparados fuera del Hogar, revela que 29 por ciento de las visitas a establecimientos de comida preparada son para comprar botanas y bocadillos a media mañana y por la tarde.

El desayuno corresponde a 20 por ciento del consumo de alimentos fuera del hogar; 53 por ciento del consumo a la hora de la comida se realiza dentro de establecimientos y 80 por ciento del consumo de los bocadillos o bebidas de la mañana se compra para llevar.

La investigación expone que tres de los cinco lugares más visitados para consumir alimentos son autoservicios y tiendas de conveniencia.

A decir de un comunicado de la consultora, el panorama de la comida fuera de casa es más complejo que nunca, toda vez que se ajusta a las cambiantes necesidades de los consumidores, a los avances tecnológicos que han redefinido la rapidez en el servicio y a la competencia de otros canales, como los servicios de entrega de alimentos a domicilio.

Tacos, la comida preferida de los mexicanos fuera de casa

 

Por Jan-Nikolas Picker (dpa)

Tienen nombres de lo más exóticos: wakame, ulva y hijiki, y pueden llegar a tener varios metros de largo. Hay algas de todo tipo, y muchas son comestibles. De hecho, en Asia son el pan de cada día y en muchos lugares de occidente han desembarcado desplegando todo tipo de recetas. Ya no es nada llamativo pedir una ensalada de wakame para acompañar el suhi.

Las algas se caracterizan por absorber como una esponja los nutrientes del agua, por eso algunos tipos son tan ricos en proteínas, calcio, vitamina C, hierro o incluso omega 3. ¿El alimento del futuro? Hasta cierto punto, sí. Todo depende de la cantidad consumida, porque, siendo realistas, uno suele comer una porción más bien pequeña de algas, ya que se sirven como acompañamiento de un plato principal.

Además, hay que tener cuidado, porque algunas algas contienen metales pesados como plomo, cadmio y aluminio. Es decir: no sólo absorben las cosas buenas del agua, sino absolutamente todo.

Otro punto a tener en cuenta es su contenido de yodo. Existen grandes diferencias. Dependiendo del tipo de alga, puede que aporten entre 5 o 11.000 miligramos de yodo por kilo seco. Una diferencia radical. El yodo actúa sobre la hormona tiroidea. Esa hormon, a su vez, es la que promueve el funcionamiento del metabolismo y el desarrollo del cerebro, con lo cual es fundamental. Tener valores demasiado bajos o demasiado altos de yodo en el organismo puede llegar a afectar el funcionamiento de la hormona, con lo cual las personas con algún tipo de trastorno tiroideo deberían saborear las algas con moderación o comer sólo aquellas que especifiquen claramente cuál es su contenido de yodo.

La mayoría de las algas se compra seca. Antes de consumirlas deben ser colocadas en agua, tal como nos explica Lisette Kreischer, que publicó un libro de recetas dedicado a este peculiar ingrediente. Sus favoritas son las kombu, y las prepara con caldo o pesto. Pero si quiere algo más exótico, puede aventurarse a preparar una tarta de algas o un pan con sésamo. Tampoco hay que perderse las algas con arroz integral. En ese caso, compre las hijiki.

Lo ideal, para que el círculo cierre y realmente sea un alimento con mucho futuro, sería lograr que crezcan en un ambiente libre de contaminantes. Habrá que generar las condiciones.

Las algas en la cocina

Dos mujeres, una regiomontana y una francesa, apasionadas por la gastronomía mexicana, recorren el suroeste de Francia ofreciendo ricos tacos a bordo de su “food truck”, una caravana ambulante bautizada “La Jalapeña”.

Una pequeña caravana de 1972 fue remodelada por las dos emprendedoras y convertida en una cocina ambulante en la que preparan y venden a precios populares algunos de los tacos más clásicos de México.

El vehículo pintado de verde lleva el logo “hecho en México”, el lema en francés “Authentique Mexique” (Auténtico México) y el mensaje didáctico: “estiro la mano, encojo el codo, y este taquito me lo como con todo”.

“Proponemos a los franceses una gastronomía mexicana, lo intentamos al menos”, comentó, sonriente, una de las dos socias y cocineras, la vasco-francesa Delphine Rigaud, que junto a la regiomontana Julia Delgado echaron a rodar la idea.

“Esto surge porque nos encanta cocinar y más que eso yo creo que porque nos encanta dar una alegría, como un servicio, que la gente se vaya gustosa, que estén contentos. Como somos mexicanos nos encanta tener la barriga llena y el corazón contento”, explicó Julia Delgado.

El menú de la “taquería móvil”, que tiene como mantel un juego de lotería mexicana y está decorada con calaveras, nopales y retratos de Frida Kahlo y Zapata, entre otros motivos mexicanos, está compuesto por tacos de cochinita, mole, bistec, incluso de tacos al pastor que cocinan en dos tiempos.

Los tacos son de carnes de res, de puerco y de pollo, pero también se ofrece un taco vegetariano elaborado con papa, tomate y cebolla, así como cerveza mexicana, entre otras bebidas.

“La idea es que la gente pueda descubrir la comida de varias regiones de México y por ello en sus órdenes pueden pedir varios tacos diferentes”, indicó Delphine Rigaud sobre su camioncito, en el que está pintado el mensaje “México en versión original”.

El “food truck” (camión de comida) se ha instalado este verano en el poblado de Labenne, en el oeste de Francia, una zona en la que abundan reputados restaurantes de cocina francesa con estrellas Michelin, pero en la que no había una opción de comida mexicana auténtica.

Las dos emprendedoras se muestran satisfechas del proyecto, pero pretenden que el camión de comida sea una “escala” de un proyecto de cocina mexicana más ambicioso.

“Empezamos con un ‘food truck’ porque es más pequeño y no genera tantos gastos como la renta de un restaurante, de personal (…) La idea es desarrollarnos más, tal vez abrir una cantina”, concluyó Rigaud.

Sabores mexicanos recorren Francia en taquería ambulante

Una plataforma en línea de pedidos de comida a domicilio de todo tipo de restaurantes, informa que sólo 5 por ciento de sus encargos son de comida saludable.

De esta manera alertaron a generar buenos hábitos alimenticios, para prevenir cualquier tipo de enfermedades.

El texto refiere que si bien el actual ritmo de vida es un obstáculo para preparar comida sana, existen diferentes opciones de alimentación adecuada.

De acuerdo a SinDelantal, 55 por ciento de las órdenes mensuales de comida que se realizan en su aplicación, se efectúan durante viernes, sábado y domingo, en este último se registra 34 por ciento del total mencionado.

Ante dichas cifras, los expertos sugieren que es mejor iniciar la dieta en fin de semana, pues así será más fácil evitar los malos hábitos durante el resto de los días.

Para las personas que laboran dentro de una oficina, el comunicado menciona que una de las mejores opciones cuando no se lleva comida preparada en casa son ensaladas o guisados a base de verduras, que no estén fritos, empanizados o capeados.

En cuanto a los postres indica que es prioritario sustituir la repostería por frutas, expone que es importante consumir desayunos ligeros y “llenadores” hechos con ingredientes frescos, sin conservadores.

También, recomienda sustituir la comida chatarra por pepino, jícama, zanahoria, una taza de fruta, una barra de amaranto, entre otras opciones de alimentación saludable.

 

Solo un 5 por ciento de los pedidos que se realizan en línea son saludables

Acapulco (EFE).- El pescado a la talla es uno de los platillos representativos del sureño estado mexicano de Guerrero, en especial del puerto de Acapulco, y es reconocido mundialmente a pesar de que su creación data de hace apenas unos 50 años.

Fue gracias a la originalidad que tuvieron don Beto Godoy y Gregoria Galeana, su esposa, quienes llegaron a Acapulco en busca de mejores oportunidades y donde, con unos cuantos pescados de la zona y una cabaña hecha de palos, comenzaron un sueño que parecía inalcanzable.

La familia llegó siguiendo al jefe de familia, quien era pescador de la región de la Costa Grande de Guerrero. Él y sus compañeros “pescaban el pescado, y así entero lo raleaban (sacaban las vísceras) y ensartaban en una varilla, y lo ponían en una fogata”, cuenta doña Gregoria. “Ellos le llamaban pescado talla”, añade.

Se dice que los pescadores clavaban la varilla con los pescados ensartados, todos a la misma altura, o talla, encima de las brasas.

“Él venía hasta acá a Barra Vieja (en el sur de Acapulco), pero era puro monte, y le dijeron ‘Oiga, le voy a hacer una (cabaña) enramadita para que la señora ponga su comida’, (pues) yo traía a mis sobrinos”, narra.

Así que don Beto, refiere doña Gregoria, “mandó a traer pescado, y ya con ellos juntamos lumbre, y ya en la brasas se asó el pescado, y era pasadero, y al ver el humito gritaban ‘Oiga, ¿vende comida?’. Y mi esposo no les cobraba y así estuvimos tres, cuatro días; así que él fue el de la idea”.

La suerte y el destino estaban con la familia Godoy Galeana, que tras agregar a este platillo unos cuantos chiles y especias, y abriéndolo por la mitad, lo bautizaron “pescado a la talla”. Actualmente ya no se prepara sobre una fogata sino en una parrilla.

Aunque no es una regla, es preferible utilizar huachinango o róbalo para esta receta, ya que el inigualable sabor de estos pescados hace que la composición sea perfecta para todo aquel que la prueba, acompañada con tortillas de maíz hechas a mano y una salsa.

El restaurante “Beto Godoy” sigue estando, desde 1970, en la playa de Barra Vieja, mejor conocida como la cuna del pescado a la talla.

A lo largo de los años Barra Vieja también ha ido evolucionando, pasando de ser puros arbustos a un destino turístico admirable por la cercanía entre la Laguna de Tres Palos y la playa, lo que permite disfrutar de las tranquilas aguas de la primera para hacer un recorrido en lancha o bien de olas perfectas para practicar el surf.

Sin soltar la cuchara con la que toma su caldo de camarón, Rafael González, un comensal procedente del estado de Puebla, dice estar feliz de disfrutar del maravilloso paisaje, de lo fresco y tranquilo del lugar. “Aquí la comida es muy diferente, tiene un saborcito muy peculiar, no importa lo que comas. Hasta los limones te saben mejor”, afirma.

Pese a que don Beto falleció hace casi tres años con más de 80 años de edad, doña Goyita sigue teniendo ese buen sazón y cariño con que comenzó este sueño, y es ella quien hace el adobo del pescado a la talla. “El adobo que preparo nadie de mis empleados sabe qué le pongo. Seré muy egoísta pero así es, cada quien que le haga la lucha”, declara.

Algo que caracteriza al restaurante “Beto Godoy” es la singular amabilidad y el buen trato a los clientes, además de que por aproximadamente 20 dólares uno puede disfrutar de un kilo de pescado a la talla y seguir de cerca todo el procedimiento, desde escoger la pieza y ver el pesaje, la limpieza y la preparación.

También se puede comer junto con artistas de la talla de Luis Miguel, Paulina Rubio, Gael García y muchos más, al tener el local una gran pared con fotografías de las figuras del espectáculo que han visitado el restaurante.

“Luis Miguel es muy amable, sencillo. Come muy poco, pide no más unos pocos sopecitos, quesadillas, caldito de camarón y un poquito de pescado. ¡Ay! ojalá llegara ahorita, pero solo llega de repente”, comenta Goyita.

La publicidad que ha tenido el restaurante ha sido de boca en boca, desde sus inicios hasta la actualidad, lo cual ha hecho que turistas tanto nacionales como internacionales lleguen a probar el platillo típico que ofrece.

Tanta ha sido la aceptación de este plato que ha pasado fronteras, haciendo que países como Estados Unidos traten de imitar la receta. “Fueron unos sobrinos a Estados Unidos y me trajeron las fotos; lo pidieron para tomarle la foto y traerla, ¿usted cree? Estoy muy feliz con este negocio”, dice Gregoria Galeana.

Sus nietos también han decidido entrar al negocio familiar, y han pasado de un platillo que se prepara en el restaurante a envasar el adobo con el que se sazona, comercializándolo en tiendas de autoservicio, además de contar con envíos a todo el país. EFE

El adobo es una receta secreta.

Pescado a la talla, delicia acapulqueña de humilde origen

Lo más visto

Minuto a minuto