Fundador:
Miguel R. Valladares García

Sábado 22 Julio 2017

Más notas

LEOGANE, Haití (AP) — La exportación más conocida de Haití es el Barbancourt, un ron de sabor delicado y cuidadosamente añejado que está entre los mejores del mundo. Después está su primo casero, el clairin, una bebida mucho más barata y relativamente desconocida fuera de la empobrecida nación caribeña.

El clairin, o kleren como se conoce en criollo haitiano, es una bebida joven menos refinada que el ron, aunque algunas variedades artesanales se someten a un proceso de maduración que le da un sabor más suave y peculiar. Se elabora en cientos de pequeñas destilerías en todo el país.

En una de ellas, Ti Jean, en la localidad costera de Leogane, al oeste de la capital Puerto Príncipe, hombres que se cubren la cabeza para protegerse del sol tropical emplean machetes para cortar las altísimas plantas de caña de azúcar que rodean la destilería.

Meten la caña en un molino para extraer el jugo, que sirve de base tanto para la elaboración del clairin como del ron típico del caribe francés. La mayoría del ron que se produce en otras partes del mundo se elabora a partir de melaza.

El jugo que sale al otro lado de la máquina es de color caramelo, aunque el producto final tiene un tono claro como el vodka.

Una vez que el clairin fermenta y se filtra, se mete en recipientes de plástico para ser vendido en mercados y puestos callejeros. Los vendedores le añaden sabor con hierbas o fruta.

En Puerto Príncipe, Eddy Lecty añade clavo para especiar el clairin que vende en la barriada de Cité Soleil. Él y su padre llevan casi 20 años comercializando su bebida en la misma acera, un lugar que se ha convertido en punto de encuentro para los residentes, que lo conocen como “The Citizens Club”. Según cuenta, hasta presidentes del país se han parado en su puesto.

Lecty y otros vendedores envasan el clairin en botellas reutilizadas de whisky, vodka y refrescos.

En Haití, como ocurre en otros países con una floreciente producción de alcohol no regulada, se han dado casos de productores sin escrúpulos que agregaron metanol a su bebida, algo que puede resultar letal.

El propietario de Ti Jean, Jeanty Bonnefois, dice que sus trabajadores se aseguran de eliminar el metanol tóxico que se produce durante la destilación, y que su clairin tiene buena reputación entre los consumidores locales.

Un litro de clairin se vende por alrededor de 1,36 dólares, la octava parte de la botella más barata de ron Barbancourt. Con todo, es un precio significativo en un país donde casi el 60% de la población vive con menos de dos dólares diarios.

Ron casero haitiano, de la destilería al mercado

Foto: EFE

La cervecería artesanal mexicana “Error de diciembre” está comercializando una nueva línea de cervezas con un curioso etiquetado de imágenes cómicas de expresidentes de México como Carlos Salinas de Gortari o Felipe Calderón, o el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Fernando Rendón, Isaac Aroche y Antonio Helguera aseguran que quieren burlarse “de los políticos como ellos lo hicieron de nosotros” al convertir sus desaciertos en una memorable serie de etiquetas de cervezas para que se perpetúe con cada trago el legado político.

Helguera, caricaturista del periódico La Jornada y la revista Proceso, es el creador de las etiquetas políticas que con humor buscan “ser un recordatorio de que los problemas en el país tienen nombre y apellido”.

“México siempre se rodea de desgracias; hay que tomarlo con humor y reírnos un poco de los que abusan de ellas brindando a su salud”, dijo con una risa sarcástica el dibujante y dos veces premio nacional de periodismo.

El ilustrador cuenta a Efe que la novedosa idea de Fernando Rendón, creador de esta fábrica cervecera, le encantó, pues “ofrece un nuevo medio, totalmente diferente donde poner su trabajo y sus mensajes” a través de imágenes “burlonas e incluso agresivas”.

Asegura que gran parte de la sociedad está desconectada de la historia del país y fue necesario modernizar los mensajes en botella “como un buen medio para transmitir un mensaje de crítica”.

En cuanto al diseño, agregó que durante un festival de cerveza artesanal adoptó un estilo “sencillo y llamativo” para ilustrar las botellas, pues “finalmente no es un cartón, es una etiqueta para un producto”.

Helguera, Rendón y el ganador de medalla de oro en la Copa Mundial de Cerveza, Isaac Aroche, pretenden mantener vivo el recuerdo de errores históricos de los presidentes con caricaturas y frases de los protagonistas.

Con “Error de Diciembre”, momento histórico vinculado a la crisis económica de 1994 en México, y plasmado en casi media docena de cervezas, Rendón rompió el mito de “beber para olvidar”, al reforzar los malos sexenios para que “la sociedad piense más al dar su voto”.

La primera cerveza “Carlitos”, fue para el señalado protagonista del Error de Diciembre, Carlos Salinas de Gortari, presidente de 1988 a 1994, por ser “el político más icónico de lo mal que está el sistema político mexicano, malhechor por excelencia, corrupto que no supo dirigir al país y nos vendió humo”, acusa el joven empresario.

La de Salinas “fue la más complicada de las etiquetas”. Fiel a su estilo, Helguera menciona que por ser la primera agregó elementos como bolsas de dinero y urnas electorales tirando votos a una tumba que no se percibían a distancia.

Después, “creímos que Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970) merecía seguir por la matanza estudiantil 1968”, dice Rendón, y así nació “Tlatelolco”, la más amarga de todas las cervezas que produce para uno de los momentos más dolorosos de México.

Sin discriminar, de los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) pasaron a la “esperanzadora alternancia del poder en el 2000” con el Partido Acción Nacional (PAN) y la cerveza “Comes y te vas”, que recuerda las ocurrencias del exmandatario Vicente Fox (2000-2006) con un ligero sabor a té chai.

La “Calderona” llega cada noviembre con 15 % de alcohol, una cruz, una botella y un cráneo en la etiqueta de Felipe Calderón (2006-2012), sexenio del que Helguera destacó la mortandad de su guerra contra el narcotráfico.

En asociación con la cervecería “Cru Cru”, elaboraron “Amigous” para reirse del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a quien pusieron vestido de mariachi para fusionar elementos de ambas naciones.

El creador del proyecto comenta a Efe que en agosto saldrá, en colaboración con una cervecería del norte del país, la “Legítima”, dedicada a Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial en 2006 y 2012 y quien se proclamó presidente legítimo frente al triunfo de Calderón.

Para celebrar el último día del Gobierno del actual presidente, Enrique Peña Nieto, el 30 de noviembre de 2018, los empresarios tienen planeado sacar varias cervezas en su honor, pues “una no bastaría para recordar todos sus errores” desde 2012.

“Todavía quedan muchos presidentes en el camino”, asegura Helguera, y menciona a José López Portillo (1976-1982) como “candidato perfecto para una cerveza”, mientras, seguirá dibujando conforme Fernando Rendón vaya inventando.

“Error de diciembre” distribuye anualmente alrededor de 5.000 litros de cerveza que se ofrecen en expendios y bares especializados a un precio que va de los 80 a los 115 pesos mexicanos (4,4 a 6,4 dólares).

“Error de diciembre”, la cervecería mexicana que se burla de Presidentes

Los insectos como posibilidad alimentaria se han convertido en una opción que crece en Tailandia y Vietnam, países donde por tradición este consumo siempre ha existido.

Las ventajas son claras, por ejemplo para los grillos: 72 por ciento de proteínas y solo 16 por ciento de grasa y 12 por ciento de carbohidratos, mientras las proteínas de la carne de vaca llegan a 52 por ciento, pero la grasa sube a 48 por ciento.

En el sureste asiático y en Tailandia y Vietnam comienza a ser común encontrar en los anaqueles de las tiendas pasta hecha a base de grillo, barras de proteínas proveniente de insectos, o harina y trozos que asemejan tortillas también elaborados con insectos.

Los eventos donde la entomofagia y la cocina a base de insectos son los temas se vuelven cada vez más frecuentes.

Le Cordon Bleu Dusit Culinary School organizó un seminario para mostrar platillos como mousse de chocolate y gusano de bambú, grillos en diversas formas incluyendo uno en que se le combina con sandía.

Massimo Reverberi, propietario de Bugsolutely que fabrica la pasta a base de grillo, aclara que avanzar en este camino no es sencillo, en particular porque en los países occidentales se relaciona a los insectos con plagas.

Y aunque nunca se le haya saboreado, se piensa que van a tener mal sabor, agrega al Bangkok Post.

De ahí la estrategia de este empresario de entrar al mercado de comida a base de insectos de una manera gentil, combinando harina a base de ellos con otros ingredientes familiares al gusto habitual.

Una forma de extender este tipo de alimentación es el turismo, ejemplifica Massimo.

Muchos turistas estadunidenses recorren las calles de Bangkok, en particular la Khao San Road y su amplia oferta de puestos de comida, entre ellos los preparados con insectos.

Al regresar a su país, esos turistas que han tomado contacto con los platillos tailandeses inician el consumo de una manera básica, por ejemplo en forma de regalos, bromas y hasta afrodisiácos.

En Tailandia el reto es que las clases medias y altas acepten el consumo de insectos, ya habitual en el campo de la misma manera que lo es en otros países del sureste asiático.

En Vietnam se da otro ejemplo de expansión de la entomofagia. En esa nación los grillos comestibles se encuentran ocultos en el tallo y hojas de plantas como la yuca, las cuales no son aprovechadas.

La yuca es una de las plantas empleadas para la fabricación de etanol, un biocombustible, pero el tallo y hojas son quemadas lo que contamina el ambiente por la alta liberación de CO2 que se registra.

La sociedad que ha logrado establecer Cricket One con los campesinos que cultivan yuca, es usar contenedores abandonados que se equipan con control automático de clima, para literalmentre cultivar los grillos.

Así se obtiene aceite de grillo que se usa en las industrias de cosméticos y farmaceútica, generando pocos deshechos, detalla Bicky Nguyen, cofundadora de Cricket One.

Grillos buscan saltar como posibilidad alimentaria de Tailandia y Vietnam al mundo

Foto: Notimex

En julio de 2014, Víctor Manuel Jiménez Argumedo vendió el taxi que le había dado sustento por 20 años, para financiar una idea que le propuso su hijo Christian: fabricar cerveza.

“Tuve la fortuna de que mi hijo -Christian Jiménez Díaz- terminó su carrera de biotecnología, él inventó la fórmula, no teníamos dinero, pero tenía el taxi”, comentó en entrevista con Notimex.

Ofertaron el taxi por internet y a los dos días se vendió, con ese capital constituyeron una sociedad cooperativa y comenzaron las pruebas en su casa ubicada en el Pueblo de Tulyehualco, en la delegación Xochimilco.

“Le hice el hincapié a mi hijo que el producto debería tener algo diferente a los demás”, y ese plus fue el amaranto.

“Desde mis abuelos y bisabuelos, igual que la gente nativa de aquí, se dedicaban a sembrar amaranto, de ahí surgió la idea (…) aunque ya no lo sembramos porque es un trabajo muy difícil, es el mayor cultivo de Tulyehualco, lo compramos fresco a la gente del pueblo”.

La cerveza, de nombre Ara en honor a su esposa Araceli, también lleva avena, lúpulo y varios tipos de cebada, ingredientes que Víctor Manuel tritura con un rústico y pequeño molino de frijol.

Todo el proceso, molido, hervido, fermentación y gasificación lo hace en un área acondicionada para ello en la parte superior de su casa, con ayuda de su padre sus hijos y esposa, quienes forman parte de la sociedad cooperativa.

Aseguró incluso que su cerveza es nutritiva pues conserva las proteínas del amaranto hasta en seis por ciento, de acuerdo a estudios realizados por investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco.

“Empezamos con cinco litros y actualmente producimos más de 200 litros semanales”, los cuales venden en envases de 360 mililitros en lugares como Ecatepec, en el Estado de México, la playa Zipolite en Oaxaca, así como bares de la Condesa y la colonia Tabacalera en la Ciudad de México.

Jiménez Argumedo aseguró que tiene planes de exportar a Japón, Dubái y Marruecos, donde han probado ya su producto, pero le hace falta mejorar su infraestructura pues requeriría producir al menos un contenedor de mil cajas, lo que le es imposible con el equipo actual.

Si bien la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades lo apoyó con envases que le eran necesarios en el principio de su empresa, busca financiamiento de programas federales o en su caso socios para agrandar la cooperativa.

-¿Se arrepiente de haber vendido su taxi?

-No estoy arrepentido sino emocionado, finaliza.

De taxista a productor de cerveza de amaranto

NUEVA YORK (EFE).- La firma estadounidense Amazon ha comenzado a distribuir su propia marca de vino, Next, con el producto elaborado por una bodega del estado de Oregón y pensado exclusivamente para ser distribuido por el gigante electrónico.

Según destaca hoy el portal tecnológico Recode, aunque en 2012 Amazon lanzó su propio mercado digital de vino, Amazon Wine, es la primera vez que está impulsando una marca creada especialmente para esa firma.

La gama Next ofrece tres vinos, dos tintos y uno blanco, producidos por la firma King Estate Vinery, de Oregón, un estado que está ampliando cada vez más su presencia en el mercado vinícola estadounidense, dominado por caldos californianos.

El blanco que ofrece, Willamette Valley Pinot Gris cosecha 2016, se vende por 20 dólares; el tinto Columbia Valley Red Blend cosecha 2014 por 30 dólares, y el tinto Oregon Pinot Noir de 2015 lo vende Amazon por 40 dólares.

Según la bodega, “es el primer vino desarrollado con Amazon Wine desde su concepción y hasta su lanzamiento”.

El anuncio se conoce poco después de que Amazon anunciara la compra de la cadena de supermercados Whole Foods, líder en alimentos naturales y orgánicos.

Se produce además en medio de una tendencia cada vez más firme en la que los consumidores están apostando claramente por las compras por internet, en detrimento de las tiendas tradicionales.

Amazon lanza su propia marca de vino

La mayor característica de la vainilla es su aroma, sin embargo sólo el uno por ciento de la población mundial, incluido México, lo conoce, pues la mayoría de productos son elaborados con vainilla artificial.

Así lo señaló la investigadora del Instituto Tecnológico de Tuxtepec (ITTuxtepec) de Oaxaca, Araceli Pérez Silva, quien reveló que, si bien la vainilla natural se obtiene de la orquídea vaina, la sintética de la que están hechos el 99 por ciento de todos los productos se logra con fórmulas poco convencionales.

“Se hace con residuos de madera, de lignina, de guayacol, bueno los japoneses encontraron una técnica de producirlo a partir de la popo de la vaca”, expresó.

En entrevista con Notimex, subrayó que además de sus atributos aromáticos la vainilla natural también debe ser considerada y valorada por sus propiedades funcionales como antioxidantes, antimicrobianos, antimicóticos y anticancerígenos.

“Estamos acostumbrados a la vainilla sintética, pero el aroma de la natural es complejo, sofisticado, es un aroma que además de darnos un placer emocional nos hace bien, nos produce buenos resultados porque tiene capacidades buenas para la salud”.

Enfatizó que los altos costos de la vainilla natural y la producción a gran escala de la sintética se debe a la pérdida de bosques y zonas tropicales que producen la orquídea de la vaina, la cual se encuentra principalmente en estados de México como Veracruz, Puebla y Oaxaca.

“La vainilla es un producto que fue domesticado en México, fuimos el primer productor a nivel mundial, México fue el país que dio a conocerla al mundo, es más, durante 300 años fuimos el único productor de vainilla”.

“Pero ahora la diversidad genética de flora y fauna de los bosques y selvas no se ha cuidado, ahí está la deforestación y los monocultivos que han hecho que se pierdan algunas especies particularmente de vainilla”, lamentó.

La integrante de la Red Vainilla indicó que la comunidad científica en México ha vuelto la mirada a la vainilla a fin de empoderar a los productores para que hagan de ella un producto sustentable en lo social, económico y en el ambiente.

“Sería catastrófico que se perdieran los bosques, ya no tendríamos vainilla natural, todo sería sintético, perderíamos la oportunidad de fortalecer el cultivo, además de alterar el equilibro de sustentabilidad y el equilibrio ambiental”.

“Debemos de consumir y de promover el consumo de la vainilla natural, pero si no hay, dónde la compramos, por eso el interés de qué se aumente la producción, que se rescate a un cultivo que está en serios problemas”, recalcó.

El 99 por ciento de la vainilla que se consume en el mundo es sintética

Para 2018 se estima que el mercado de chocolate premium registre un crecimiento de 4.0 por ciento en mercados desarrollados; mientras que el chocolate estándar podría crecer a una tasa menor al 5.0 por ciento.

De acuerdo con los organizadores del Salón del Chocolate y el Cacao, ello se debe a que el consumidor de productos saludables casi no compra chocolate pero al momento de elegir opta por el de mejor calidad, aunado a un crecimiento de la clase media en todo el mundo.

Para la directora de la Escuela Mexicana de Chocolatería y Confitería, Norma Orozco, “un chocolate premium es el que tiene arriba de 70 por ciento de pasta de cacao. Con ello entendemos que es rico en antioxidantes y benéfico para salud, por ejemplo, contra la depresión”.

Por ende, añadió la especialista, un chocolate premium ayuda a mejorar el estado de ánimo de quien lo consume, así como la forma en que luce su piel; tiene beneficios para el corazón, y existen ideas sobre la posibilidad de que retarda el cáncer de colon.

Sin embargo, “la categoría de chocolate estándar en México también tiene una gran oportunidad de crecimiento en comparación con mercados como Estados Unidos, Canadá o Suiza, pues el consumo per cápita en este país es de alrededor de 800 gramos al año”.

Lo anterior resulta una gran oportunidad si se compara con los casi 10 kilogramo por persona al año que se consumen en algunos países europeos, apuntó Norma Orozco.

El Salón del Chocolate y Cacao, que se realizará del 31 de agosto al 2 de septiembre en el WTC de la Ciudad de México, promueve la cultura y el consumo del cacao en el país, así como los insumos y materias primas para su elaboración.

Mercado del chocolate, con gran potencial de crecimiento en México

Cuando los conquistadores llegaron al nuevo continente, quedaron maravillados con la variedad alimenticia del lugar. En la historia de la Conquista de América, sabemos que los españoles se llevaron oro, plata, estaño y piedras preciosas, pero eso no fue todo.

Cuando llegaron al nuevo continente, también encontraron alimentos que para ellos eran desconocidos y que resultaban bastante exóticos y atractivos, por lo que no dudaron en llevarlos a Europa para cultivarlos.

Estos vegetales terminaron cambiando la nutrición del “viejo continente”, pues América les aportó productos como el maíz y el cacao.

En “De10.mx” de EL UNIVERSAL realizamos un recuento de los productos americanos que son muy valorados por los europeos.

Con información de Muy Historia y Guioteca.

1. Cacao. En la época prehispánica, este fruto mexicano era usado como moneda. La bebida que se obtiene de él, el chocolate, se consumía en algunos rituales. Es muy valorado en Europa, donde se difundió en el siglo XVII.

2. Papa. Es originaria de Perú. Fue llevada a España en 1554 y se convirtió en un alimento básico de la dieta europea.

3. Vainilla. Es un tipo de orquídea mexicana. Aunque fue muy deseada en Europa, todos los intentos por cultivarla, fracasaron. Solamente se implantó a finales del siglo XIX en Madagascar.

4. Maíz. Es orgullosamente mexicano. Aunque llegó a Europa en el siglo XVII, su cultivo se extendió hasta el XIX. Hoy por hoy es uno de los cereales con mayor producción a nivel mundial.

5. Tomate. Es de México y Centroamérica. A mitad del siglo XVI fue introducido a Europa a través de España e Italia.

6. Piña. Es nativa de América del Sur, y aunque fue muy apreciada por los conquistadores, no pudo aclimatarse a Europa y solo pudo plantarse en los trópicos.

7. Girasol. Esta flor es nativa de Norte y Centroamérica. Era el símbolo del dios Sol.

8. Cacahuate. Es nativo de lo que ahora es territorio brasileño. Se consume como fruto seco y en Europa se cultivó masivamente hasta el siglo XIX para obtener aceite.

9. Tabaco. Es originario de Centro y Sudamérica. Se dice que el embajador francés es Lisboa, de apellido Nicot, lo recomendó a su reina para tratar sus dolores de cabeza, por lo que se hizo muy popular en Europa.

10. Calabaza. Es natural de casi todo el territorio americano. En Europa fue muy bien recibida como alimento y hasta como recipiente natural.

Diez cultivos de origen americano que aman los europeos

La Cámara de comercio de México en Francia presentó hoy aquí un sello de calidad que será concedido a los restaurantes mexicanos de Francia que cocinen siguiendo estándares de tradición y de calidad de la cocina mexicana tradicional.

El sello, con forma de penacho de Moctezuma y colores de la bandera francesa, es obra del diseñador Benito Cabañas y es el primer sello de este tipo que se crea para identificar a los restaurantes mexicanos en el exterior, de acuerdo a sus promotores.

Lleva el nombre de “Auténtica cocina mexicana en Francia” en español y en francés, y será concedido a los restaurantes aspirantes que cumplan con un decálogo de normas.

“Valoraremos el ambiente, el menú, las recetas auténticas, la carta de vinos y cervezas, que deberán ser mexicanos, al menos algunos”, explicó a Notimex María Rosa Desan, coordinadora de la certificación de la Cámara de Comercio de México en Francia.

“Buscamos revalorizar la cocina mexicana. Lo que estamos buscando sobre todo es diferenciarnos de la cocina Tex-Mex. Es como si dijéramos que la cocina italiana se reduce a Pizza hut o Domino’s pizza, no tiene nada que ver”, añadió Desan.

“El objetivo de esta certificación es dar a conocer la Auténtica cocina mexicana en Francia que para muchos franceses se queda en el chili con carne, en las fajitas” explicó a esta agencia de su lado el presidente Cámara Económica de México en Francia, Edgardo Koestinger.

El presidente de la cámara comentó que “la idea es que un un francés que quiera conocer la auténtica cocina mexicana vaya a un restaurante, vea este sello e inmediatamente cuente con la confianza de que puede descubrir la verdadera gastronomía mexicana ahí”, precisó.

“Lo que queremos es que el gran público francés conozca la gran riqueza de sabores y aromas que tiene la cocina mexicana, que ha sido reconocida por la UNESCO”, subrayó Koestinger en referencia a la inclusión de la cocina mexicana tradicional en la lista de patrimonio cultural del organismo.

Según Koestinger el sello “aportará legitimidad, la seguridad para el consumidor de que el lugar se preocupa por los ingredientes y de cocinar de forma tradicional la cocina mexicana y hará una pedagogía al consumidor, mostrándole la verdadera cocina mexicana”.

Dos comités, uno de coordinación y otro de evaluación, juzgarán a los restaurantes que postulen para obtener el certificado.

De momento, de acuerdo con los promotores del distintivo, una veintena de restaurantes mexicanos de Francia, 19 de París y uno de la ciudad de Lyon, este, son “susceptibles” de recibir el certificado.

La chef mexicana Margarita Carrillo apoyó el proyecto que ha sido inspirado de las experiencias de otros países en la protección de su cocina, en particular de Italia, y que fue presentado esta tarde en la sede del Instituto de México en Francia.

Otorgarán en Francia sello a restaurantes mexicanos “auténticos”

NUEVA YORK (AP) — El helado vegano sabe cada vez más como el helado común y ya no es buscado solo por los que no consumen productos de origen animal gracias a una creciente variedad de bases cremosas hechas de fruta, así como sabores más interesantes. Este nuevo tipo de helado también lo buscan los vegetarianos y los consumidores de carne conscientes de la salud.

En sus inicios la mayoría de las variedades de helado sin productos lácteos tenían base de soya, pero ahora sabe casi como el helado normal gracias a una nueva cocina vegana. En la última década, varias empresas _desde pequeñas y nuevas hasta las grandes como Ben & Jerry_ se han unido a la tendencia.

Eso es gracias en parte a la gente que come carne y que ahora quiere evitar los lácteos o simplemente hacer elecciones más saludables como los sorbetes, que por ser de agua parecen el sustituto natural.

Aunque el plátano es una base popular para los helados veganos, también lo son la mantequilla de nueces, el arroz, la soya e incluso la leche de cáñamo. Sea cual sea la base, la textura y la calidad de los ingredientes están resultando en productos más populares.

“Me encanta, me encanta, me encanta el helado, pero no puedo comerlo todos los días”, dijo Alexis Druyan, de 24 años, en el restaurante Chloe’s Soft Serve Fruit, en el bullicioso barrio de Union Square en Manhattan. “Si quiero estar saludable, definitivamente vengo aquí para comer postre”.

Un letrero de luz de neón en la pared dice todo sobre sus orígenes. El negocio fue creado por un adicto al yogur helado que buscaba una opción más sana. La tienda usa solamente fruta, agua y un poco de azúcar de caña orgánica para crear mezclas dulces congeladas y cremosas, como chocolate negro y calabaza.

Chloe’s abrió su primera tienda en 2010 y ahora vende sus delicias congeladas en supermercados, hospitales, escuelas y hoteles.

El helado vegano sabe cada vez mejor

Lo más visto

Minuto a minuto