Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 20 julio 2018

Más notas

París celebra este mes de junio la cuarta edición del festival de promoción de la gastronomía mexicana en Francia “Qué gusto” con un “menú” variado, que va desde la alta cocina mexicana a un concurso de tacos y en el que Chihuahua es este año el estado invitado de honor.

Una treintena de restaurantes de la “Ciudad luz”, entre ellos varios de alta cocina francesa pero que estos días cocinarán platillos mexicanos, participan en el evento por excelencia de la gastronomía mexicana en Francia, junto a otros restaurantes más populares y taquerías de la capital gala.

“Realmente hay de todo. Va a estar compuesta de cocina tradicional, cocina moderna y cocina fusión. Francia es un país sensible a la cocina mexicana, les gusta, es un público ideal para mostrarles todo lo que tiene México”, destacó a Notimex la fundadora de la iniciativa, la mexicana Ximena Velasco.

“El objetivo es mostrar la verdadera gastronomía mexicana, la tradicional, pero también la que evoluciona, mostrar que México es un país rico y variado”, añadió Velasco.

En el marco del festival y durante 10 días, desde el pasado 9 de junio hasta el próximo 17 de junio, los franceses podrán conocer y degustar platillos mexicanos realizados por 14 chefs invitados, tanto mexicanos como franceses e incluso una chef griega, Dina Nikolaou, que cocinará comida del país latinoamericano, reconocida como patrimonio por la UNESCO.

El programa del evento incluye varias cenas cocinadas “a cuatro manos” por chefs mexicanos y de otros países, así como talleres, un mercado mexicano y un concurso de tacos, el “taco challenge” (el desafío del taco) en el que participa una docena de taquerías.

La vainilla, originaria de México, tendrá un protagonismo en la edición de este año en la que contará con un evento especial y se presentará una tableta de chocolate realizada por un reconocido repostero francés con chocolate y vainilla mexicanas.

También el “burrito”, originario de Chihuahua, y que se cocinó en la inauguración.

Entre los mexicanos participantes en el festival figuran las chefs radicadas en Francia Mercedes Ahumada, una “estudiosa” de la cocina mexicana, y Lydia González, del restaurante “Itacate” ubicado en esta metrópoli.

“Participo en ‘Qué gusto’ porque la cocina tradicional mexicana es parte de mi vida y quiero darla a conocer, la cocina tradicional, regional. Este es un gran compromiso. Con este proyecto se ha dado poco a poco”, comentó Mercedes Ahumada.

Con motivo de la dedicatoria de la edición de este año a Chihuahua también participa el chef chihuahuense Farid Grijalva, quien ofrecerá este lunes una cena en la que algunos platillos estarán cocinados con sotol, la bebida tradicional del estado.

La cuarta edición arrancó con una presentación-degustación muy concurrida en el Instituto de México en Francia en el que se ofrecieron algunas botanas con ingredientes del estado norteño, así como sotol y mezcal, entre otros productos y bebidas.

“Este festival ‘Qué gusto’ para nosotros es muy importante porque nos ayuda a dar a conocer a Chihuahua en el mundo como un estado de cultura, de espectacular geografía, listo para recibir a turistas”, dijo la secretaria de Cultura de Chihuahua, María Concepción Landa, quien intervino en la presentación.

El sábado pasado, en el restaurante parisino “Oxte”, el chef mexicano Enrique Casarrubias y el francés Akrame Benallal ofrecieron una de las primeras cenas de degustación del festival a la que asistieron la ministra francesa de Cultura, Francoise Nyssen, y el embajador de México en Francia, Juan Manuel Gómez Robledo.

El festival, aunque gastronómico, es una invitación además a viajar a la nación latinoamericana, resaltaron fuentes del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), que promociona el evento.

“Es un festival turístico-gastronómico. Utiliza la gastronomía como medio de promoción turística (…) Buscamos seducir al país de la gastronomía con nuestra gastronomía patrimonial”, explicó a esta agencia el director de la oficina en Francia del CPTM, Jesús Catalán.

Según los datos de los organizadores, desde la primera edición del certamen alrededor de 10 mil personas, el 75 por ciento de ellos franceses, han participado ya en el certamen gastronómico mexicano.

París celebra el festival de gastronomía mexicana “Qué gusto”

CIUDAD DE MÉXICO.- El célebre chef y presentador de televisión estadounidense Anthony Bourdain, conductor del programa sobre viajes y comida “Parts Unknown”, era un conocedor del mundo y su amor por México lo dejó plasmado en una entrada en su blog.

“Los estadounidenses aman la comida mexicana”, empezó Bourdain en su artículo titulado Bajo el volcán. “Amamos los nachos, tacos, burritos, tortas, enchiladas, tamales y todo lo que parezca mexicano”, continúa.

“A pesar de nuestras actitudes ridículamente hipócritas ante la inmigración, pedimos que los mexicanos cocinen grandes porcentajes de la comida que comemos, que cultiven los ingredientes que necesitamos para hacer esa comida, que limpien nuestras casas, corten nuestro césped, cuiden a nuestros niños”.

El presentador de televisión indicó que, como cualquier chef lo diría, la industria de servicios de restaurantes en la mayoría de las ciudades de EU colapsarían sin los mexicanos. “Así que, ¿por qué no amamos México?”, cuestionó.

Bourdain indicó que algunos se encogen de brazos por lo que sucede al otro lado de la frontera, pero México “siempre ha estado ahí para ayudarnos a satisfacer nuestras más oscuras necesidades y deseos”.

“México. Nuestro hermano de otra madre”, indicó Anthony al momento de señalar la cercanía a la que se encuentra. “Míralo. Es hermoso. Tiene algunas de las playas más deslumbrantes de la Tierra. Montañas, desiertos, junglas. Bella arquitectura colonial, una historia trágica, elegante, violenta, ridícula, heroica, lamentable y desgarradora”.

Anthony contaba que cuando trabajan en México, al terminar las labores, se reunían en un puesto callejero y pedían tacos con salsas “frescas, brillantes y deliciosas”. “Miraremos alrededor y observaremos, por centésima vez, qué extraordinario lugar es este”.

La carta del chef Anthony Bourdain y su amor por México

Foto: Twitter / @Bourdain

Con información de Economía HOY.- El crítico gastronómico Anthony Bourdain fue hallado muerto este viernes en su cuarto de hotel en Francia.

Bourdain conducía el programa sobre viajes y comida Parts Unknown de CNN.

En 2013, el viajero recorrió México para realizar  el quinto episodio de la tercera temporada de su programa, donde visitó varias ciudades comenzando por la Ciudad de México.

La primer parada que realizó fue con un policía forense, quien le platicó a profundidad sobre la naturaleza de su trabajo y la grave situación que vivía la capital en ese momento.

Después, el presentador fue a un gimnasio de box en el Barrio de Santa Anita. Los mismos boxeadores lo llevaron a una fonda mexicana, donde comió un huevo estrellado sobre arroz rojo.

De visita en Tepito, el chef se tomó una clásica michelada antes de recorrer el área de venta de piratería y realizar otras actividades en el barrio más conocido de la Ciudad de México.

En “Máxio Bistrot”, uno de los restaurantes más sofisticados y famosos de la CdMx en la colonia Roma, se dio la oportunidad de acompañar al chef Eduardo García a la Central de Abastos para comprar los ingredientes para cocinar en su restaurante.

La última visita que realizó el chef estadounidense en la Ciudad de México fue a la casa de la famosa periodista Anabel Hernández, autora del polémico libro Los señores del narco.

Bourdain dejó la capital para viajar hacia Oaxaca, estado que lo dejó sorprendido por todo lo que ofrece a los turistas. Asimismo fue a Cuernavaca, donde se reunió con el activista Javier Sicilia.

ANTHONY BOURDEIN CON LA COMIDA MEXICANA

Durante una sesión Ask Me Anything de la popular red social REDDIT, Anthony Bourdain defendió la gastronomía mexicana, ante las declaraciones realizadas por el periódico The Atlantic, que aseguraba que los precios de la gastrononomía de cada país están directamente relacionados con la economía, el poder militar y la riqueza de sus inmigrantes.

“Me gustaría que la gente realmente pagara más por la comida mexicana de alta calidad; creo que es la cocina más devaluada del mundo, con un potencial tremendo”, expresó el chef.

De acuerdo a SDPNoticias, el chef también hizo referencia a las salsas, a los platillos oaxaqueños, entre otros.

“Estoy muy entusiasmado con las posibilidades de aprender más sobre esta gastronomía y valorarla. Es un supuesto racista el hecho de que la comida mexicana o la hindú, deben ser baratas. Eso no está bien”, concluyó.

Anthony Bourdain, el chef que visitó, probó y amó la comida mexicana

Anthony Bourdain / Foto: AP

Washington, EEUU (EFE).- Las cocinas de Armenia, Omán, Uruguay y Nigeria son solo algunas de las centenares de gastronomías que el chef neoyorquino Anthony Bourdain acercó a millones de hogares alrededor del globo a lo largo de su dilatada carrera televisiva, que estuvo marcada por su carácter irreverente.

“¿Realmente queremos viajar en papamóviles herméticamente cerrados a través de las provincias rurales de Francia, México y el Lejano Oriente comiendo solo en Hard Rock Cafe y McDonald’s?”, se preguntaba Bourdain en uno de sus libros más famosos, “Confesiones de un chef”.

“¿O queremos comer sin miedo, devorando el guiso local, la humilde carne misteriosa de la taquería, la cabeza de pescado ligeramente asada? Sé lo que quiero. Lo quiero todo. Quiero probar todo una vez”, continuaba en esa obra el cocinero, que decidió terminar hoy con su vida a la edad de 61 años.

Bourdain optó por ahorcarse, según la Fiscalía francesa, en su habitación en Kaysersberg (este de Francia), lugar en el que se encontraba trabajando en un episodio sobre la cocina de Estrasburgo para su programa “Parts Unknown”, del canal estadounidense CNN.

El estadounidense, además, había visitado recientemente Asturias, donde rodó un capítulo con el cocinero español José Andrés, amigo suyo.

Este fue el punto final de la vida de uno de los chefs más queridos y aclamados del panorama estadounidense, un hombre que supo sacarle partido a su humor, carisma y conocimiento sobre el sector gastronómico para construir una figura ampliamente respetada.

Antes de alcanzar la fama a los 44 años, tras publicar el éxito de ventas “Confesiones de un chef”, Bourdain reconoció en varias entrevistas que su situación financiera era deplorable: debía enormes cantidades de deuda, no disponía de seguro médico e, incluso, no podía pagar su alquiler.

El chef habló también sin tapujos de sus pasadas adicciones a diferentes drogas, una etapa que logró superar a mediados de los ochenta.

Después de graduarse del Instituto Culinario de EE.UU. en 1978, el entonces veinteañero Bourdain empezó a trabajar y, posteriormente, dirigió numerosos restaurantes en Nueva York; un ecosistema complicado y con gran presión que le hizo crecer como chef.

Su creciente fama a nivel local le llevó a escribir varios artículos en una de las revistas de profundidad más famosas de su ciudad y el mundo: The New Yorker.

Bajo el título “No coma antes de leer esto”, Bourdain redactó en esa publicación unas líneas que sorprendieron a propios y extraños, y empezaron a dejar entrever el carácter descarado de un hombre que en 1999 superaba ya la cuarta década de edad.

Ese escrito fue el primer paso hacia su ya ampliamente conocida carrera televisiva y como escritor, que le llevó a recorrer centenares de rincones del globo y probar y dar a conocer a las cocinas locales.

Desde entonces, “A Cook’s Tour” (“El tour de un cocinero”) (2002-2003), “No Reservations” (“Sin Reservas”) (2005-2012), “The Layover” (“La Escala”) (2011-2013) y “Parts Unknown” (“Partes Desconocidas”) (2013-2018) fueron los programas que Bourdain presentó.

Uno de los momentos televisivos más recordados del célebre chef se dio en una entrevista que hizo en 2016 al entonces presidente estadounidense Barack Obama (2009-2017) en Hanoi (Vietnam), en uno de los episodios del último programa que lideró.

En ese capítulo, Obama, que se encontraba en Asia de viaje oficial, y Bourdain se reunieron en un restaurante típico vietnamita para hablar sobre la cultura y la cocina de ese país durante una cena que costó 6 dólares por cabeza, según reveló después el propio chef.

Admirado por millones de espectadores y galardonado por los sectores gastronómicos y televisivos, Bourdain pasará a la historia como uno de los chefs más influyentes del principio del siglo XXI, a la altura del cocinero español Ferran Adrià y del estadounidense Thomas Keller, entre otros.

La muerte de Bourdain dejó huérfana de padre a su única hija, Ariane, de 11 años, que vive con la que fuera esposa del chef entre 2007 y 2016, Ottavia Busia.

PERFIL: Bourdain, el irreverente chef que dio altavoz a todas las cocinas del mundo

El chef estadunidense Anthony Bourdain fue encontrado hoy muerto en su habitación de un hotel en Estrasburgo, Francia, en el marco de una filmación de su programa estelar para CNN “Parts Unknown”, informó la cadena.

Bourdain, de 61 años y quien había confrontado problemas de alcoholismo y drogadicción, decidió ahorcarse en su habitación conforme se encontraba en la quinta temporada de su programa, donde recorría el mundo en busca de experiencias gastronómicas únicas.

“Es con extraordinaria tristeza que confirmamos la muerte de nuestro amigo y colega”, señaló la cadena en una breve declaración.

“Su amor por la gran aventura, nuevos amigos, grandes comidas y bebidas y las historias extraordinarias en el mundo lo hicieron un narrador único. Sus talentos nunca dejaron de sorprendernos y lo extrañaremos mucho”, destacó.

Bourdain, quien había obtenido varios galardones por sus programas de viajes y gastronomía, fue encontrado en su habitación por su amigo, el chef francés Eric Ripert.

El fiscal de Colmar, Christian de Rocquigny du Fayel, se limitó a informar del suicidio por ahorcamiento del reputado cocinero de televisión, en el hotel Le Chambard, en la región de Alsacia, “sin que nada haga pensar por el momento en la intervención de una tercera persona”.

Después de una intensa trayectoria como cocinero en diversos restaurantes en Nueva York, entre ellos Brasserie Les Halles en Manhattan, Bourdain escribió sus memorias “Kitchen Confidential: Adventures in the Culinary Underbelly” (Confidencias de cocina: aventuras en el vientre culinario) y comenzó su exitosa carrera televisiva.

En 2005, su programa “No Reservations” comenzó a emitirse en el canal de viajes Travel Channel, con el rápidamente se hizo muy popular, en viajes por todo el mundo descubriendo nuevos platos y bebidas y con el que ganó dos premios Emmy.

En 2012 amplío su audiencia al pasar a la CNN con su nuevo programa de televisión “Parts Unknown”, en el que llegó a entrevistar al presidente estadounidense, Barack Obama, durante su visita a Vietnam.

El chef recibió en 2013 el premio Peabody por “expandir nuestro paladar y horizontes en igual medida”.

Recientemente, había estado en Asturias, rodando un episodio con su amigo, el cocinero español José Andrés.

Se suicida en Francia el chef estadounidense Anthony Bourdain

VARSOVIA (AP) — Un nuevo museo en Varsovia estará dedicado al vodka polaco, una tradición nacional de 500 años y una de las exportaciones más conocidas del país.

La inauguración del Museo del Vodka Polaco está prevista para el martes próximo en una antigua fábrica de esta bebida del siglo XIX, en una zona industrial que está en proceso de convertirse en residencial.

El director de la Asociación Polaca del Vodka, Andrzej Szumowski, espera que la exhibición multimedia, que ocupa varias salas, obtenga un mayor reconocimiento para la bebida nacional.

Durante una gira para la prensa el miércoles, Szumowski dijo que el vodka es un componente esencial de la herencia cultural polaca y sostuvo que los polacos fueron los primeros en fabricarlo, aunque reconoció que es un tema de discusión con Rusia.

Dijo que el vodka polaco es “parte de nuestro ADN, parte de nuestra historia, herencia cultural y tradición”.

Inauguran en Polonia un museo dedicado al vodka

Son muchos los beneficios que el agua natural aporta a nuestro cuerpo. Mantenernos hidratados, ayuda, por ejemplo, a bombear bien la sangre desde el corazón, lo que produce un efecto mitigante del cansancio y la fatiga. Para nuestro cuerpo es muy necesaria el agua, ya que es un elemento indispensable de la digestión (ayuda al movimiento intestinal) y la quema de grasa, por lo que beberla, incluso te ayudará a bajar de peso.

Según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS): dejar de beber agua es tan malo que podría generar la producción de piedras en los riñones. Sin embargo, cuando no estás muy acostumbrado a beber agua, incluirlo en tus hábitos diarios será una tarea difícil; una buena idea es preparar infusiones con fruta natural o hierbas de olor, con lo que no sólo te sentirás motivado a tomarla y beneficiará tu salud, sino que también le darás un toque dulce y fresco que te puede acompañar durante todo el día.

A continuación, te decimos cinco beneficios de beber infusiones de agua natural con fruta fresca según la coach de bienestar, Paulina Moreno, quien nos dijo: “Las infusiones te aportan gran energía y vitalidad. Prepararlas es muy sencillo: tan solo debes agregar dos frutas distintas, servir hielo y agregar un toque aromático con la hierba de tu elección, como albahaca, romero o menta, para obtener como resultado un sabor fresco y diferente todos los días”.

1. Ayudan al sistema digestivo.

El agua es fundamental para que el proceso de la digestión se realice correctamente y a que el cuerpo pueda eliminar las sustancias de desecho y se mantenga saludable.

2. Estimula la actividad cerebral.

Es una realidad que todos los órganos del cuerpo requieren agua para funcionar correctamente; mantener el cerebro hidratado ayuda a tener una mejor concentración y memoria. 3. Contribuye a tener una piel más saludable.

Tomar agua en forma regular ayuda a tener una piel hidratada; además las vitaminas y minerales de la fruta que agreguemos pueden ayudar a mantenerla saludable.

4. Dan un toque de sabor sin calorías extras.

El sabor del agua simple no es un sabor que guste a todos. Por ello, puede resultar más difícil a las personas adoptar el hábito de beber al menos 8 vasos de este líquido al día.

5. Contrarrestan los efectos de la sed de una forma saludable.

Cuando el cuerpo manifiesta tener sed es porque éste ya presenta cierto grado de deshidratación. Cuando una persona no acostumbra beber agua simple, puede optar por bebidas azucaradas que, si bien, puede satisfacer la sed de momento, incrementa la cantidad de azúcar consumida en el día. Por ello, es mejor optar por agua simple. Recuerda que lo ideal es tomar 8 vasos de agua natural al día, dale un toque diferente de sabor y aprovecha la energía que esta acción te proporciona.

Algunos beneficios de beber infusiones

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- La XII Exposición de Vinos de España se inauguró hoy en Ciudad de México para impulsar el mercado y acercar al país latinoamericano la riqueza de esta bebida a partir de más de 300 etiquetas y 40 denominaciones de origen de diferentes regiones vitivinícolas.

“Son 19 bodegas acompañadas de 14 importadores que en total representan 309 etiquetas. Y es una variedad bastante grande que representan 40 denominaciones de origen españolas”, dijo en entrevista con Efe el embajador de España en México, Luis Fernández-Cid.

La exposición tiene lugar este martes en Ciudad de México y se celebrará en los próximos días en Guadalajara, capital del occidental estado de Jalisco.

Según el embajador, esta es la segunda edición de esta exhibición en la que bodegas asentadas ya en México a través de importadores y otras con planes de expansión se unen en un mismo escenario para mostrar la calidad del vino español, pues anteriormente se llevaban a cabo dos muestras de manera separada.

“Vienen bodegueros, importadores y distribuidores, muy dedicados al público profesional, para presentar etiquetas que ya están aquí o nuevas propuestas que puedan surgir y entrar en el mercado mexicano”, aseveró.

De acuerdo con cifras aportadas por la Embajada de España en México, España es el mayor proveedor de vino en el mercado, con unas ventas por valor de 72,8 millones de dólares en 2017, el 29 % del total de importaciones.

Además, en 2017 México compró vino del extranjero por 250 millones de dólares, 15 millones de dólares más que en el año anterior, lo que refleja un interés creciente en esta bebida.

La directora comercial de Viña Olabarri, Sara Fernández, explicó hoy a Efe que este es el primer viaje a México de su firma, procedente de La Rioja.

“Es un buen momento. Lo habíamos dejado porque somos una bodega pequeña y no podemos coger todos los mercados a la vez, pero ahora mismo queremos trabajar en México”, apuntó Fernández, cuya firma cuenta con un selecta variedad de vinos que ya se comercializan en Estados Unidos, Brasil, Suecia, Alemania y Bélgica.

Dalia López, de la importadora Cavas del Mundo, resaltó la importancia de la “historia” del vino español. “Fue lo primero que llegó a México y se conoció”, apuntó.

Como importadora, López vende a restaurantes y locales, y trabaja con seis bodegas y 15 etiquetas.

“Traemos cosas de Españas más atípicas, como un vino de la isla de Mallorca”, contó a Efe la experta en vinos, que celebra que en el país latinoamericano “poco a poca la gente le pierde el miedo” a esta tradicional bebida.

En esta muestra se pueden apreciar distintas variedades de uva, siendo la garnacha y el tempranillo las más comunes, pero sin descartar otras como la prieto picudo.

Varias variedades de vino español se pudieron probar en dos catas en la que los asistentes degustaron cerca de 20 vinos de distinta marca, acompañados de la explicación de expertos de cada bodega.

“El grado de aceptación del vino español en México es excepcional”, dijo Fernández-Cid, destacando la evolución del mercado del vino en México con una tendencia al alza en el consumo, pues se estima que alcanzará los 145 millones de litros en ventas en 2021.

De acuerdo con el embajador, de 100 botellas de vino que se consumen en el mundo, 22 son de origen español, y ello prueba la afición y la relevancia del vino español en el plano internacional.

Una expo acerca la riqueza del vino español a México

ELMSFORD, Nueva York, EE.UU. (AP) — Una empresa cervecera de Nueva York se unió a un fabricante de helados para crear una cerveza con ingredientes de pastel de helado.

La nueva cerveza del fabricante Captain Lawrence Brewing Company se llama “Fudgie the Beer”, en alusión a los ingredientes del pastel de helado “Fudgie the Whale”, que tiene la forma de una ballena y es fabricado por la empresa Carvel.

La nueva cerveza negra se elabora con el chocolate y el dulce de leche característicos del fabricante del pastel de helado y tiene un 6% de alcohol por volumen. La cervecería dice que la cerveza combina bien con comidas ahumadas y postres de chocolate.

El primer lote de “Fudgie the Beer” se agotó y el segundo lote estará disponible el viernes. La cerveza solo estará disponible en la cervecería de Capitan Lawrence en Elmsford, Nueva York.

Crean una cerveza con ingredientes de pastel de helado

SILAO (EFE).- Guanajuato tiene mucho más que cajeta. Con este mensaje, el céntrico estado mexicano quiere combatir su imagen de una gastronomía poco variada y, por ello, se ha propuesto proyectar el papel de sus cocineras tradicionales, que durante décadas han cocinado sin apenas reconocimiento.

Este fin de semana tuvo lugar en el municipio de Silao el encuentro anual de cocineras tradicionales dentro de la sexta Cumbre Internacional de Gastronomía de Guanajuato, que contó con la asistencia de representantes de una veintena de municipios del estado.

No faltaron a la cita productores de cajeta (leche quemada con azúcar) y fresas, los productos más populares del estado, pero los verdaderos protagonistas fueron los platos tradicionales transmitidos de generación en generación en las casas guanajuatenses.

“Guanajuato siempre se ha distinguido por la cajeta de Celaya, la fresa de Irapuato y la comida gourmet de San Miguel de Allende. Pero aquí vemos la cocina tradicional que encontramos en cualquier rincón y es muy variada y muy rica”, comentó a Efe el gobernador estatal, Miguel Márquez.

Márquez, que probó diversos platillos de la feria y presidió una entrega de reconocimientos a las cocineras, argumentó que este encuentro culinario ha permitido “empoderar” a las cocineras tradicionales y que sean “reconocidas” por “los colores, el sabor y las texturas” de sus platos.

“Son mujeres apasionadas que viven y dan valor agregado a lo que ellas hacen”, sostuvo el gobernador, cuya administración fundó esta cumbre hace seis años para potenciar el turismo gastronómico en un estado que hasta entonces solo era conocido por su arquitectura y naturaleza.

Márquez se confesó entre risas “fascinado” por los platos basados en nopales y mole, que demuestran que la gastronomía va mucho más allá de la cajeta y las fresas.

Con esta filosofía, la chef Griselda Espinosa, originaria de Ciudad de México, se trasladó a Guanajuato para realizar una investigación gastronómica a lo largo de los 46 municipios que conforman el estado.

“Cuando llegué a Guanajuato pregunté por los platillos típicos y me mencionaron muy poquitos. Me dijeron que en Guanajuato casi no hay gastronomía y me pregunté cómo era posible eso en un estado con tanta tradición e historia”, relató.

Espinosa, que lleva 25 años en Guanajuato, publicó un atlas gastronómico de referencia para entender la cocina del estado, en el que relata el origen de los distintos platillos, muchos vinculados a tradiciones religiosas.

De acuerdo con la gastrónoma, Guanajuato cuenta con bebidas con denominación de origen “muy bien calificadas” como el mezcal y el vino, y hay municipios que conservan arraigadas tradiciones prehispánicas como cocinar en ollas de barro o comer rata de campo.

“Obviamente en Ciudad de México confluyen muchas cosas pero la gastronomía de Guanajuato tiene tradición y sabor a tierra”, sostuvo Espinosa, quien ya no pretende regresar a la capital mexicana.

En el encuentro, cocineras de todo el estado mostraron los ingredientes endémicos y los platillos típicos de sus municipios, como tortillas pintadas con colorantes naturales, ricos quesos o picantes chiles solo aptos para los paladares más preparados.

Doña Tere es una anciana de Salamanca, municipio del centro de Guanajuato, que asistió al encuentro de cocineras tradicionales presumiendo de la cocina de su pueblo, que comenzó a aprender a los ocho años gracias a su madre.

Confesó que su municipio no tiene una gran tradición gastronómica, pero le puso mucho empeño para preparar la sopa de fideos, que “es lo que se comía antes en las haciendas”, así como la carne de cerdo con chile y los frijoles rojos.

¿Cuál es el secreto para hacer unos buenos fideos? Doña Tere lo tiene claro: “El amor”.

Guanajuato empodera sus cocineras tradicionales para proyectar su gastronomía

Lo más visto

Minuto a minuto